Suscriptor digital

Con el nuevo dólar, septiembre registró el primer superávit comercial del año

Francisco Jueguen
(0)
23 de octubre de 2018  • 16:15

Contra todos los pronósticos, el Gobierno comenzó -quizás un mes antes de lo esperado- a mostrar uno de los poquísimos resultados positivos que puede traer una fuerte depreciación de la moneda: los de la mejora de la competitividad. El comercio exterior reflejó, en septiembre, no sólo su primer superávit comercial del año, sino el primero de los últimos 20 meses.

El saldo comercial fue de US$ 314 millones y se basó principalmente en un desplome de las importaciones en un contexto de aumento de precios de los productos del exterior (gracias al cambio en el precio del dólar), pero también debido a la incipiente, pero profunda recesión. Con relación al año pasado, las compras al exterior cayeron 21,2%. En tanto, las exportaciones también mostraron una baja, aunque más moderada, de 4,8% en el año.

"Las exportaciones crecieron 0,2% en la serie con estacionalidad. respecto al mes de agosto y alcanzaron los US$ 5013 millones, mientras que las importaciones cayeron 11,4% con estacionalidad y se situaron en US$ 4699 millones", afirmó el Ministerio de Hacienda en un comunicado apenas difundida la noticia por el organismo estadístico.

"Si se excluyen las exportaciones de oleaginosas y cereales, afectadas por la sequía, las exportaciones crecieron 1,8% interanual. En los primeros nueve meses del año, las exportaciones totales crecieron 3,5% interanual y, si se excluyen las exportaciones de oleaginosas y cereales del periodo, 8,1% interanual", indicaron cerca de Nicolás Dujovne. Allí buscaron excluir el fuerte impacto de la sequía, que aún se refleja en los números oficiales.

"En septiembre, se destaca el crecimiento de las exportaciones de combustibles y energía, que crecieron 122,2% respecto a septiembre de 2017 y, en los primeros nueve meses del año llegaron a los US$ 2969 millones, prácticamente el doble del valor del mismo período del año anterior y 78% más alto que el mismo período de 2015", sostuvieron. En ese sentido, precisaron que respecto al déficit energético, en septiembre se redujo considerablemente respecto a igual mes del año pasado: pasó de US$ -243 millones a US$ -108 millones.

El intercambio comercial (exportaciones más importaciones) adquirió un valor de 9712 millones de dólares, 13,5% inferior respecto a septiembre del año anterior, según el Indec.

Las exportaciones de productos primarios disminuyeron 32,3% interanual. Las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario (MOA) aumentaron 1,2%; las de manufacturas de origen industrial (MOI) bajaron 4%; y las exportaciones de combustibles aumentaron 122,2%.

Las importaciones de bienes de capital cayeron 42,3%, mientas que las de bienes intermedios bajaron 0,3%; las de combustibles y lubricantes aumentaron 23,3%; las de piezas y accesorios para bienes de capital retrocedieron 23,8%; las de bienes de consumo bajaron 27,5% y las de vehículos automotores de pasajeros cayeron 50,2%.

"La noticia es que se recuperó el superávit comercial, lo que a priori es positivo, aunque la forma no es la mejor. Como suele suceder, el dólar impacta más rápidamente vía recesión y caída de las importaciones que aumento de las exportaciones, que tardan más en reaccionar", afirmó a LA NACION Martín Alfie, economista de la consultora Radar.

"De hecho, la caída de las exportaciones, inclusive de las que venían creciendo como las Manufacturas de Origen Industrial, no es una buena señal. El resultado positivo se va a mantener en los próximos meses, y ya en 2019 con exportaciones al alza", completó.

"Volvimos al superávit, pero no por las buenas razones, sino por la fuerte depreciación y recesión", afirmó a este medio Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina. "Esto era algo esperado, ya había mostrado equilibrio el intercambio con Brasil", agregó.

"Este resultado se da principalmente por un desplome de las importaciones en valores y volúmenes. Todos los rubros caen. También hay bajas en las exportaciones, pero son más moderadas. Allí sigue impactando el tema de la mala cosecha, pero además cayeron las manufacturas de origen industrial. El buen dato es que el rubro de combustible y energía mostró un fuerte incremento de las exportaciones", agregó el economista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?