Suscriptor digital

Más de 15.000 jóvenes hacen cola en Mar del Plata en busca de empleo

La Feria de Empleo que organiza el gobierno bonaerense busca ocupar 2000 puestos
La Feria de Empleo que organiza el gobierno bonaerense busca ocupar 2000 puestos Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
(0)
23 de octubre de 2018  • 15:37

MAR DEL PLATA.- A pesar del viento fresco, que se sufre más porque el mar está ahí nomás, del otro lado de la avenida, Evelyn Gómez se sienta sobre una plataforma de cemento para tomarse un minuto y amamantar a Morena. Cargó con su beba de un año, el carrito para llevarla y varias copias de su currículum durante su recorrida para obtener uno de los 2000 puestos que se ofrecieron en la Feria Conectar Trabajo, que tenía más de 15.000 inscriptos previos y, al final de la jornada, recibió aún más interesados en conseguir empleo.

"Hice cursos de hotelería, de camarera y de radiología, y trabajé en comercio y teatros, pero es difícil que te tomen y mucho más si tenés una hija pequeña", lamenta esta joven mamá de 21 años que madrugó y aun así, casi tres horas antes de la apertura del Museo de Arte Contemporáneo (MAR), sede de este evento, encontró una fila de interesados de más de 500 metros. Después del mediodía esa hilera superaba las diez cuadras.

La respuesta y el volumen de gente sorprendieron por la imagen, pero no tanto por el contexto. Mar del Plata es pasajera frecuente de lo más alto de los índices de desocupación. De hecho, en el inicio del año estuvo al tope nacional, con 9,3%. En el período abril/junio, el indicador bajó al 8,2%, que implica unos 24.000 vecinos desocupados, otros 66.000 ocupados que demandan empleo y unos 39.000 desocupados. En el termómetro social se sufre y mucho, aunque aquí el nivel de desempleo revelado por el Indec haya caído casi en un 20% con respecto a igual trimestre del año anterior.

El ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, participó de la actividad y destacó que es el debut de un formato que "permite conseguir un puesto, pero también que se tenga una experiencia placentera de lo que significa buscar trabajo". Lo acompañó su par de Producción, Javier Tizado.

Los jóvenes acercaron sus CV a los stands
Los jóvenes acercaron sus CV a los stands Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

El momento en que se desarrolla esta primera experiencia de Conectar Trabajo coincide con la etapa previa a la temporada estival, época de fuerte demanda laboral en la ciudad, sobre todo en rubros vinculados al turismo. Pero las vacantes que aquí estaban en danza también incluían una importante cantidad de puestos en rubros industriales y de servicios con posibilidad de incorporarse para todo el año.

Hasta cuatro horas de espera afrontaron los interesados, para los cuales no había límite de edad. Había desde adolescentes con uniforme de escuela secundaria hasta adultos mayores, algunos de ellos ya jubilados, pero interesados en seguir en actividad y sumar un ingreso extra.

En la planta baja del MAR se dispusieron los stands de acreditación, oficinas públicas, oferta de cursos de formación profesional gratuitos y charlas de orientación. En el primer piso se desplegaron unas 40 empresas privadas y cámaras de distintos rubros. Sobre sus mostradores se acopiaban unas sobre otras las fotocopias con datos personales y antecedentes de cada uno de los aspirantes.

"Es impresionante la gente que busca empleo, nos dejaron currículums hasta quienes se ofrecían para pintar o hacer mantenimiento", explicó a LA NACION María Liberati, directiva de la Cámara Textil de Mar del Plata. Domingo Contessi, dueño del astillero que lleva su apellido, detalló que tienen un mercado en expansión y 30% de crecimiento en el último año. "Buscamos gente que sepa del oficio, que maneje máquinas, pero valoramos la actitud y las ganas de aprender", detalló.

Juan Gutiérrez y Juan Cruz López son alumnos de segundo y tercer año de Ingeniería. El primero, en computación, y va por su primer empleo. "Tuve changas con clases particulares a chicos de secundario, pero se necesita un ingreso fijo para sostenerse".

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

La que sabe de eso y bien es Ana María Icardi. Tiene 62 años y es jubilada, pero quiere seguir en el ruedo. "Trabajé en gastronomía y cuidando a personas mayores; con la jubilación no me alcanza", dice. Se retiraba expectante, aunque dolida por el escenario. Al salir de la feria, comentó: "Duele ver tanta gente sin trabajo, es un crimen".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?