Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

La Justicia, cercada; La marcha peronista; Escolaridad; Caso de aborto; Ley, orden, progreso; Ley de alquileres; Falta de accesibilidad; Modus operandi
(0)
20 de octubre de 2018  

La Justicia, cercada

Cerca de la localidad de Cannas, en la Apulia italiana, el 2 de agosto del año 216 a.C., durante la Segunda Guerra Púnica, Aníbal Barca, en una maniobra que se ha tornado en modelo de estudio de la historia militar, rodeó al ejército romano -muy superior en efectivos al propio- y lo aniquiló. En el campo militar, difícilmente una fuerza rodeada en los 360 grados pueda salir airosa de una batalla. El cerco es letal y solamente una acción audaz y valiente puede romperlo. El caso de Pablo Moyano, acusado de integrar una asociación ilícita, muestra sin mayor análisis a una Justicia rodeada, cercada por presiones de importantes instituciones de la sociedad. Al igual que el ejército romano en Cannas, la Justicia está dentro de un cerco donde difícilmente pueda desarrollar su misión con equidad, equilibrio y en derecho. El sindicalismo, la Iglesia, el peronismo, el progresismo y la izquierda reaccionaria apremian sibilinamente o directamente amenazan a la Justicia si esta llegara a detener a Moyano. No es el primer caso que se plantea en el cual la Justicia, embretada y temerosa, termina recorriendo el camino de juicios interminables, carentes de legalidad y de sentencias injustas.

Mientras la Justicia esté cercada y no esté dispuesta a romper el cerco con valentía, no habrá república.

Florencio Olmos

DNI 5.941.080

La marcha peronista

El Día de la Lealtad se entonó en diferentes actos partidarios la marcha peronista. Esta conspicua y curiosa alegoría declama que el general Perón y sus adeptos, "la gran masa del pueblo", combaten al capital. Si bien los diferentes gobiernos peronistas, de 1945 en adelante, han hecho un enorme esfuerzo por mantener a esa gran masa descapitalizada y bajo alarmantes índices de pobreza, sus acaudalados referentes partidarios, incluyendo los capos sindicales, funcionarios afines y líderes del movimiento, han demostrado todo lo contrario. Las evidencias indican que al capital no solo no lo han combatido, sino que lo han acumulado con notable codicia.

Como del ridículo no hay vuelta atrás, ¿no habrá llegado la hora de que cambien la letra de la marcha?

Carlos Alejandro Arteaga

DNI 10.736.136

Escolaridad

Honor a LA NACION por la dimensión del espacio que dedica desde siempre a la educación. Oppenheimer investiga y machaca desde hace tiempo sobre las ventajas que nos sacan los países más exitosos con esfuerzos inverosímiles. Narodowski pone el foco en la realidad argentina, con una lucidez digna de un gran investigador, basado en estadísticas pero fundamentalmente en enfoques pedagógicos que suscribiría sin reservas la gran Hannah Arendt. Ahora bien, la Argentina está como siempre enfrentando una nueva crisis presupuestaria que demandará años superarla. En este mientras tanto, deberíamos fijar la máxima prioridad de inversión en la escolaridad temprana (digamos la edad de 3 a 10 años) de los chicos menos favorecidos y esto no sería discriminación con respecto a los hijos de familias sin penurias. Jornada completa, tecnología verdaderamente pedagógica y actividades extracurriculares formativas y socializadoras los fines de semana asegurarían a los más pequeños y más pobres lo que no les pueden ofrecer sus padres por la nefasta cadena de transmisión de la pobreza e ignorancia desde hace muchas generaciones. Esta política debería implementarse con una condición sine qua non: inculcarles el valor moral y material del esfuerzo, y exigirles con adecuados medidores, para no invertir en balde y asegurarnos de que puedan desarrollar un pensamiento crítico con miras a mejorar y no destruir el mundo, a medida que crezcan.

Modestamente, pero con énfasis, queremos alertar sobre que sin estos cambios no conseguiremos el tan declamado, pero realmente necesario, cambio cultural. Y el tiempo apremia, como demuestra Oppenheimer en su libro más reciente.

Carlos Tonelli

DNI 18.796.008

Caso de aborto

Respecto de lo informado en la edición del 9 del actual ("Intentaron frenar un aborto legal en el hospital Rivadavia"), quisiera señalar lo siguiente: 1) Se dijo que habríamos intentado frenar un "aborto legal". Ahora bien, el aborto no es legal. Intentamos frenar -y estamos orgullosos- un asesinato. Porque todo aborto provocado rompe el juramento hipocrático. Un bebé fruto de una violación no vale menos que otro. 2) Se habló del aborto no punible como un derecho, pero ¿cómo podría el aborto no punible ser una acción antijurídica que no será penada y, a la vez, un derecho? 3) El fallo F.A.L., fundamento del protocolo ILE, tuvo lugar en marzo de 2012, mientras que el aborto sobre el cual se pronuncia se practicó antes: un fallo en abstracto, pero ningún juez falla así. 4) El aborto no es un procedimiento "médico" aunque pueda ser realizado -abusando de su ciencia o arte, como dice el Código- por médicos. 5) En relación con mi propia denuncia penal, se dijo que mi prueba habría sido "un mensaje de alerta" virtual. No es así. La prueba fue la conversación con el director del hospital, quien reconoció que el aborto "se estaba estudiando". 6) El artículo reproduce una frase de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, que -hablando de los que intentamos impedir el asesinato- sostiene: "No podemos aceptar que se siga quebrantando la ley". Ahora bien, hacer apología del aborto -como hace la Red- es un delito. ¿Los mismos que pisotean la ley dicen estar interesados en ella?

