Suscriptor digital

Carrió escuchó las explicaciones del Gobierno y acepta una "tregua"

Macri envió a Torello y Rodríguez Simón a calmar a la diputada de la Coalición Cívica
Macri envió a Torello y Rodríguez Simón a calmar a la diputada de la Coalición Cívica Crédito: Captura Presdidencia
Jaime Rosemberg
(0)
23 de octubre de 2018  • 12:11

Los llamados se sucedieron con la intención de aplacar a la indomable e incómoda aliada. Elisa Carrió recibió, en las últimas horas, llamados de sus "amigos" del macrismo, cercanos al presidente Mauricio Macri , que intentaron explicarle los "logros" del Gobierno en materia judicial para conseguir, al menos, una tregua en las feroces críticas que dirigió a medio gabinete, incluido al propio jefe del Estado.

Carrió, reconocen a su lado, los escuchó y decidió tomarse unos días de silencio mediático para "distender" su vínculo con el poder y, sobre todo, con Macri. Pero eso no quiere decir que los argumentos del "ala judicial" del Gobierno la convencieron. Todo lo contrario: ella misma cree que sus dardos hacia el "operador judicial" Daniel Angelici se quedaron cortos.

¿Qué argumentos usaron los interlocutores del Gobierno? El parlamentario del Parlasur, Fabián "Pepin" Rodríguez Simón y el asesor José Torello le habrían insistido a Lilita sobre el rol "secundario" de Angelici en el mundo de Comodoro Py. "No tiene la influencia que dice que tiene, está sobrevalorado", le insistieron, según pudo saber LA NACION.

Le expusieron, además, que Angelici no participa desde hace rato de la "mesa judicial" operativa de Pro, que integran Pablo Clusellas, Juan Mahiques, Bernardo Saravia Frías, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y Torello. "Nombramos 250 jueces, vamos a terminar en 350. Y se fueron (Norberto) Oyarbide, Justicia Legítima fue desarmada, hay renovación y aires nuevos", le comentaron a la diputada.

En el macrismo se desligaron, además, de la absolución del expresidente Carlos Menem de la causa por tráfico de armas. "Son 25 años de impunidad, ¿ahora tenemos la culpa nosotros?", le explicaron. Y repitieron el mismo argumento sobre la eventual "protección" a Cristina Fernández de Kirchner (el principal argumento de pedido de juicio político de Carrió a Garavano). "No podemos hacer nada, ¿Le vamos a decir lo que tiene que hacer a (Claudio) Bonadio?", se defendieron cerca del Presidente, más allá de que en Casa Rosada creen -y confían- en que la expresidenta será finalmente quien compita contra Macri en las presidenciales del año que viene.

¿Y Carrió? "Ella los escucha, pero también a quienes le cuentan cosas peores de Angelici", afirman a su lado. "Va a dejar de salir en los medios, pero eso no quiere decir que no siga pensando lo que piensa", responde uno de sus habituales interlocutores de la CC-ARI. "Es bueno que haya tensiones, en Cambiemos pasa y en otros partidos no. El sistema quiere volver atrás, y nosotros no queremos eso", afirmó a LA NACION Fernando Sánchez, secretario de Fortalecimiento Institucional y hombre que responde a Carrió.

"Confiamos en la buena fe de Carrió, que ha dado su vida en la lucha contra la corrupción. Tiene sus modos, y entendemos que no pueda dar pasos para atrás después de lo que dijo. Si hicimos algo mal, lo corregimos", afirmaron desde el riñón macrista, esperando que una nueva colisión no se produzca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?