Suscriptor digital

Marc Márquez agiganta su leyenda: se consagró pentacampeón de MotoGP con solo 25 años

Fuente: Reuters
(0)
21 de octubre de 2018  • 11:04

MOTEGI (dpa).- El español Marc Márquez agigantó su leyenda en el circuito de Motegi al conquistar su quinto título mundial de MotoGP e igualar en la clasificación histórica al australiano Mick Doohan. El piloto de Honda ganó el Gran Premio de motociclismo de Japón por delante del británico Carl Crutchlow y del español Álex Rins, mientras que el italiano Andrea Dovizioso se fue al suelo a falta de dos vueltas.

El español de 25 años cuenta con 296 puntos en la general después de su octava victoria de la temporada y Dovizioso tiene 194, por lo que el italiano ya sólo puede alcanzar un máximo de 269 si gana las tres próximas carreras.

Dovizioso, de Ducati, necesitaba quedar por delante de Márquez para estirar la pelea por el título, pero arriesgó más de la cuenta y el español ya dio la última vuelta sabiéndose campeón del mundo. No es, para nada, una sensación que desconozca el piloto nacido en 1993 en Cervera.

Es el quinto título de MotoGP, la máxima categoría del motociclismo, para Márquez tras los conseguidos en 2013, 2014, 2016 y 2017. A esas dos coronas hay que sumar otra en 125 cc (2010) y otra más en Moto2 (2012). En total, siete mundiales con apenas 25 años. "Siete son muchos, pero la ilusión y las ganas son las mismas que en el primero", aseguró Márquez en los micrófonos del canal Movistar+. "Esperemos que me queden muchos más. Hay que celebrar todo momento bueno porque los malos llegan solos", añadió.

Con la victoria de hoy igualó los cinco títulos que celebró Mick Doohan entre 1994 y 1998 y ya solo tiene por delante a otras dos leyendas: los italianos Valentino Rossi y Giacomo Agostini, que ganaron siete y ocho títulos, respectivamente, en la categoría reina. Todos ellos, sin embargo, tenían más de 25 años cuando se proclamaron pentacampeones. "Doohan era un referente. Ahora le daré un fuerte abrazo en Australia (donde se disputa la próxima carrera) y le diré que lo siento, pero esperemos que esto no se frene aquí", dijo.

Márquez salió desde la sexta posición y necesitaba recuperar terreno para celebrar el título en la casa de Honda. Dovizioso había logrado la pole el sábado y hoy dominó la carrera durante las primeras 20 vueltas. Márquez estuvo casi todo el rato en la segunda posición. Si hubiera terminado así se habría metido medio mundial en el bolsillo. Le habría bastado con un duodécimo puesto en una de las tres últimas carreras para asegurarse el campeonato, pero el español quería celebrarlo delante de los jefes de Honda.

Adelantó a Dovizioso a falta de cuatro vueltas y obligó al italiano a arriesgar si quería estirar la lucha. "He provocado un poco el error de Dovi al colocarme primero y empujar", comentó después Márquez.

CELEBRACIÒN CON SUSTO PARA MÁRQUEZ

Márquez sufrió un inesperado percance nada más cruzar la meta: se le salió el hombro izquierdo al recibir el abrazo del piloto Scott Redding y se tuvo que tumbar en el asfalto para que varios miembros de su club de fans lo recolocaran. "¡Se me ha salido el hombro en la celebración!", dijo Márquez entre risas.

Después de que varios de sus fanáticos le colocaran la articulación, Márquez completó la vuelta de honor en el circuito de Motegi. Su club de fans le preparó además una máquina de videojuegos gigante y Márquez subió siete escalones para jugar. El premio era un casco negro y dorado en el que se leía "Level 7".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?