Juan Carlos Monedero

DNI 31.915.771

Ley, orden, progreso

Me siento identificado con la carta de Jovina Elena Luna, publicada el 14 de octubre. Es indignante que hayamos pagado 50 millones de pesos a los familiares de los once terroristas montoneros que atacaron el 5 de octubre de 1975, en democracia, el Regimiento de Infantería de Monte 29 en Formosa, pero que la madre de uno de nuestros soldados, Hermindo Luna, hermano de la autora de la carta, haya percibido 286 pesos en 2006, en su última pensión por el asesinato de su hijo. Irritante es también que en el Parque de la Memoria de la ciudad de Buenos Aires figuren los nombres de los once asesinos, que por artilugios ideológicos devinieron en héroes. Le solicito al Presidente y al jefe de gobierno de la CABA que eliminen del protocolo la visita a ese Parque en ocasión de la inminente Cumbre del G-20. Sería un vejamen para la memoria de humildes víctimas del terrorismo y de sus familias que los jefes de Estado visitantes vayan a honrar a asesinos. Como mínimo, que depuren previamente la lista de víctimas del terrorismo de Estado de modo que no aparezca ninguno que atentó contra la democracia y mató a soldados que estaban descansando un día domingo. Debe saberse que los soldados asesinados eran los más humildes del Regimiento, pues no tenían suficientes medios para costearse el transporte para reunirse con sus familias residentes en parajes alejados de Formosa.

Si en serio queremos reencaminar nuestro país debemos apegarnos a la ley, el orden y el consiguiente progreso. Honrar e indemnizar a asesinos no es ni "ley ni orden". Y, dicho con certeza, no nos deparará "progreso" alguno.

Alberto Asseff

Diputado nacional M.C.

DNI 4.394.932

Ley de alquileres

Le pido al gobierno que voté que recuerde. Yo ya lo viví. La ley de alquileres de la época de Perón benefició al principio a unos pocos inquilinos y luego de un breve período no se conseguían viviendas en alquiler, los impuestos superaban la renta y disminuyó la construcción.

Dejen que los ciudadanos lleguen a un acuerdo, sin que el Gobierno se entrometa.

Jorge Arzeno

DNI 4.069.911

Falta de accesibilidad

Acceso Ya es una ONG que busca, entre otras cosas, obtener accesibilidad en toda la red de subterráneos de la ciudad de Buenos Aires. En 2017, se incorporó como coactor en el proceso judicial contra Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado, Metrovías SA, el Ente Único Regulador de los Servicios Públicos y el GCBA. Logramos que se dictara una medida cautelar. La problemática por falta de accesibilidad de los subtes se da en las estaciones: de un total de 83, solo 28 son accesibles. Esto significa que el 67% es inaccesible. En consecuencia, necesitamos que todos se hagan eco de nuestra lucha por conseguir una ciudad sin barreras y que los medios de comunicación informen sobre el arduo trabajo que realizamos para garantizarles a los usuarios la posibilidad de acceder a la celeridad de traslado que ofrece el subte.

María Josefina Macías

Coordinadora Acceso Ya

DNI 30.997.653

Modus operandi

El martes pasado al llegar a la cochera de mi oficina (zona muy tranquila, pleno mediodía, bastante gente dando vueltas), dos motochorros rodearon mi auto, me rompieron el vidrio y me robaron la mochila con compu, plata, anteojos, llaves, etcétera. Nada nuevo, dirán. Es cierto, lamentablemente esta historia ya debe haber sido contada miles de veces. Lo curioso es que la mecánica parece calcada. Te fichan en la zona bancaria, especialmente si llevás una mochila, y te siguen hasta donde sea: un semáforo que te detiene o tu lugar de destino. Allí te atacan y te roban. Supongo que hay varios puntos de partida, pero uno recurrente es el estacionamiento que está en Corrientes y Reconquista, junto al Banco de Tokio. No quiero "estigmatizar" a ese estacionamiento, pero por lo que me contaron, muchos de estos incidentes arrancaron desde allí. Parece ser un modus operandi muy frecuente, pero las autoridades no parecen registrarlo.

Raúl López Rossi

DNI 10.703.082

En la Red

El asesinato de Sheila

Facebook

  • "Y cuántos niños viven en familias con violencia familiar, hacinamiento... y todas las variables que ocurren en un contexto sociocultural vulnerable. Sin palabras..." - Valeria Vargas
  • "El problema es que siempre se llega tarde a la vida de estos niños" - Denisse Solmoirago
  • "Es el resultado de los políticos que dejaron que la Argentina se convirtiera en un paraíso para narcos, y de planes asistenciales que fomentan el no trabajo" - Jorge Lobito

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?