Suscriptor digital

Recortes en partidas sensibles del área de Salud

Fuente: Archivo
Son programas que sufren una merma para 2019; las explicaciones del secretario Rubinstein
Gabriel Sued
(0)
21 de octubre de 2018  

El proyecto de presupuesto 2019 incluye recortes en una docena de programas del exministerio de Salud, hoy Secretaría de Gobierno de Salud . Así surge de comparar el presupuesto vigente de este año para cada uno de los programas del organismo con los mismos ítems del plan de ingresos y gastos para el año que viene, aplicando en el cálculo la inflación promedio de 34,8%, que figura en el presupuesto 2019.

Según un estudio de la Fundación Soberanía Sanitaria -que preside Nicolás Kreplak, viceministro de Salud durante el gobierno de Cristina Kirchner-, el recorte global en el área es del 8,1% en términos reales. Para hacer la comparación, se tomaron en cuenta solo los programas que permanecen en el organismo, explicaron en la fundación.

El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein , negó esos datos a LA NACION. "El aumento del presupuesto es del 40% respecto del crédito vigente. Pasa de $45.000 millones a $73.000 millones", dijo, y agregó: "El ministerio tiene fuentes de financiamiento extrapresupuestarias. Las interpretaciones lineales llevan a conclusiones equivocadas".

El funcionario puntualizó que el organismo se vio muy afectado por la devaluación porque muchos de los insumos son importados, pero aseguró que "está absolutamente garantizado el presupuesto" de todos los programas. "En el programa de sida el aumento presupuestario fue de aproximadamente 38% y ya teníamos todo el aprovisionamiento hasta el segundo semestre de 2019. Para muchos programas ya tenemos el stock. En la compra de leche, hay más de $1000 millones que pasaron a Desarrollo Social, que se va a encargar de la entrega y distribución. No se puede hacer una lectura lineal de los datos", insistió.

Efectivamente, el programa Lucha contra el Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual e Infectocontagiosas exhibe un incremento real del 3,9%. Otros tres programas que muestran aumentos son Fortalecimiento de la Capacidad del Sistema de Salud, Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles y Cobertura Universal de Salud (CUS) - Medicamentos.

El resto de los programas, sin embargo, exhiben recortes reales en la comparación interanual:

Atención de la Madre y el Niño. Pasa de $1498 millones a $477 millones, lo que significa una disminución real del 76%. "La reducción se refleja dado que la compra de leche maternizada para 2019 fue centralizada en Desarrollo Social por un valor aproximado de $1170 millones", respondieron en Salud.

Desarrollo de Estrategias en Salud Familiar y Comunitaria. Disminuye un 66% real, de $951 millones a $439 millones. "El programa se encuentra en proceso de reformulación. Se evaluará la compensación, como en 2018, a través del fideicomiso CUS, a fin de garantizar las transferencias previstas".

Prevención y Control de Enfermedades Endémicas como Chagas, dengue y fiebre amarilla. Se observa una reducción real del 56,1%, al pasar de $362 millones a $219 millones. "La promoción y el control de la tenencia responsable de perros y gatos pasa a formar parte de otro programa, con un monto de $49 millones", dijeron en Salud.

Cobertura de Emergencias Sanitarias. Pasa de $32 millones a $24 millones, un recorte real del 44%. "Los gastos operativos 2019 están garantizados con el presupuesto previsto", respondieron en Salud.

Prevención y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles. El recorte real es del 35,8%, dado que el presupuesto cae de $1126 millones a $975 millones. "Se está reestructurando el programa con financiamiento del Banco Mundial y redefiniendo las actividades", contestaron en Salud.

Atención Sanitaria en el Territorio. Cae un 31,3% real, dado que pasa de $143 millones a $176 millones. "Se redefinieron las actividades de 2019. Está garantizado el funcionamiento del programa. Sus componentes de gastos no tienen impacto inflacionario", dijeron en Salud.

Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable. El presupuesto pasa de $481 millones a $560 millones. Es un aumento nominal del 16,4%. Pero si se toma en cuenta la inflación, la caída real es del 14,7%. "En 2018, los entonces ministerios de Salud y de Desarrollo Social pusieron en vigencia el programa de prevención del embarazo no intencional en la adolescencia. El Ministerio de Salud realizó la compra de todos los insumos para llevarlo adelante. Con ese fin, se tomó crédito presupuestario de otros programas. A fines de septiembre, el Ministerio de Desarrollo Social reintegró los créditos presupuestarios a Salud por $115 millones, dando, entonces, para el presupuesto 2018 un monto de $366 millones. Esto muestra un incremento nominal del 14% para 2019. Las órdenes de compra adjudicadas cubren el stock hasta el primer cuatrimestre de 2019, con precios de 2018", respondieron en Salud.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?