Suscriptor digital

Negocios sobre ruedas: más rubros se suben al modelo de los food trucks

Crédito: Ariel Escalante
A la tendencia de los carritos gastronómicos se suman nuevas propuestas: desde cafeterías y peluquerías hasta tiendas de ropa y accesorios incorporaron la modalidad de vender sus productos desde un pequeño móvil
Julia D'Arrisso
(0)
24 de octubre de 2018  

  • Facturación: $21.800
  • Es el costo anual de la licencia que otorga el gobierno porteño para comercializar comidas y bebidas

A los ya conocidos food trucks, se les suman nuevas opciones: desde peluquerías móviles hasta cafeterías eligen subirse al carrito ambulante como nueva modalidad para hacer un negocio moderno, móvil y rentable. En principio, las iniciativas trabajan principalmente en eventos privados y ferias, y funcionan bajo un modelo que no requiere grandes costos y, en su mayoría, no son fijos.

Uno de los ejemplos de esto es Kusta Barber Truck, una barbería que ya puso en movimiento diez trucks que funcionan en shoppings y distintos espacios públicos, que planean ampliarse a aeropuertos.

Mariano Acosta es el creador de Kusta. Es administrador de empresas y tercera generación de peluqueros. "Desde que me recibí empecé a tener una mirada empresarial y pensé hacer algo diferente más allá de la peluquería clásica. La idea era agregarle valor a una industria que todavía conserva valores muy tradicionales", contó Acosta a LA NACION.

El negocio se puso en marcha con la mira puesta en combinar el cuidado de la imagen y la optimización del tiempo. "Nos dimos cuenta de que los clientes tenían un hábito de consumo respecto al ritual de la peluquería y eso para nosotros era una barrera porque hoy los clientes tienen menos tiempo y eso traduce en una baja de la demanda", analizó.

Así en 2017 surgió la idea de crear un servicio móvil de peluquería, que agregara elementos de confort .La prueba piloto se llevó en el shopping Tortugas Open Mall, y a partir de los buenos resultados, se fabricaron diez trucks donde hoy se realizan cortes, afeitado, diseños para barbería, diagnóstico capilar, entre otros servicios. La idea de la empresa es además ampliar su oferta a aeropuertos. La facturación anual de Kusta ronda entre los $7 y $10 millones. "Es un modelo comercial eficiente, tiene muy buena rentabilidad. El espacio de locación se asemeja a una góndola y se paga un costo de locación más barato que un alquiler", sostuvo Acosta.

En esta misma línea, bajo la concepción de poner un negocio sobre ruedas, el café Vespress se inspiró en la motocicleta Vespa para poner a andar una cafetería que funciona en permanente rotación. Eric y su hermana, Mónica Jakubavicius pensaron en juntar algo que los una y combinaron sus dos pasiones en un mismo negocio: las motos y la gastronomía (en este caso, más puntualmente el café y la pastelería). Así como la Vespa se caracterizó por su practicidad para trasladarse, la idea fue llevar ese concepto al mundo del café. El negocio debutó en febrero de 2017 y está montado sobre un triciclo Vespa Ape 150, que está equipado con una máquina espresso nuova Simonelli APPIA II y un molino Malhlkönig K30 Vario. "La propuesta es un homenaje a la italianidad y sus tradiciones como símbolo de estilo, combinados con la libertad de la movilidad urbana", dijeron en Vespess. "Desde el ícono de Vespa, el café, todo tiene que ver con Italia. Eso combinado con una pastelería seca. Desarrollamos la pastelería más tradicional italiana como son los canollis", explicó Eric Jakubavicius. "Es un utilitario de muy bajo costo, facilidad de traslado y se puede dejar en cualquier lugar. Hay tres y vamos rotando entre eventos privados y ferias y estamos buscando quedarnos fijos en algún lugar", dijo.

Una de las primeras complicaciones que se les presentó al negocio fue conseguir las Vespa. A través de contactos en las ferias y búsquedas en las redes sociales, pudieron conseguir los primeros tres vehículos. "Es un objeto que llama mucho la atención. Es algo retro pero nuevo", sostuvo Eric.

No hay costos fijos, solo se requiere un enchufe para conectarse a una red eléctrica. "Este modelo de negocio, al ser nómade, se activa y se pone en pausa cuando querés. Hay personal contratado part time. Es el mismo modelo que un catering", expresó el creador de Vespresso, que genera una facturación anual es de $1 millón por cada uno de los trucks.

Para la cartera de la dama

Cow Industries es una marca familiar de productos realizados en cuero que van desde carteras, cinturones y accesorios que se ponen en venta dentro de un bag truck - por su combinación para graficar la venta de carteras en un camión.

Cow Industries es la pequeña empresa que Mercedes Rols puso en funcionamiento desde la fábrica de cueros de su marido, Iván Speier.

Speier exporta cueros a Estados Unidos y China y a su trabajo le suma una pasión: es fanático de los autos y las motos. Desde hace nueve años aproximadamente, su mujer, Mercedes, diseñadora industrial, decidió emprender con los objetos que se elaboraban en la fábrica de su esposo.

Entonces, consiguió dos máquinas de coser, diseñó las formas y comenzó a producir a base de esos cueros accesorios - cinturones, carteras, morrales, billeteras, entre otras cosas-, pero sobre todo poner los productos en venta desde un pequeño vehículo Apecar que decoró enteramente en cuero para que los compradores pudieran sentir directamente el material con que fabricaba sus productos. "El camión es un minilocal. Cuando empezamos fue una idea vinculada a los primeros food trucks, que hay mucho de comida, pero no tanto de objetos. Mercedes dijo voy a hacer un BagTruck, un camión de carteras", contó Speir.

El empresario destaca que una de las ventajas de los trucks es que un local conlleva gastos fijos que son difíciles de afrontar para un emprendedor que recién está dando los primeros pasos. Cow Industries tiene una facturación aproximada de $50.000 por cada feria o evento al que concurre, a lo que hay que restar el costo de alquiler por participar de los encuentros. "Es un desafío encontrar una comercialización distinta. Las marcas venden un estilo de vida y esto representa algo diferente", sostuvo Speier.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?