Suscriptor digital

Críticas de dirigentes oficialistas y opositores a las señales políticas de los obispos

El gobernador santafesino Miguel Lifschitz fue uno de los primeros en expresar su desacuerdo
El gobernador santafesino Miguel Lifschitz fue uno de los primeros en expresar su desacuerdo Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
22 de octubre de 2018  

El aval de la Iglesia a los Moyano y a los gremios que piden al Gobierno un cambio del modelo económico despertó el rechazo de dirigentes oficialistas y opositores.

La multitudinaria misa convocada por el frente sindical conducido por Hugo Moyano , Ricardo Pignanelli y Sergio Palazzo en la Basílica de Luján fue oficiada por el arzobispo Agustín Radrizzani y culminó en una gran expresión opositora al gobierno nacional.

Sobre el final de la misa, Radrizzani dijo: "Si realmente queremos un cambio positivo, tenemos que asumir humildemente nuestra sana interdependencia. Interacción no es nunca sinónimo de imposición". El obispo aludía de esta manera al acuerdo con el FMI.

Pero el apoyo de la Iglesia a esta corriente no generó consenso en todo el arco opositor y algunas figuras esbozaron críticas a la institución eclesiástica.

El gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, fue uno de los primeros en expresar su desacuerdo. En diálogo con Radio Mitre, Lifschitz dijo que "no está mal que la Iglesia dialogue con sindicalistas", pero marcó que "no es bueno" que la institución tome partido en coyunturas políticas. Lifschitz no está alineado con el grupo de gobernadores opositores que podrían vincularse con los dirigentes que presenciaron el acto del sábado. También dijo: "Necesitamos una renovación de dirigentes gremiales que tengan otra impronta, que representen realmente los intereses de su clase y de su sector, y que lo hagan con la transparencia y la austeridad con que debe hacerse una actividad gremial".

Legisladores oficialistas también emitieron críticas a la congregación que contó con el apoyo de la Iglesia. La diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto emitió varios comentarios a través de su cuenta de Twitter. Primero publicó: "La Iglesia... mi Iglesia recibe a Moyano. Sindicalistas ricos investigados por la Justicia. Hacen política interna. Lamentable". Luego, Oliveto continuó: "'Patria sí, colonia no'... se cantaba desde el púlpito. No robar, no mentir, no usar a los pobres... Qué lejos están estos personajes de lo que Jesús nos enseñó. Qué tristeza convertir la Iglesia en una unidad básica".

En una línea similar, el diputado de Pro Waldo Wolff tuiteó: "Gracias por haber pedido por que la situación mejore. Yo hoy fui a escuchar a lo vecinos de Florencio Varela. 74% de los hogares sin cloacas después de 35 años de intendencias peronistas. Espero que Moyano haya pedido por ellos también". Wolff dijo a LA NACION: "Cuando un religioso no entiende que bendecir personas que naturalizan estos accionares violentos fomenta conductas propias del pasado y de la selva se corre el riesgo de que envalentone a la patota, algo que solo leyendo un poquito de historia sabemos que es un cóctel cuando menos peligroso".

El dirigente de izquierda Marcelo Ramal también cuestionó el apoyo que recibió Moyano de la Iglesia. "La Iglesia bendice a Hugo Moyano a cambio de que él no libre una batalla verdadera contra el ajuste", dijo Ramal a LA NACION.

El proceder que la Iglesia mostró el sábado en oposición al Gobierno forma parte de una serie de maniobras que se conocieron en las últimas semanas.

La semana pasada, en medio de las tensiones entre los Moyano y el Gobierno por el pedido de detención de Pablo Moyano que había formulado el fiscal Sebastián Scalera, el obispo Jorge Lugones, hombre cercano al papa Francisco y referente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, se había reunido con Hugo Moyano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?