Suscriptor digital

"Se llevaron tu cuerpo pero tu risa permanecerá en mi alma", dijo la novia del periodista saudita asesinado

Hatice Cengiz dijo que Jamal Khashoggi no sospechaba que podía ocurrirle algo en el consulado
Hatice Cengiz dijo que Jamal Khashoggi no sospechaba que podía ocurrirle algo en el consulado Crédito: Redes sociales
(0)
21 de octubre de 2018  • 13:15

RIAD (AFP).- Se iba a casar con ella. El periodista saudita Jamal Khashoggi que el 2 de octubre ingresó al consulado de su país en Turquía y que desde entonces estuvo desaparecido hasta que ayer el gobierno de Arabia Saudita confirmó que murió en medio de una pelea en la sede diplomática, iba a casarse con la turca Hatice Cengiz. Por eso había ido al consulado. Para realizar los trámites.

Pero el plan quedó trunco. Hatice vio a su novio por última vez ese día de octubre al mediodía y no supo nada más. Se habían conocido en mayo, en una conferencia sobre política de Medio Oriente y el Golfo Pérsico. Él brindó una ponencia, ella se acercó con una pregunta y así comenzó el amor.

El mundo reacciona tras confirmación de muerte de Khashoggi - Fuente: AFP

01:51
Video

"Lo admiraba desde hacía tiempo. Nos involucramos emocionalmente y decidimos casarnos", asegura la mujer, quien aseguró que Khashoggi, que escribía columnas para The Washington Post, quería ser influyente en Estados Unidos y "la voz de los colegas que no pueden expresarse".

Hatice, de 36 años y estudiante de doctorado de la Universidad de Estambul, declaró a un medio turco además que "Jamal no tenía dudas porque en su primera visita al consulado, el 28 de septiembre, todo era positivo. Lo recibieron bien y le felicitaron por casarse. Dejó el consulado feliz y relajado tras su primera visita", según lo publicado por el diario El Mundo.

Y también se despidió en las redes. Allí, posteó un video de Khashoggi junto a una dedicatoria: "Se llevaron tu cuerpo de mi mundo. Pero tu hermosa risa permanecerá en mi alma para siempre mi amor".

Sin embargo, ella sabía que él podía estar en peligro. Sus textos críticos para con el reino de Arabia estaban en la mira. Por eso, admitió: "Una vez le pregunté a quién debería contactar si le ocurriera algún problema inesperado relacionado con su posicionamiento político respecto a su país. Me dijo que Yasin Aktay (un asesor del presidente turco Erdogan) era un viejo amigo, y que podría llamarle".

Pero no bastó. Según las versiones más firmes sobre la muerte del periodista, Khashoggi entró en el consulado y sin mediar palabra fue golpeado y drogado. Luego, cuando aún estaba vivo, comenzaron a torturarlo. Según unos audios del momento del crimen, que fueron escuchados por periodistas turcos, fue descuartizado con una sierra en la sala contigua al despacho del cónsul.

"Cuando hago esta tarea oigo música. Ustedes deberían hacer lo mismo", se oye decir a alguien que los investigadores creen que es el forense Salah Mohamed Tubaiqi, algo así como quien comandaba la organización del crimen, ayudado por un grupo de 15 agentes enviados a asesinar a Khashoggi.

Jamal Khashoggi
Jamal Khashoggi Fuente: AP

Periodista

Jamal Khashoggi pasó de ser alguien que conoció desde dentro a la familia real saudí a ser el detractor del todopoderoso príncipe heredero Mohamed ben Salman. En su última colaboración con The Washington Post, denunció las trabas a la libertad de prensa en el mundo árabe, y afirmó: "Desgraciadamente, esta situación probablemente no cambiará".

Tuvo una intensa carrera que lo hizo pasar en 35 años por el islam político de los Hermanos Musulmanes, la prensa saudí, los círculos dirigentes de Riad y los mayores diarios internacionales. Además, integró las redacciones de varias diarios saudíes, entre ellos Saudi Gazette y Asharq al Awsat, y cubrió el conflicto en Afganistán.

Khashoggi se exilió en Estados Unidos tras una ola de detenciones en septiembre de 2017 en el reino saudí. Desde entonces denunció los "excesos" del príncipe Mohamed, de 33 años, apodado MBS.

El 6 de marzo de 2018 escribió en un editorial, cofirmado por el historiador británico Robert Lacey, en The Guardian: "Por su programa de reformas, el príncipe heredero merece elogios. Pero este joven e impetuoso innovador no ha alentado ni permitido el menor debate en Arabia Saudita".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?