Suscriptor digital

Pasaron dos días de la derrota en Tucumán y habló Eduardo Coudet: "Si quieren, empiezo a sacar el currículum"

Coudet justificó en su enojo no haber hablado públicamente luego de la caída contra San Martín. "Somos punteros, re punteros no podemos ser. Merecimos ganar los nueve partidos que jugamos; más protagonistas que eso no existe", se defendió.
Coudet justificó en su enojo no haber hablado públicamente luego de la caída contra San Martín. "Somos punteros, re punteros no podemos ser. Merecimos ganar los nueve partidos que jugamos; más protagonistas que eso no existe", se defendió. Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Nicolás Zuberman
(0)
23 de octubre de 2018  • 17:48

Desde que Eduardo Coudet pisó la porción celeste y blanca de Avellaneda en diciembre pasado se instaló un concepto que define a su ciclo: en un club pasional, Racing, quería tener un equipo pasional. A ese ritmo va Chacho, exagerado para las alegrías pero también para los golpes. La derrota del último domingo contra San Martín, de Tucumán, un equipo que aún no había ganado en el torneo y que jugó con diez futbolistas desde los 15 minutos del primer tiempo, cambió el humor que había logrado la Academia luego de derrumbarse su sueño copero en el Monumental.

La bronca y el silencio con los que Coudet dejó Tucumán amplificaron el pesimismo. Casi 48 horas más tarde, apareció el análisis del entrenador: "Decidí no hablar allá porque estaba enojado y las declaraciones iban a ir por ahí. Acá se resalta lo malo, se busca el q... Pero eso vengo a resaltar lo positivo. Si quieren, empiezo a sacar el currículum: cuando llegué decían que Racing no ganaba como visitante, que no generaba juego, que no era protagonista. Tan mal no estamos y yo tan b... no soy. Es un loquero lo que estamos haciendo. Que nosotros hagamos lo que hicimos con Boca es un loquero. Pero todos son parte de esto".

Este Racing es un equipo que ha ido moldeándose según sus cicatrices. Tras un primer semestre muy bueno que terminó con una inesperada derrota ante Colón que lo dejó sin cumplir el objetivo de clasificarse para la Copa Libertadores de 2019 y con la caída frente a Sarmiento, de Resistencia, por Copa Argentina, el cuerpo técnico entendió que debía cambiar su mensaje. Que el equipo debía ser más aplomado. Hacia ahí apuntó el mercado de pases, que le dio otra identidad al plantel. Algo similar ocurrió con la eliminación a manos de River: Coudet se puso la obligación de salir campeón de la Superliga, cambió medio equipo y nació una formación diferente al partido siguiente, contra Rosario Central.

Y cuando parecía que la derrota en Tucumán dejaría otra cicatriz, el DT eligió calmar los ánimos: "Me parece que todos tenemos que bajar un cambio. Cuestionan a Guillermo [Barros Schelotto], que ganó dos veces con Boca; cuestionaban a Marcelo [Gallardo] hasta que ganó la Supercopa [Argentina]. ¿Cómo no van a cuestionarme a mí, que no salí campeón todavía? El ideal es muy difícil. Salís campeón y al torneo siguiente te dicen que tenés la vara muy alta. ¿Cuál es el límite? Somos punteros, re punteros no podemos ser. Merecimos ganar los nueve partidos que jugamos; más protagonistas que eso no existe".En los tres partidos en que la Academia no consiguió sumar de a tres puntos en este campeonato -los dos en Tucumán y ante Boca como local- iba en ventaja, hasta que en los 15 minutos finales varió el resultado. Por esos antecedentes, en las redes sociales los hinchas apuntaron a Coudet. Los dirigentes, esta vez, prefirieron no hacer pública su bronca más allá del lamento por que Racing podría haberse escapado 8 puntos de Boca, 9 de Huracán y 10 de River e Independiente, los que parecen ser los rivales más fuertes en este certamen de 25 fechas. La mira, otra vez, estaba puesta en las modificaciones del director técnico. "Pensé que con Marcelo [Díaz] y Nery [Domínguez] íbamos a manejar más la pelota, por lo bien que entienden el juego. [Eugenio] Mena salió porque estaba infiltrado. Puse a [Gustavo] Bou porque no quise perder un cambio poniendo a [Alexis] Soto con el puesto por puesto. No creo que haya sido un cambio loco. [Augusto] Solari está acostumbrado a jugar como lateral y Renzo [Saravia] puede hacerlo por el otro lado", fue la explicación del DT.

El diagnóstico del entrenador para explicar por qué había perdido esos 5 puntos que habrían dejado al líder muy lejos de sus perseguidores fue la falta de eficacia para resolver los partidos y las equivocaciones en defensa. Aunque minimizó los motivos: "Nos llegaron cuatro veces en 180 minutos. Cualquiera diría que eso es bueno. Pero las cuatro fueron goles, entonces no nos sirve. No me gusta aprender perdiendo puntos. Pero charlamos sobre lo que pasó y los jugadores se llevaron los motivos", expuso.

Otra de las materias que aún le falta aprobar a Coudet al mando de Racing es irse victorioso en los partidos definitorios. Lo dicho: la eliminación prematura por la Copa Argentina frente a un conjunto del Federal A, la derrota a manos de Colón que lo dejó sin cumplir el objetivo en la temporada pasada, la eliminación contra River por la Libertadores y no haber vencido en los clásicos por la Superliga ante el millonario y Boca. "A mí me tocó perder dos finales, pero no hablemos de la manera. Hay una solución mucho más fácil para los clubes: contratar entrenadores que queden afuera antes, que no disputen las cosas hasta el final. Por suerte todavía me llaman desde muchos lugares. Para perder ante Colón, antes ganamos muchos partidos", enfatizó.

Sin sorpresas para el clásico domingo

Más allá de los regresos de Marcelo Díaz y Matías Zaracho, esta vez no habrá grandes modificaciones para recibir a San Lorenzo el domingo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?