Suscriptor digital

Vuelo accidentado de Aerolíneas Argentinas: la principal hipótesis es un fenómeno meteorológico inesperado

Los pasajeros vivieron un momento de pánico
Los pasajeros vivieron un momento de pánico Crédito: Captura de pantalla
Víctor Pombinho Soares
(0)
22 de octubre de 2018  • 15:02

La investigación de lo ocurrido el jueves pasado en el accidentado vuelo de Aerolíneas Argentinas AR1303 Miami-Buenos Aires apuntaría a un fenómeno meteorológico inesperado llamado turbulencia de aire claro (CAT, por sus siglas en inglés).

Cuando el avión se encontraba a la altura de Río Branco (Brasil) se produjo una turbulencia de intensidad severa que dejó 15 heridos leves, de los cuales ocho fueron derivados para un segundo control.

La investigación de los incidentes aéreos en la Argentina los lleva adelante la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAC). Desde la empresa aseguran que ya le entregaron a esa entidad toda la información de la caja negra del avión y que la nave va a estar volando la semana que viene, cuando terminen de arreglar el interior.

En forma paralela a esta normativa, el juzgado federal número 1 de Lomas de Zamora a cargo del juez Patricio Santa Marina, decidió abrir una investigación. Fuentes de la JIAC aseguraron que aún no terminó el análisis de las transcripciones de los registradores de vuelo. Y que cuando estén listos esos informes, entre mañana y el miércoles, se enviarán al juzgado.

Los desastres que dejó la turbulencia - Fuente: Twitter

01:04
Video

Según fuentes de Aerolíneas Argentinas, el avión entró en una turbulencia de aire claro, un fenómeno meteorológico relativamente frecuente, en el cual se produce un movimiento de aire muy fuerte, pero sin tormenta. La visibilidad es buena, pero hay un movimiento de aire vertical, no detectado por los radares. "Nosotros creemos que todo se hizo en forma correcta. Al ser un CAT se actuó como corresponde, aunque hay que analizar toda la información técnica", señalaron desde la empresa.

"La seguridad del vuelo nunca estuvo en riesgo, porque el avión está preparado para eso. No superó los límites de velocidad ni presión. El avión subió 600 metros de golpe y todo el incidente duró menos de un minuto", relató la fuente, que remarcó que "los pilotos son gente con mucha experiencia".

Desde la empresa también aclararon que el avión siguió la "ruta habitual" entre Miami y Buenos Aires, destinos que la empresa une dos veces por día ida y vuelta.

En tanto, fuentes del juzgado a cargo de la investigación informaron que hay dos hipótesis sobre los hechos: una, que hasta el momento es la principal, es que todo sucedió como consecuencia de un problema meteorológico difícil de prever. La otra sería un error humano. "Los pilotos tienen un gran experiencia. Uno de ellos lleva más de 40 años volando", dijo la fuente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?