Suscriptor digital

Copa Libertadores: el plan de Gremio para resistir a River ante las bajas de sus figuras

Walter Kannemann, uno de los titulares en Gremio, el rival de River
Walter Kannemann, uno de los titulares en Gremio, el rival de River Fuente: Reuters
Federico Cornali
(0)
22 de octubre de 2018  

SAN PABLO.- Si la misión de rescatar un empate o hasta conseguir una victoria en su visita a Buenos Aires no era una idea descabellada 48 horas atrás para el campeón de la última Copa Libertadores, Gremio, un par de malas noticias parecen haber cambiado drásticamente los planes del entrenador Renato Gaúcho y su equipo, que ahora apelan a salir ilesos del partido de ida ante River. ¿Qué pudo haber sido tan grave? La pérdida de sus cracks y grandes referencias en ataque, Everton y Luan.

Minutos después del empate 1-1 que un Gremio plagado de suplentes -casi un equipo C- consiguió en Belo Horizonte, ante América, por el Campeonato Brasileño, Renato encaró los micrófonos que lo cercaban a metros del vestuario para revelar una información que ni él ni los hinchas del Tricolor de Porto Alegre esperaban. " Luan y Everton no van a viajar. En el entrenamiento del domingo, Everton demostró que no está al 100% y no lo vamos a apurar. Tenemos que pensar en el resto de la temporada, ambos se quedan en Porto Alegre", dijo el entrenador.

Más allá de que Luan fue la gran figura de Gremio en su camino hacia el título de la última Libertadores, su temporada no fue la esperada hasta aquí, lo que lo convirtió en blanco de las críticas de buena parte de los hinchas que hasta poco tiempo atrás lo veneraban. Después de 53 días sin marcar, con actuaciones discretas y lejos del nivel que lo llevó a ser uno de los mejores futbolistas del continente, el delantero volvió a mostrar que no lo habían cambiado por un doble de riesgo el 23 de septiembre, cuando anotó un golazo en la victoria agónica ante Ceará, por 3 a 2, mandando a callar a quienes lo hostigaban, ganándose el abrazo de todos sus compañeros y retirándose de la Arena Gremio ovacionado.

Cuando parecía que Luan llegaría en su mejor versión, o casi, a los partidos ante River, el domingo 14 de este mes debió ser reemplazado en el segundo tiempo del partido ante Palmeiras acusando un dolor en el pie. En realidad, se trata de una fascitis plantar, una molestia recurrente para él, que ya lo había sacado del partido de la etapa de grupos de la actual Libertadores ante Cerro porteño. Sin embargo, fue Renato quien se encargó de divulgar que esta vez su situación "es un poco más grave", por lo cual aún no está confirmada su participación en el partido de vuelta ante los de Marcelo Gallardo, en Porto Alegre.

La preocupación de Renato Gaúcho, el entrenador del equipo de Porto Alegre
La preocupación de Renato Gaúcho, el entrenador del equipo de Porto Alegre Fuente: AP

Quien sí tuvo una temporada sorprendente, convirtiéndose en referencia de ataque del equipo y ganándose la convocatoria a la selección brasileña, fue Everton. Apodado de "Cebolinha" (Cebollita), debido a su parecido con un personaje de caricaturas brasileño, revolucionó el juego de Gremio con su habilidad y su capacidad goleadora. Pero el 6 de octubre debió ser sustituido en el partido contra Bahía, por el Brasileirao, acusando un fuerte dolor. Se trataba de una lesión de grado 2 en el muslo derecho, de la cual está casi recuperado. No obstante, fue ese "casi" el que lo marginó de la excursión a Buenos Aires.

La lista de piezas clave que pasan por el departamento médico no termina por ahí en Gremio. El mediocampista Ramiro y el lateral Leo Moura aún esperan el visto bueno para estar en el partido del Monumental. En cambio, el arquero Marcelo Grohe, que estaba afuera por una lesión en el aductor del muslo derecho, sí será titular en Núñez. Lo mismo sucede con el otro lateral, Bruno Cortez, que se recuperó de una molestia en el tobillo en las últimas horas.

Para suplir las ausencias, el polifuncional Thaciano, que fue preservado ante América MG el sábado pasado, y Matheus Henrique, que tuvo una buena actuación en Belo Horizonte, podrían reforzar al equipo. Gremio se basará en la seguridad de su arquero, Marcelo Grohe, y en la firmeza de una de las mejores duplas de zagueros del continente, la que componen Walter Kannemann y Pedro Geromel. Maicon y Cícero serían los encargados de detener a los creativos de Gallardo, mientras que Jael, reemplazante natural de Luan, será la referencia clara en ataque.

Sin chances en el Campeonato Brasileño, Gremio apunta todos los cañones a defender su título en la Libertadores, un torneo en el que los de Renato parecen sentirse muy cómodos, no solo en su Arena, sino también como visitantes. Saben que este partido ante River será una de las pruebas más difíciles de los últimos tiempos y, aunque no lo digan abiertamente el entrenador y sus jugadores, la idea es "volver con vida" de Buenos Aires para definir en Porto Alegre, ante sus hinchas y, según confían, con equipo completo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?