Suscriptor digital

De Rojas a Ayacucho: cuánto pagaría el campo por Bienes Personales

(0)
23 de octubre de 2018  • 12:20

El fin de la exención de Bienes Personales para los inmuebles rurales, que pasarán a tributar una alícuota del 0,25% sobre la valuación fiscal, tendrá un impacto mayor sobre los campos de la zona agrícola núcleo, como las tierras del norte bonaerense, respecto de los establecimientos en otros lugares más alejados.

Así se desprende de un informe de la consultora Barrero & Larroudé, que analizó el impacto del tributo sobre campos ubicados en tres zonas de la provincia: Rojas (establecimiento agrícola en plena región núcleo), Lincoln (producción mixta con agricultura y ganadería) y Ayacucho (producción ganadera).

Según el informe de la consultora, en Rojas, en un campo de 1393 hectáreas, con una valuación fiscal de algo más de $71,5 millones de pesos, el productor deberá pagar $178.813,39 al año de Bienes Personales.

Es la zona donde más se pagará. En tanto, en Lincoln, un establecimiento de 504 hectáreas, valuado fiscalmente en $9,36 millones, tendrá que abonar $23.413,28. Por otra parte, en el caso de Ayacucho, un campo ganadero con 240 hectáreas deberá pagar $8869,63 de Bienes Personales.

"Desde 1998 las personas físicas que tenían inmuebles rurales estaban exentas del pago del Impuesto sobre los Bienes Personales debido a que tributaban el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. Cabe aclarar que este último tributo, dejará de aplicarse en enero de 2019, tras su derogación en 2016", recordó la consultora Barrero & Larroudé, que detalló que la alícuota para estos casos en Bienes Personales será 0,25%.

Para la consultora, el impacto monetario del Impuesto sobre los Bienes Personales a los inmuebles rurales es más fuerte si se suma el impacto de otros tributos, como el caso del Inmobiliario Rural. Es decir, Bienes Personales viene a ser una carga extra. Esto sin contar retenciones, tasas municipales, entre otros impuestos.

A modo de ejemplo, en Rojas ese campo considerado ya debió afrontar este año $2,07 millones de Inmobiliario Rural. En el caso de Lincoln la cuenta a pagar por este impuesto es de $247.764, en tanto que en Ayacucho 48.105,20 pesos.

La decisión del Gobierno de avalar esta suba tributaria con Bienes Personales sigue generando malestar entre las entidades del agro, que no descartan un escenario de conflicto por la creciente carga tributaria. En este contexto, hoy Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), instó a los diputados nacionales a que reflexionen y "tomen conciencia de la representación que ejercen y el mandato que tienen a la hora de definir un nuevo presupuesto".

En este sentido, la entidad dijo que está dispuesta a discutir con números en la mano los resultados de las empresas agropecuarias. "Si se quiere trabajar con honestidad intelectual y hacer los ajustes donde corresponde, tienen los diputados nacionales la obligación de aceptar esta propuesta", señaló.

"Todas estas medidas son un freno al desarrollo, sobre todo en el interior del país, economías regionales y la lechería, que se encuentran severamente castigadas, y sin un rumbo claro, lo que sería un golpe de gracia para los productores y los expulsaría de su actividad", indicó.

CRA pidió ser escuchada "y no que el próximo presupuesto nacional se convierta en una herramienta para continuar con la fiesta de los privilegiados del gasto público que pagamos no sólo la actividad agropecuaria, sino todo el resto de los argentinos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?