Suscriptor digital

La TV de la que hablaremos en 2019: ficciones británicas, competencias de baile y realities osados

The Little Drummer Girl, miniserie sobre la novela de espionaje de John Le Carré, con Florence Pugh y Alexander Skarsgard
The Little Drummer Girl, miniserie sobre la novela de espionaje de John Le Carré, con Florence Pugh y Alexander Skarsgard
Marcelo Stiletano
(0)
20 de octubre de 2018  • 00:01

Las claves y las tendencias de la TV que veremos en 2019 quedaron a la vista, como cada año, en Mipcom, el encuentro más importante del año para la industria realizado en el Palacio de los Congresos de Cannes. Los dramas una vez más dominan el terreno de las ficciones, con Rusia, el Reino Unido y España a la cabeza de las producciones que despertaron a priori el mayor interés. Y por el lado de los reality shows, asoma un curioso desplazamiento en el exitoso formato documental de competencias entre personas anónimas que sueñan con ser famosas. Hasta ahora el canto era rey gracias a programas de éxito global como La voz. Ahora, la atención empieza a desplazarse hacia el mundo del baile. Y, por supuesto, no faltan ocurrentes novedades en los reality shows de citas, jugando cada vez más al borde de lo explícito en materia sexual y explotando el morbo de participantes y espectadores.

El termómetro del estado de la TV, como ocurre siempre en Mipcom, pasa por las dos convocatorias a sala llena de The Fresh TV, el observatorio de formatos y comportamientos televisivos que maneja la suiza Virginia Mouseler. Lo primero que hizo notar este año es la visible tendencia a la baja de las adaptaciones locales de los cinco formatos televisivos más importantes y de mayor alcance global: The Wall, Masterchef (en sus dos variantes, la tradicional y la "junior", con chicos cocineros), Ex On the Beach, This Time Next Year y The Four. Entre ellos sumaron apenas 34 versiones diferentes durante 2018, frente a las 64 adaptaciones de casos similares registradas en 2011. Pero la novedad es que esa reducción va de la mano de un espíritu de renovación. Según Mouseler, el 78% de los formatos televisivos más importantes de la actualidad tiene menos de cinco años.

De los cinco más vistos alrededor del mundo, los dos primeros ya son conocidos por el público argentino. The Wall tuvo su estreno vía Telefe en 2017, con Marley como conductor y una costosa producción realizada en San Pablo, hoy imposible de continuar en este escenario pos-devaluación. Masterchef ya demostró su eficacia en el mismo canal a través de sus dos expresiones (los grandes y los pequeños). Y los otros tres están en condiciones de tener, más tarde o más temprano, sus versiones en la Argentina.

This Time Next Year (Reino Unido) es un reality documental que acompaña a varias personas resueltas a llevar adelante cambios drásticos y rotundos en su vida (tener un hijo, hacer el viaje soñado, construir una casa, modificar su apariencia) y muestra cómo pudieron lograrlo. En Ex On the Beach (también británico), varias parejas son alentadas a descubrir nuevos amores en una atmósfera paradisíaca hasta que todo se complica cuando llegan al lugar los ex, dispuestos a recuperar el amor perdido o a vengarse de alguno de los participantes. Y The Four (creado en Israel y ya adaptado en Estados Unidos por Fox) es un certamen de talentos al estilo de La voz que comienza con la coronación de sus cuatro finalistas, desafiados desde allí por nuevos aspirantes.

The Four, un formato de competencia de canto israelí en donde los cuatro finalistas batallan por no ser reemplazados por el resto de los participantes
The Four, un formato de competencia de canto israelí en donde los cuatro finalistas batallan por no ser reemplazados por el resto de los participantes

Del canto a la danza

Cualquiera de los nuevos reality shows que tienen a las competencias de baile como eje podría sumarse tranquilamente a esta lista en los próximos meses. En Mipcom sonaron fuerte varios de ellos. En Dance As One (Holanda) participan grupos de danza expuestos a la más perfecta cámara lenta para demostrar cuán sincronizados se mueven sus integrantes. En Flirty Dancing (Reino Unido), cada competidor se mueve en la pista junto a un desconocido que puede convertirse en su potencial pareja. Y en Dance to the Music (Reino Unido), los bailarines tendrán que mostrar sus habilidades "a ciegas", sin la ayuda de una pista musical. Mouseler y The Wit creen que estos shows danzantes podrían reemplazar en el corto plazo a los certámenes de talento para voces, que sin embargo encuentran hoy un espacio de renovación con Secret Audition, un formato francés que estimula a los tímidos y a todos los que no se animan a cantar en público.

