Suscriptor digital

Guau

Carlos M. Reymundo Roberts
(0)
22 de octubre de 2018  

Tertulia en Mar del Plata, la segunda noche del Coloquio de IDEA . Un grupo de legisladores nacionales charla sobre el proyecto de presupuesto 2019, que será tratado en el recinto de la Cámara baja pasado mañana. Históricamente, la llamada "ley de leyes", un mamotreto que muy pocos (o nadie) llegan a leer en toda su extensión, suele tener perlitas escondidas: disposiciones estrafalarias, recortes disimulados, reparto de fondos para fines extraños... Un diputado de Cambiemos, integrante de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, contó esa noche que una colega del bloque le había hecho llegar el siguiente proyecto: la creación de un "impuesto al dogui", o impuesto a la mascota. ¿El objetivo? Con la recaudación se iba a poder constituir un fondo destinado a "combatir el hambre de los perros villeros". Con admirable conciencia social, y animal, la autora de la iniciativa habrá pensado en el riesgo de que perros en situación de calle decidan saciar el hambre por sus propios medios.

Desprovisto de la más mínima sensibilidad, el diputado que recibió el proyecto lo guardó en un cajón. Que es como haberle puesto un bozal. No solo eso. Usa la historia para animar tertulias. Guau. Habrá que andar con cuidado por las zonas marginales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?