Suscriptor digital

Cierre del zoo de Mendoza: cuatro elefantes también irán a santuarios naturales

Una estadounidense especialista en paquidermos trabaja con los cuidadores del EcoParque para el traslado seguro de los animales
Una estadounidense especialista en paquidermos trabaja con los cuidadores del EcoParque para el traslado seguro de los animales
Pablo Mannino
(0)
22 de octubre de 2018  • 23:14

MENDOZA.- La transformación del zoológico de Mendoza en Ecoparque sigue reportando movimientos. A los traslados de diversas especies, ahora se suman cuatro elefantes que tendrán como destino final un santuario natural en Brasil.

Así lo determinaron las autoridades locales, junto con los cuidadores mendocinos y Karissa Lynn Reinbold, una especialista que llegó de Estados Unidos . Los expertos trabajan desde hace un mes con los animales a ser trasladados -Kenia (elefante africana), Pocha y Guillermina (elefantes asiáticas) y Tami (abandonado por un circo en Mendoza)-, por lo que su salida del país es inminente.

"Tanto Karissa [Lynn Reinbold] como los cuidadores nos están ayudando a darle pautas a los cuatro elefantes. Con métodos de refuerzos positivos, se le indica al animal cuál es la conducta que necesitamos de ellos para poder lograr un objetivo, como por ejemplo, que nos permitan tomarles muestras de sangre, realizar otros estudios médicos e irlos acostumbrando a nuevos manejos para que en el futuro se animen a ingresar solos a los contenedores que utilizaremos para su traslado", expresó la directora del Ecoparque, Mariana Caram.

La especialista en elefantes traída de California, con 15 años de experiencia Condicionamiento Operante con Refuerzo Positivo, trabaja junto a los cuidadores locales Esteban Guevara y Joaquín Troncoso, quienes entrenan con intensidad a los paquidermos para que la adaptación a la nueva vida sea rápida. "Reinbold es experta en el trabajo con animales de tendencias agresivas habiendo disminuido los comportamientos no deseados en todos los casos en los que participó", indicaron desde el Gobierno provincial.

"Llegué hace 5 semanas para trabajar con los cuatro elefantes", contó la profesional, quien explicó que en el entrenamiento se utiliza, entre otros elementos, un silbato suave. "La técnica consiste en que cuando el elefante hace exactamente lo que le marcamos, se le indica con el silbato que lo ha hecho correctamente y se premia con un alimento. Aprenden muy rápido y se ve que disfrutan del entrenamiento", detalló.

Para la entrenadora, Kenia, es la alumna estrella. "Ella tuvo un entrenamiento previo en condicionamiento operante con refuerzo positivo con los especialistas Andrés Defeís y Gabriel Gómez, del Bioparque de La Plata, que llegaron a Mendoza hace unos meses atrás y trabajaron durante tres semanas con ella. Los progresos fueron muy firmes y definidos. También ayudó mucho la pared de entrenamiento que construyeron especialmente en su recinto los mismos cuidadores", indicó la experta.

Una estadounidense especialista en paquidermos trabaja con los cuidadores del EcoParque para el traslado seguro de los animales
Una estadounidense especialista en paquidermos trabaja con los cuidadores del EcoParque para el traslado seguro de los animales

En tanto, la situación fue diferente con Pocha y Guillermina, que son madre e hija. "Ambas han vivido juntas desde que Guillermina nació hace 19 años; no estaban acostumbradas a separarse ni siquiera para prestar atención a personas diferentes en el entrenamiento. Estuvimos trabajando bastante para que estén cómodas cuando están separadas, lo cual es muy importante para cuando tengan que ingresar cada una a su contenedor de traslado. El procedimiento está avanzando muy bien", desarrolló Reinbold.

Por su parte, Tami tiene un historial distinto a los demás. "Él fue abandonado por un circo aquí en Mendoza. Los entrenadores de aquel circo lo habían maltratado severamente en su juventud, por lo que él es más reticente a confiar en el ser humano. Y en general trata de espantar a las personas que se le acercan. Con él todo fue muy lento. Igualmente, ha aprendido algunos comportamientos básicos, pero le ha tomado más tiempo en confiar en mí, e incluso en confiar en los cuidadores, que trabajaron con él durante tantos años. Sin embargo, pondremos todo nuestro esfuerzo en él, porque merece conocer pronto otra forma de vida", contó la especialista.

Según la directora Mariana Caram, ya puede observarse un cambio muy positivo en el ánimo de los elefantes. "Karissa y los cuidadores pasan todo el día con los elefantes que disfrutan de la atención y el cuidado individualizado", aseveró.

Durante los próximos días, el entrenamiento continuará con el objetivo de realizar los controles y protocolos médicos necesarios para que los cuatro ejemplares puedan ser finalmente trasladados en las mejores condiciones de salud al santuario en Brasil.

El cierre y reconversión del zoo provincial se dio luego de una seguidilla de más de 70 muertes de diversos ejemplares en 2016. El nuevo paseo abrirá sus puertas recién el año próximo. Como parte de este proceso de transformación en un ecoparque, dos leones africanos fueron liberados el mes pasado y ya se encuentran en un santuario natural en los Estados Unidos. De hecho, en el último año, ya se han concretado otros envíos de diversas especies a santuarios naturales. Asimismo, entre otras acciones, a comienzos de 2018 se lanzó una convocatoria para adoptar una gran cantidad de especies, con resultados positivos, que permiten descomprimir el lugar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?