Suscriptor digital

El Liceo será ahora una sala exclusiva para la comedia musical

Casi Normales
Casi Normales Fuente: Archivo
Silvina Ajmat
(0)
22 de octubre de 2018  • 15:44

En la búsqueda constante por revitalizar el circuito teatral porteño, los productores buscan darle voz propia a las salas. Y vaya si sabe esta ciudad de contagiar la calidad de sus artistas a los edificios que los contienen o más bien, de hacerlos converger. Si de montar edificios para el teatro se trata, la palabra autorizada tiene nombre y apellido: Carlos Rottemberg, el constructor de teatros.

Hace poco más de un año, Rottemberg cerraba un acuerdo con Gustavo Yankelevich para que este último se ocupara de la programación del Teatro Liceo. Yankelevich se asoció con Lino Patalano y juntos decidieron reformularlo y convertirlo en Liceo Comedy, un teatro exclusivo para la representación de stand-up, un género en constante crecimiento en la ciudad. Allí se presentaron durante todo 2018 los nombres más relevantes de la comedia: desde Sebastián Wainraich y Dalia Gutman hasta los fenómenos más recientes que dieron las redes sociales, como Magalí Tajes y Martín Pugliese. Sin embargo, la propuesta no fue lo suficientemente rentable para renovarla en 2019, razón por la cual ahora tendrá un nuevo objetivo: convertirse en el primer teatro dedicado exclusivamente al teatro musical.

"Concluido el convenio con el Liceo bajo el formato 'Comedy' a fin de año, resolvimos consagrar esa sala como específica para musical. Abriría esa serie la propuesta de Cabaret, de confirmarse para el 2019", dijo Rottemberg a LA NACION. Según explicó, la idea es replicar el sistema que se utiliza en Broadway para la programación de grandes espectáculos, que implica dedicar el teatro completamente al montaje de una obra. El Liceo ya pasó por esa experiencia con Piaf (2009-2010) y con Casi normales (2012). "Esas dos pruebas fueron nuestros testigos de musicales especiales y de alta calidad que funcionaron en esta sala", agregó.

Por otro lado, reconoció que es posible dedicar una sala completamente al género musical dada la gran producción de obras de este género: "Hay ganas entre los productores de hacer musicales. Si ofrecemos un teatro exclusivo podemos acostumbrar a la gente a que encuentre musicales en esta sala, y confiar en que vayan y apoyen estas producciones".

Sobre las obras de stand-up que habían comenzado a instalarse en ese teatro dijo que "resultaron muy costosas" y que la idea tiene todavía mucho para desarrollar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?