Suscriptor digital

La tía de Sheila dijo que no sabe qué pasó con la menor

La mujer fue imputada por el crimen de su sobrina
La mujer fue imputada por el crimen de su sobrina
(0)
20 de octubre de 2018  • 21:31

Leonela Ayala, tía y madrina de Sheila , se corrió de la escena del homicidio de su sobrina y manifestó que el día del asesinato no estuvo en su casa. Explicó que se había ido con sus hijos y que su pareja, Fabián González, también detenido, fue el único que se quedó en la vivienda.

Con esta declaración, la acusada no ratificó los dichos que habría expuesto ante los policías que la detuvieron el jueves pasado, cuando habría manifestado: "Tomamos droga y alcohol. No sabemos cómo llegamos a eso".

Todavía internada en la Maternidad Eva Duarte de Perón, de Malvinas Argentinas,donde dio a luz a su cuarto hijo, la imputada declaró durante casi una hora y media, ante el fiscal Gustavo Carracedo, acompañada por la defensora oficial Patricia Kenny.

De confirmarse sus dichos, su pareja, habría tenido la oportunidad durante más seis horas entre las 11.30 y las 18 del domingo pasado para secuestrar y matar a Sheila en un supuesto intento de abuso, sin la participación de Ayala. Más allá de su declaración, la mujer seguirá presa .

González, en cambio, se negó a declarar ayer cuando fue informado de la imputación de homicidio doblemente agravado por alevosía y femicidio. Esa calificación derivaría en una condena a cadena perpetua en caso de ser encontrado culpable. Leonela Ayala, hermana del padre de Sheila, y su pareja fueron detenidos el jueves pasado tras ser encontrado el cuerpo de Sheila en una medianera cercana a la vivienda de los sospechosos. Ese predio ocupado por varias familias será desalojado.

Ayala, de 25 años, el viernes dio a luz a su cuarto hijo, el tercero con González, y luego conoció la decisión judicial que le quitó la tenencia de esos menores, incluyéndose al recién nacido. Esa determinación habría impulsado su decisión de dar testimonio ante el fiscal Carracedo. La imputación en su contra es por homicidio agravado por alevosía. En la acusación de la fiscalía se iguala responsabilidad de González y Ayala en el momento de cometer el crimen. La instrucción primaria de la Justicia considera que la hermana del padre de Sheila y su pareja "idearon un plan común para causar la muerte de la menor".

El informe preliminar de la autopsia reveló que Sheila fue estrangulada y que luchó por su vida. La hipótesis es que se defendió de un intento de ataque sexual y rasguñó a su agresor, su tío, quien tiene marcas en los brazos compatibles con heridas provocadas por alguien que intentó defenderse.

El cuerpo de Sheila fue despedido en el cementerio municipal de San Miguel y solo participó de la ceremonia la familia materna.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?