Harry y Meghan en Australia: las mejores imágenes de su primera gira oficial

Tras anunciar que serán padres, los duques de Sussex recorren Australia, Nueva Zelanda, Fidji y Tonga durante dieciséis días. Los detalles, las mejores anécdotas y los regalos más originales
Tras anunciar que serán padres, los duques de Sussex recorren Australia, Nueva Zelanda, Fidji y Tonga durante dieciséis días. Los detalles, las mejores anécdotas y los regalos más originales Fuente: Reuters
(0)
23 de octubre de 2018  • 17:28

Fue el comienzo de una gira histórica para el duque y la duquesa de Sussex, donde recibieron los primeros regalos para su bebé: un canguro de peluche y un par de botas Ugg de piel de oveja. Los obsequios fueron de parte de sus anfitriones, el gobernador general Sir Peter Cosgrove y su mujer Lynne, que los recibieron en su residencia. La pareja real -que también recibió un Akubra (tradicional sombrero de ala ancha) como su regalo oficial de boda del pueblo australiano- siguió los pasos de los padres del príncipe Harry, el príncipe Carlos y Lady Di, que hicieron su primera visita oficial como marido y mujer en el mismo destino, treinta y cinco años atrás.

SUS PRIMEROS DÍAS EN SÍDNEY

En el famoso zoológico de Taronga, en Sídney, los duques conocieron a los koalas Ruby y Wattle y sus cachorros, quienes fueron llamados Harry y Meghan en su honor. Después de visitar el Instituto de Ciencia y Aprendizaje, tomaron un ferry privado que cruza el puerto hasta la Ópera de Sídney. En la construcción ideada por Jørn Utzon vieron un ensayo del Bangarra Dance Theatre, la compañía de danza integrada por aborígenes e isleños del estrecho de Australia. Luego, los duques de Sussex se embarcaron en su primer paseo público y recibieron el cariño de más de dos mil personas que los esperaban. Hubo gritos deseándoles felicidades y les transmitieron su cariño. Uno de los momentos más conmovedores se produjo cuando el duque se reunió con Daphne Dunne, de 98 años, apodada su "Aussie favorita", cuyo primer marido murió a los 25 años en 1945 durante un ataque a un puesto de ametralladoras japonés en Papúa Nueva Guinea. La viuda de guerra se reunió por primera vez con Harry en 2015 y otra vez en 2017. Al verla entre la multitud en silla de ruedas, corrió a abrazarla. "Te estaba buscando. Es tan bueno verte de nuevo", le dijo. Después de un día que fue como un torbellino, los duques regresaron a Admiralty House para una recepción ofrecida por el gobernador. Allí, Harry y Meghan conversaron con invitados de organizaciones benéficas, empresas locales, artes, deportes y entretenimiento. Dirigiéndose a la sala, Sir Peter le dijo al duque: "Sos como un hijo de Australia. Tu vínculo con la gente de esta Nación es muy especial". Mirando a Meghan, agregó: "Y ahora te tenemos que adoptar". En respuesta, Harry dijo a los invitados: "Es genial estar de vuelta en Australia. Esta es la primera visita de mi mujer, así que estoy muy emocionado de mostrarle este increíble país. Realmente no podríamos pensar en un mejor lugar para anunciar el embarazo".

Guirnaldas de flores y pies descalzos sobre las arenas de Bondi Beach, Melbourne, Australia.
Guirnaldas de flores y pies descalzos sobre las arenas de Bondi Beach, Melbourne, Australia. Fuente: AFP

El segundo día de gira, los duques de Sussex llegaron a la ciudad rural de Dubbo, cuya comunidad agrícola se ve afectada por una sequía devastadora en los últimos meses. Después de aterrizar en un avión de la Real Fuerza Aérea Australiana, Harry y Meghan fueron recibidos por 150 alumnos y tomaron el té con una familia de agricultores locales. Meghan había hecho un budín de banana con trocitos de chocolate y un toque de jengibre la noche anterior para compartir con los Woodley. "Ella dijo que cuando vas a la casa de alguien siempre tenés que llevar algo", confesó un miembro de la familia. Cuando Harry y Meghan abandonaron la granja, comenzó a llover. Harry bromeó que era un "regalo" de ellos.

Para esa ocasión, Meghan eligió un vestido a rayas de Martin Grant, collar de Adina Reyter y pendientes de Karen Walker.
Para esa ocasión, Meghan eligió un vestido a rayas de Martin Grant, collar de Adina Reyter y pendientes de Karen Walker. Fuente: Reuters

LA "MEGHAN-MANÍA" LLEGA A MELBOURNE

Allí recibieron una bienvenida digna de estrellas de rock. Alrededor de cinco mil personas los esperaban en los Jardines Botánicos Reales. En la Casa de Gobierno, la pareja tuvo una reunión con la gobernadora de Victoria, Linda Dessau, y su marido Anthony Howard. El costado foodie de Meghan estuvo de fiesta: junto a su marido disfrutaron de una degustación en Charcoal Lane, un restaurante en Fitzroy. El almuerzo fue preparado por chefs entrenados por el programa Mission Australia, que ayuda a jóvenes indígenas a conseguir empleo. La pareja visitó la cocina, donde el chef ejecutivo Greg Hampton les mostró una variedad de hierbas inusuales y especias aromáticas.

