Suscriptor digital

Triste final para la Ferrari del "Pata" Medina: está en un galpón porque se le encendió la luz del service

La Ferrari incautada
La Ferrari incautada
Carlos Manzoni
(0)
24 de octubre de 2018  • 10:55

La Argentina es el país de lo increíble: no solo puede suceder que un sindicalista tenga una Ferrari, sino que también puede ocurrir que esa "nave" sea incautada por la Prefectura Naval Argentina (PNA) y utilizada para patrullar las calles de uno de los barrios más selectos de Buenos Aires. Pero lo desopilante no se termina ahí: como se le enciende el cartel de "service", por precaución, el auto está guardado en un galpón, asegurado con la póliza mínima obligatoria.

El vehículo en cuestión es una Ferrari 458 Italia, que pertenecía a Horacio Homs, testaferro del dirigente sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina, ex titular de Uocra La Plata. Este deportivo fabricado en Maranello, Italia, del que sólo hay 15 ejemplares en el país, tiene un precio de mercado de US$350.000 (US$485.000 cuesta una cero kilómetro).

¿Por qué terminó esta "máquina" estacionada en un galpón? "Porque son bienes recuperados de operativos que los jueces nos dan, pero no siempre sirven y en este caso es oneroso para el Estado hacerse cargo", responde una fuente de Prefectura que pidió la reserva de su nombre.

Otra pregunta que surge del sentido común es por qué no se vende y se utiliza el dinero para fines más nobles. "Porque el bien está en custodia por el Ministerio de Seguridad , pero no es propiedad de esa cartera. Por lo tanto, puede usarlo, pero no subastarlo", respondieron.

Así las cosas, para decidir qué se hace con esta Ferrari, que puede acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 325 kilómetros por hora, hay que esperar hasta que termine el juicio penal y el juez decida quitarle el bien a Homs, pero para eso pueden pasar 10 años.

Otro punto que llama la atención con relación a este bien recuperado: solo paga el seguro mínimo obligatorio. Según vio LA NACION de un registro oficial, el vehículo posee la cobertura del Seguro Obligatorio establecido en el artículo 68 Ley N° 24.449 (de Responsabilidad Civil).

El seguro automotor contratado por el período 25 de junio de 2018 al 25 de diciembre de 2018 tiene un costo total de $ 3854,55 (lo que paga, por ejemplo, un seguro contra todo riesgo de un cero kilómetro de gama media).

En una aseguradora de las tradicionales, a la que se le consultó por este tema, explican que esa forma de asegurar con lo mínimo exigido por la ley se puede dar por dos razones: "Porque no tienen miedo de que se la roben, ya que son la PNA, o porque ninguna aseguradora se las quiere asegurar", dijeron.

La historia de los bienes incautados a la corrupción no empieza con la máquina del Cavallino Rampante. En 2017, por ejemplo, la Justicia autorizó al Ministerio de Seguridad a incorporar a la flota de vehículos de la Prefectura un yate valuado en un millón de dólares perteneciente a Ricardo Jaime, un ex funcionario detenido y condenado por delitos de corrupción.

La Ferrari 458, que tiene Prefectura
La Ferrari 458, que tiene Prefectura

Otra de las joyitas arrancadas a la corrupción es el Learjet 35A, valuado en US$575.000. Escrito así no dice mucho, pero se trata del "avión de Lázaro Báez", detenido e investigado por lavado de dinero por integrar una asociación ilícita durante la era "K". Este "monumento a la corrupción", según afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , está guardado en un hangar del aeropuerto de San Fernando .

Aunque actualmente no está en funciones porque debe repararse, el Gobierno promete que la nave será utilizada por la Policía Federal para operativos de delitos complejos en todo el país. Al menos, ya tiene pegado el cartel que indica que la aeronave también es hija de la corrupción.

El decomiso y la utilización de vehículos, ya sea por corruptelas o por estar vinculados al narcotráfico, es una carta que el ministerio de Bullrich usa cada vez que tiene la oportunidad. Y hubo varias. A esta lista también hay que sumarle los 46 vehículos de ex funcionarios que pasaron a control estatal, entre ellos uno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Hasta el momento, los bienes confiscados por la Justicia desde 2011 incluyen 1047 autos, 375 armas, 244 inmuebles, tres buques y tres aviones, de acuerdo con el Registro Nacional de Bienes Secuestrados y Decomisados (Rnbsd), creada en 2011 por recomendación del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

En algunos casos los rodados patrullan las calles, pero en otros permanecen guardados en depósitos a la espera de que se apruebe la ley de extinción de dominio, que permitiría al Estado vender los vehículos o los inmuebles que tengan su origen en la corrupción o el tráfico de drogas para, por ejemplo, comprar equipamiento que pueda servir más que el uso específico de esos bienes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?