Otros reality shows muy comentados en Cannes se mueven en los extremos (a veces muy riesgosos) de las relaciones humanas. El británico The Circle (para muchos la versión actualizada de Gran Hermano) propone la convivencia en un mismo edificio de personas que nunca se comunican cara a cara, sino exclusivamente a través de sus perfiles de redes sociales, reales o inventados. Esta regla habilita, entre otras cosas, la posibilidad de premiar el engaño cuando ese perfil alcanza la perfección desde su condición de ficticio. Más lejos todavía apunta el formato francés Making Love, en el que seis desconocidos se someten al veredicto de un algoritmo "científico" y son unidos en diferentes parejas para tener relaciones sexuales apenas llegan al programa. Las cámaras siguen ese momento íntimo y sus secuelas, en las que ellos deciden si están dispuestos a seguir conociéndose o no.

The Circle, el reality británico que juega con el encierro y las identidades virtuales de los participantes
The Circle, el reality británico que juega con el encierro y las identidades virtuales de los participantes

En el terreno familiar se destacó este año Born Famous (Reino Unido), que alienta a hijos de ricos y famosos a experimentar la vida que tuvieron sus padres a la misma edad. Sus primeros participantes fueron el hijo del chef Gordon Ramsay y la hija de Mel B., una de las Spice Girls. Y más atención todavía despertó la presentación de Voices from the Grave, también británico, en el que un grupo de enfermos terminales graba mensajes que sus familiares recibirán, post mortem, en forma de holograma, cuando se reúnan para algún cumpleaños.

Por el lado de las ficciones, el Reino Unido también ocupa buena parte de los primeros planos. The Little Drummer Girl, nueva adaptación de la novela de John Le Carré La chica del tambor, es una de las series que despertó mayor atención en Mipcom . Producida en conjunto por la BBC y AMC y a punto de estrenarse en Estados Unidos (19 de noviembre), esta compleja y fascinante historia de espías instalada en el conflicto árabe israelí durante los años 70 marca el debut televisivo del director coreano Park Chan-Wook ( Oldboy). Sus protagonistas son Florence Pugh, Alexander Skarsgard y Michael Shannon.

John Turturro encabeza una nueva versión de El nombre de la rosa, la novela medieval de Umberto Eco
John Turturro encabeza una nueva versión de El nombre de la rosa, la novela medieval de Umberto Eco

Invasión británica

Para Mouseler, esta temporada resulta especialmente atractiva para las ficciones británicas. El informe de The Wit le dio un lugar destacado al éxito de audiencia más grande del año para la BBC, el thriller político Bodyguard, que está a punto de llegar a la Argentina a través de Netflix. Lo mismo pasó con The Cry, sobre una mujer enfrentada a una pesadilla desde el momento en que su hija desaparece durante un viaje por Australia.

También desde el Reino Unido prometen "romper con el último tabú" a través del lanzamiento de la comedia dramática The Bisexual y apuntalar el esperado regreso (después de 30 años) a la TV de Richard Gere , al frente del retrato de la crisis de una poderosa familia en MotherFatherSon. La actualidad estará presente con Brexit, crónica del crucial cambio político que vive hoy el Reino Unido con Benedict Cumberbatch como figura central.

No faltan las adaptaciones ambiciosas de títulos clásicos y muy conocidos, como el nuevo Drácula (Reino Unido) que preparan Mark Gatiss y Steven Moffat, los artífices de Sherlock, y la ambiciosa adaptación en ocho capítulos de El nombre de la rosa, de Umberto Eco, coproducción germano-italiana protagonizada por John Turturro y Rupert Everett.

Escape at Dannemora, con Benicio del Toro y Paul Dano, sobre la fuga de una cárcel neoyorquina
Escape at Dannemora, con Benicio del Toro y Paul Dano, sobre la fuga de una cárcel neoyorquina

Otra estrella que pasó por Mipcom fue Ben Stiller, director de Escape at Dannemora (Estados Unidos), serie basada en hechos reales ocurridos a partir de la fuga de dos asesinos ( Benicio del Toro y Paul Dano) de una prisión neoyorquina. Estados Unidos también apuesta a la serie Project Blue Book, inspirada en un caso de investigaciones oficiales de tres décadas sobre el fenómeno ovni. Rusia apuesta fuerte con ficciones de alta tensión como An Ordinary Woman (sobre una mujer que vive una doble vida entre la venta de flores y el manejo de una red de prostitución vía WhatsApp) y el thriller psicológico Trigger. Y España apuesta fuerte con El embarcadero, que reúne al creador de La casa de papel, Álex Pina, con uno de sus protagonistas, Alvaro el "profesor" Morte.

No pasó inadvertida, finalmente, la presencia argentina. Mouseler y The Wit incluyeron 100 días para enamorarse como una de las ficciones más relevantes del momento. Lali Espósito atrajo varias miradas en la presentación de su certamen de talento que emite aquí Fox. Y Adrián Suar, un habitué de Mipcom, acompañó con su presencia el anuncio de la ficción política al estilo House of Cards producida por Pol-Ka, Eltrece, Cablevisión y Oficina Burman anunciada anteayer y que promete ser una de las grandes atracciones futuras de la pantalla argentina. Otra de las claves de la TV que veremos en 2019.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?