Suscriptor digital

Tensión en la frontera mexicana con la caravana amenazada por Trump

Los migrantes intentan franquear el paso a Ciudad Hidalgo
Los migrantes intentan franquear el paso a Ciudad Hidalgo Fuente: Reuters - Crédito: Edgard Garrido
Los cerca de 4000 migrantes derribaron la valla limítrofe del lado guatemalteco y fueron reprimidos tras completar el cruce del puente internacional hacia Ciudad Hidalgo
(0)
20 de octubre de 2018  

TECÚN UMÁN, Guatemala.- Decididos a llegar a cualquier precio a Estados Unidos, los miles de migrantes que avanzan en caravana desde Honduras derribaron ayer una cerca del lado de Guatemala y enfilaron al cruce con México, donde se enfrentaron con la policía.

En medio del desborde, las autoridades fronterizas permitieron la entrada de decenas de mujeres y niños pero se abrió la incertidumbre sobre el resto del contingente, tras un anuncio inicial de que podrían ingresar de manera escalonada.

La caravana desató la ira del presidente norteamericano, Donald Trump, que durante la semana amenazó con cerrar y militarizar su frontera y hasta con retirar la ayuda que su país brinda a los países centroamericanos. "No van a entrar a este país, incluso también podrían dar la vuelta", insistió ayer.

De visita en México, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, declaró en conferencia de prensa que "el presidente Donald Trump ha sido claro con respecto al tema más importante que enfrentamos hoy", y dijo que "el problema se está acercando a niveles de crisis".

Luego de quebrar la seguridad y derribar una valla de contención en el cruce de Tecún Umán, en Guatemala, la caravana de unos 4000 migrantes emprendió camino hacia el puente que conecta con México para llegar a la garita migratoria, donde un grupo de jóvenes que iba a la vanguardia se enfrentó con la policía, que les arrojó gases lacrimógenos, mientras el resto de la fila de migrantes se replegaba.

Algunas mujeres se desmayaron durante el trayecto de un puesto fronterizo al siguiente, y los más jóvenes se daban ánimos con las banderas hondureñas que llevan desde el comienzo de la travesía, el fin de semana pasado. Los vecinos del lado guatemalteco de la frontera intentaron ayudarlos a sofocar el calor con chorros de agua.

El lado mexicano estaba resguardado por la policía fronteriza y otros uniformados enviados por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Algunos migrantes lanzaron piedras para que se les permitiera el paso y en la refriega hubo varios heridos de ambos bandos, además una periodista del diario El Universal.

Trump, que sigue con atención cada escala de la caravana, tomó nota del despliegue policial y le agradeció a México sus esfuerzos. "Está siendo frenada desde este momento por México. Por lo tanto, apreciamos mucho lo que México está haciendo", dijo a periodistas. Más tarde se permitió la entrada de algunas mujeres y chicos, y crecía la expectativa por lo que podría suceder con el grueso de la marcha.

México ha dicho que quienes tengan pasaporte o visa podrán entrar y los que presenten solicitudes de refugio serán atendidos.

"Si va a haber un ingreso, será en los términos que se ha dicho desde un principio: ordenado, con procedimientos establecidos, jamás por la violencia ni por la fuerza como se pretendió por un grupo de personas", dijo el comisionado de la policía mexicana, Manelich Castilla.

Del lado mexicano un helicóptero militar sobrevolaba el lugar. "¡Somos hondureños, no somos traficantes, somos inmigrantes!", gritaban varios mientras avanzaban hacia el cruce fronterizo.

Las balsas que normalmente transportan a multitudes de personas a través del río fronterizo Suchiate esta vez trasladaban casi únicamente mercancías, tras ser advertidas por las autoridades que se abstuvieran de llevar pasajeros.

La larga marcha de los migrantes

  • Cerca de 4000 migrantes hondureños partieron hace una semana de San Pedro Sula con el objetivo de llegar a Estados Unidos
  • La marcha encendió la furia de Donald Trump, que exigió a los gobiernos centroamericanos que no le permitieran avanzar
  • México reforzó la frontera con contingentes de la policía federal, que salieron al cruce de los migrantes cuando intentaban forzar su entrada al país

Agencias AP, DPA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?