Cruces con opositores en un panel de alto voltaje

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Laspina se defendió ante las críticas de Pichetto y Lavagna por la economía
Maia Jastreblansky
(0)
20 de octubre de 2018  

MAR DEL PLATA.- En uno de los momentos de mayor voltaje político y frente a una audiencia de 1000 hombres de negocios, el jefe del bloque del PJ en el Senado, Miguel Pichetto , manifestó ayer en el Coloquio de IDEA que "hay una gran incertidumbre sobre si vuelve el fantasma del pasado" y vaticinó que "los empresarios van a parar las inversiones el año que viene hasta que se aclare la cuestión electoral".

"La doble banda cambiaria no va a funcionar. Parece que la conducción económica no sabe de historia. Esto ya lo hizo [el exministro de Economía durante la dictadura militar José Alfredo] Martínez de Hoz y fracasó", provocó Pichetto en un panel en el que se cruzó con el diputado de Cambiemos Luciano Laspina y el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna.

Pichetto criticó duramente el nuevo esquema impositivo y de retenciones impulsado por el Gobierno. "El ajuste ya se hizo sobre los sectores del trabajo con devaluación, inflación y salarios a la baja. No estoy de acuerdo con aumentar Ganancias y con los impuestos al petróleo en la Patagonia. Y las retenciones generan incertidumbre", subrayó.

Laspina le respondió y defendió la aplicación de retenciones a la exportación en el contexto de devaluación y la reforma del impuesto a los bienes personales. "En las negociaciones con las provincias, los gobernadores buscaron compensación de ingresos y exigieron bienes personales como compensación", justificó.

Y agregó: "Hemos puesto impuestos a las exportaciones y sabemos que es un mal impuesto pero les pedimos a los exportadores que en la devaluación hagan su aporte. Sabemos que bienes personales puede ser distorsivo, pero es un impuesto progresivo dentro de un sistema tributario general que es profundamente regresivo. Nadie impulsa esta idea con alegría".

En otro cruce acalorado por el debate del Presupuesto, Lavagna cuestionó el "déficit cero" impulsado por el oficialismo. "No vamos a déficit cero, vamos a tener 3,3 de déficit fiscal. Aumentar la tasa de interés tiene costo fiscal. Me parece muy malo que se vuelva a poner bienes personales porque le va a pegar a la clase media y a sectores productivos como el campo. Estamos en una situación de parches", dijo el massista. Y agregó: "La solución no es simplemente ajustar el gasto, la solución tiene que ser crecer. Aumentar los impuestos a la producción no va a ser la salida. Si no crecemos a las retenciones al campo no las vamos a sacar nunca".

Laspina le respondió que "para crecer se necesita estabilidad macroeconómica y estabilidad en las cuentas públicas". "Sino es el huevo y la gallina", remató.

Finalmente, en una dura interpelación al contexto judicial marcado por la causa de los cuadernos de las coimas, Pichetto evaluó el devenir de las empresas. "Es importante que la Justicia avance y defina responsabilidades. Pero hay que salir de la visión meramente jacobina. Muchos de los empresarios investigados el año pasado estaban acá. Cómo hacemos para evitar los efectos colaterales como ha pasado en Italia después del Mani Pulite y en Brasil con el Lava Jato. Nadie quiere la impunidad, pero cómo hacemos para defender a nuestras empresas y el trabajo argentino", dijo en uno de sus tramos más polémicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?