Suscriptor digital

El descontrol de Coudet, la bronca de Centurión y la agresión a Saravia: la noche negra de Racing en Tucumán por la Superliga

El nerviosismo de Coudet en el partido en que Racing cayó ante San Martín de Tucumán
El nerviosismo de Coudet en el partido en que Racing cayó ante San Martín de Tucumán Crédito: Fernando Font
(0)
22 de octubre de 2018  • 08:21

Tan extrovertido y elocuente siempre, esta vez Eduardo Coudet decidió irse de Tucumán sin pronunciar palabra. Fue después de la derrota de Racing por 2-1 ante San Martín, la primera caída del puntero a lo largo de las nueve fechas de la Superliga. Una frustración fuera de Avellaneda que empezó a sembrar las primeras dudas, sobre todo porque la Academia no aprovechó el hombre de menos del conjunto tucumano, luego de la expulsión del arquero local Ignacio Arce a los 16 minutos del primer tiempo.

"Paso sin hablar", dijo el Chacho, en el trayecto que fue desde los vestuarios hasta el ómnibus que condujo al plantel en vuelo chárter de regreso a Buenos Aires. Pero el director técnico venía de vivir un partido a puro nervio, sobre todo luego de que Claudio Bieler amargara la noche de la Academia con los goles a los 72 y 78 minutos, que revirtieron el resultado a favor de San Martín. En una actitud desmedida, el DT pateó el micrófono del césped, revoleó los puños por su fastidio y enseguida volvió a sentarse al banco de suplentes.

La única voz que se escuchó en Racing fue la de Ricardo Centurión , que volvía a la titularidad y que tiró el centro para el gol de Augusto Solari, que reforzaba el rumbo del puntero. "No encuentro explicaciones ahora. En la semana tenemos que pensar y trabajar que es lo que pasa cuando encontramos un resultado positivo. Mis compañeros y yo estamos muy, muy, muy calientes por lo que nos pasa ", dijo el ex Boca.

Respecto del partido, el delantero reconoció: "Hasta el 1 a 0 hicimos un buen planteo" y agregó: "San Martín es un equipo aguerrido, con actitud, que buscó por ese lado". Por otro lado, subrayó: "Nosotros fuimos por el lado del juego. Nos distrajimos un minuto, dos minutos y ellos encontraron ahí la diferencia".

Si bien se mostró tranquilo porque "todavía hay una pequeña diferencia" que los deja en la punta, Centurión confirmó que "la derrota duele mucho" y que tienen que seguir trabajando. Ahora, Unión quedó a dos puntos de Racing, aunque Atlético Tucumán debe un partido y puede llegar a quedar a un punto.

La agresión a Saravia

Cuando corría el minuto 24 del primer tiempo; el público tucumano estaba en pleno estado de ebullición por la tarjeta roja al arquero Arce. Y fue Renzo Saravia el que pagó el precio de esa bronca desatada: recibió un rollo de papel en forma de proyectil que se lanzó desde la tribuna. El impacto derribó al jugador de la selección argentina que viene de marcar muy bien a Neymar y el incidente puso en riesgo la continuidad del partido.

Mientras que el juez Nicolás Lamolina fue al encuentro de Saravia para controlar su estado de salud -finalmente requirió atención médica-, los futbolistas de San Martín apuntaron hacia las tribunas de La Ciudadela para poner paños fríos en la hinchada tucumana. Es más: el 10 de San Martín, Matías García, se enfrascó en una discusión con un grupo de fanáticos, que se mantenían exaltados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?