Los duques de Sussex se unieron al abrazo grupal del "Fluro Friday". "Fluro" se refiere a fluorescente y tiene que ver con las camisas de colores brillantes y collares que usan los miembros del grupo de surf One Wave, que hacen este evento "sanador" semanalmente.
Los duques de Sussex se unieron al abrazo grupal del "Fluro Friday". "Fluro" se refiere a fluorescente y tiene que ver con las camisas de colores brillantes y collares que usan los miembros del grupo de surf One Wave, que hacen este evento "sanador" semanalmente. Fuente: AFP

Los duques, que demostraron ser un éxito para los australianos, pasaron el fin de semana en los Juegos Invictus, donde asistieron a su espectacular ceremonia de apertura en la Ópera de Sídney. El domingo 21, la duquesa de Sussex, que se encuentra en el segundo trimestre de su embarazo, tuvo su primera ausencia. Fuentes cercanas al palacio confirmaron que la intensa agenda -compuesta por setenta y seis actos oficiales en dieciséis días en cuatro países diferentes- le está pasando factura y decidió tomarse las cosas con más calma.

UN POCO DE ARENA Y SOL

El séptimo día de gira oficial se llevó a cabo en la isla Fraser, el banco de arena más grande del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1992.

En la visita a la isla Fraser Meghan llevó un diseño en lino de la firma Reformation. Completó el look con anteojos de Karen Walker, sandalias Sarah Flint, colgantes de Pascale Monvoisin y de Adina Reyter, pulsera de Birks y pendientes, también de Reyter. com
En la visita a la isla Fraser Meghan llevó un diseño en lino de la firma Reformation. Completó el look con anteojos de Karen Walker, sandalias Sarah Flint, colgantes de Pascale Monvoisin y de Adina Reyter, pulsera de Birks y pendientes, también de Reyter. com Fuente: AFP

Otra vez, Harry acudió en solitario a una tradicional ceremonia de bienvenida por el parte del pueblo K'Gari. Pero la duquesa regresó al lado de su marido para un paseo por el soñado muelle Kingfisher. El paso de los duques de Sussex por la isla Fraser fue breve, pero por delante queda una frenética agenda hasta el 31 de octubre en Nueva Zelanda y en la que hay programados emocionantes actos. La siguiente cita será el martes 23 de octubre en las también paradisíacas islas de Fidji..

Durante la segunda jornada de los Invictus Games -con el puerto de Sídney como telón de fondo-, optó por un look informal: jeans, chaqueta impermeable y zapatillas Veja. Un equipo muy similar al de su marido, que llevaba pantalón azul y zapatillas.
Durante la segunda jornada de los Invictus Games -con el puerto de Sídney como telón de fondo-, optó por un look informal: jeans, chaqueta impermeable y zapatillas Veja. Un equipo muy similar al de su marido, que llevaba pantalón azul y zapatillas. Fuente: Reuters

Harry en plena conversación con un grupo de aborígenes.
Harry en plena conversación con un grupo de aborígenes. Fuente: AFP

Fueron innumerables las muestras de cariño que recibió la pareja real durante su primera gira oficial.
Fueron innumerables las muestras de cariño que recibió la pareja real durante su primera gira oficial. Fuente: AFP

Harry y Meghan junto a los guardavidas de Beach Patrol.
Harry y Meghan junto a los guardavidas de Beach Patrol. Fuente: Reuters

Los duques en un intercambio con estudiantes de diferentes escuelas mientras viajan en un típico tranvía.
Los duques en un intercambio con estudiantes de diferentes escuelas mientras viajan en un típico tranvía. Fuente: AFP

Para la visita a la Casa del Gobernador, en Melbourne, Meghan optó por un diseño azul marino de Dion Lee con el que mostró su incipiente pancita. Allí quedó a la vista el anillo negro que Harry lleva en su mano derecha. Es una pieza que monitorea la actividad durante el día y las horas de sueño.
Para la visita a la Casa del Gobernador, en Melbourne, Meghan optó por un diseño azul marino de Dion Lee con el que mostró su incipiente pancita. Allí quedó a la vista el anillo negro que Harry lleva en su mano derecha. Es una pieza que monitorea la actividad durante el día y las horas de sueño. Fuente: HOLA - Crédito: Cordonpress

La pareja se deleita con las travesuras de Ruby Caroll, de un año.
La pareja se deleita con las travesuras de Ruby Caroll, de un año. Fuente: AFP

La duquesa y el abrazo más tierno: Luke Vincent fue uno de los 150 chicos que le dieron la bienvenida a Dubbo a la pareja real.
La duquesa y el abrazo más tierno: Luke Vincent fue uno de los 150 chicos que le dieron la bienvenida a Dubbo a la pareja real. Fuente: Reuters

Durante su segundo día de actividades en la ciudad de Dubbo, Meghan lució un look de inspiración masculina: camisa blanca Maison Kitsuné y un blazer de Serena, la nueva marca de Serena Williams. Además, optó por unos aros de su cofre personal, de oro de 14 quilates y tres diamantes, de Adina Reyter.
Durante su segundo día de actividades en la ciudad de Dubbo, Meghan lució un look de inspiración masculina: camisa blanca Maison Kitsuné y un blazer de Serena, la nueva marca de Serena Williams. Además, optó por unos aros de su cofre personal, de oro de 14 quilates y tres diamantes, de Adina Reyter. Fuente: AFP

Tapa de la edición 415 de ¡Hola! Argentina.
Tapa de la edición 415 de ¡Hola! Argentina. Fuente: HOLA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?