Suscriptor digital

Cuadernos de las coimas: Bonadio procesó a cinco exsecretarios privados y asistentes de los Kirchner

El juez los consideró parte de una asociación ilícita; sostuvo que trasladaron y ocultaron plata de las coimas
El juez los consideró parte de una asociación ilícita; sostuvo que trasladaron y ocultaron plata de las coimas Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez
Paz Rodríguez Niell
(0)
22 de octubre de 2018  • 12:05

El juez federal Claudio Bonadio procesó a cinco exsecretarios privados y asistentes del círculo más cercano de Néstor y Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas . Los procesados son Raúl Copetti, Roberto Sosa, Ricardo Barreiro, Daniel Álvarez y Fabián Gutiérrez. Todos, con prisión preventiva, aunque Gutiérrez -exsecretario privado de Cristina Kirchner- no irá a prisión porque declaró como arrepentido y el acuerdo con la fiscalía le permite seguir en libertad.

Todos ellos están acusados de haber integrado la banda que recaudaba coimas de empresarios. Según Bonadio, los cinco "participaron trasladando u ocultando el dinero ilícito de Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández en el período investigado", que va de 2003 a 2015.

Álvarez y Sosa, que tuvieron el cargo de "secretario de Presidencia Nacional", fueron procesados por asociación ilícita, en calidad de miembros. Bonadio los embargó por 2700 millones de pesos a cada uno. Lo mismo resolvió respecto de Barreiro, que se hizo conocido como "el jardinero de los Kirchner" y era el encargado de la casa que ocupaba el matrimonio en El Calafate. En el caso de Gutiérrez, también procesado como miembro de la supuesta banda, el embargo fue de 2500 millones de pesos.

Copetti fue procesado por los delitos de asociación ilícita, en calidad de miembro, pero además por "tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y de guerra". Bonadio le trabó un embargo de 3000 millones de pesos. Copetti fue tesorero del Frente para la Victoria de Santa Cruz. El delito de tenencia de armas que pesa sobre él se debe a que el 27 de septiembre de 2018, cuando la Policía Federal allanó su casa de Santa Mónica, Calamuchita, Córdoba, encontró un rifle carabina; una pistola marca Beretta, calibre 9 mm, y una pistola marca Tanfoglio, calibre 9 mm. En su defensa, él dijo que tiene la licencia vencida y que, por una enfermedad que sufre, no intentó renovarla.

Negó además que hubiera transportado bolsos con dinero. "Si bien es cierto que lo esperaba a Néstor Kirchner en el aeropuerto, no lo hacía como valijero, sino más bien como amigo personal de él, es más, lo esperaba en la escalera del avión", declaró. Dijo además que tenía una "profunda" amistad con la madre de Kirchner, que lo consideraba "un hijo más".

En la cadena destinada a esconder los presuntos sobornos, a este grupo de procesados se le adjudica haber descargado los bolsos que llegaban en los aviones de la flota presidencial a Santa Cruz. Una prueba central contra ellos fue la declaración de Sergio Velásquez, expiloto del Tango 01, que dijo que "las personas que solían esperar a Néstor Kirchner y a Daniel Muñoz en la ciudad de Río Gallegos eran el Sr. Roberto Sosa, el Sr. Daniel Álvarez y otro señor de apellido Copetti. En la ciudad de El Calafate por lo general la persona que los esperaba era el Sr. Ricardo Barreiro". Estos procesamientos, dados a conocer hoy, fueron firmados por Bonadio el viernes pasado.

Indagatorias

El exsecretario de Justicia del kirchnerismo y miembro de La Cámpora Julián Álvarez declaró ayer en indagatoria en el juzgado de Bonadio como acusado por este mismo caso.

Álvarez presentó un escrito. En ese descargo, dijo que ya recusó al juez y está esperando que se defina esta cuestión; afirmó que no hay ningún hecho concreto por el que deba responder y sostuvo que Bonadio lo citó "como revancha" por "la disputa evidente" que, según Álvarez, existe entre ellos.

Mañana deberá presentarse a declarar Máximo Kirchner, líder de La Cámpora. Bonadio dispuso estas indagatorias porque sostuvo que hay elementos para creer que la agrupación recibió parte del dinero recaudado a través de las coimas. En el caso de Álvarez y Máximo Kirchner, la prueba central fue la declaración, en carácter de arrepentido, de José López.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?