Suscriptor digital

Presentan en la SIP los desafíos que afronta la prensa argentina

Dessein presentó en la asamblea el informe de ADEPA
Dessein presentó en la asamblea el informe de ADEPA Crédito: Javier Corbalán
Daniel Dessein, de ADEPA, dijo que se recuperaron los estándares de libertadde prensa, pero la sustentabilidad de la industria periodística atraviesa una crisis preocupante
Alan Soria Guadalupe
(0)
21 de octubre de 2018  

SALTA.- La recuperación de los estándares de libertad de prensa desde la salida del kirchnerismo del poder es mencionada con frecuencia entre los empresarios de medios y periodistas que participan de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), pero el sector atraviesa hoy un escenario preocupante. La crisis que atraviesa la sustentabilidad de la industria fue el eje de la exposición, aquí, de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

"Tormenta perfecta" fueron las palabras que usó Daniel Dessein, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de ADEPA, para describir la situación que atraviesan los medios en la Argentina. "Desde abril, el país sufre una grave crisis económica que impacta duramente en las empresas. Un aumento del 100% del dólar se sumó al alza del precio del papel, lo que multiplicó el gasto, la recesión retrajo la pauta privada y la oficial se redujo a la cuarta parte en el mismo período de 2017", graficó ante el auditorio del Centro de Convenciones de esta ciudad.

"El cuadro es una tormenta perfecta para que los medios puedan seguir ejerciendo su función", agregó Dessein, al tiempo que mencionó la necesidad de que se promuevan medidas que permitan la viabilidad del sector ante este contexto.

Pese a la fragilidad de la situación, sin embargo, ADEPA destacó la importancia de investigaciones, como la de los cuadernos de las coimas, en estos tiempos. "Abrió en un horizonte de incertidumbre una expectativa inédita de regeneración institucional y transparencia", dijo.

Dessein fue el primero de los expositores de una larga lista de representantes de entidades periodísticas del continente, que brindaron sus informes país por país, en algunos casos dramáticos. En lo que va del año hubo 29 periodistas asesinados y hay uno desaparecido. La SIP puso a consideración de la asamblea los documentos y mañana presentará sus conclusiones y resoluciones.

Como sostuvo desde el comienzo del gobierno de Mauricio Macri, ADEPA reiteró que los ataques a la libertad de expresión disminuyeron considerablemente. La percepción también fue mencionada anteayer por la gobernadora María Eugenia Vidal, quien dijo que es comprobable que la prensa ya no sufre escraches, persecuciones o juicios de valor públicos. Sin embargo, Dessein transmitió su inquietud por la multiplicación del número de periodistas "agraviados en redes sociales" desde el anonimato y enumeró los ataques sufridos por profesionales.

Formaron parte de ese listado las agresiones que recibió en agosto pasado el equipo de la nacion, por parte de simpatizantes kirchneristas en El Calafate, mientras trabajaban en la cobertura de los allanamientos a las propiedades de Cristina Kirchner. Los enviados de TN también recibieron insultos.

Entre otros casos registrados en el interior, Dessein mencionó los golpes y las amenazas que sufrió el periodista Nicolás Wiñazki en las inmediaciones del Congreso en mayo -durante el debate por el aumento de las tarifas a los servicios públicos- y el botellazo que le arrojaron a Gonzalo Bonadeo en Moscú, durante la cobertura del Mundial.

Por su parte, ADEPA volvió a condenar la censura del acto de presentación del documental Será venganza, durante la última Feria del Libro de Buenos Aires. La cinta fue cancelada, tras los reclamos de organizaciones de derechos humanos, que cuestionaban "el uso interesado de la memoria histórica" en torno a la dictadura militar.

Por su parte, la organización también hizo referencia a la discusión por el derecho al olvido, uno de los puntos que fue mencionado más de una vez en la asamblea, incluso por el juez Ricardo Lorenzetti.

Dessein planteó el caso por el que intervino la Justicia, en el que un cirujano pidió que se eliminaran los artículos escritos sobre una denuncia que le hicieron por mala praxis, causa en la que fue sobreseído.

Siguió luego la presentación de documentos que relatan nuevos casos de asesinatos, agresiones, censura, amenazas en la región. Venezuela, Nicaragua, Colombia y México son cuatro de los países con las situaciones más graves.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?