Suscriptor digital

Marcelo Longobardi: "Tuve mucha suerte, pero esa sensación me produce vértigo"

El periodista profundizó en aspectos poco conocidos de su vida en el programa Hablemos de otra cosa, que emite LN+
El periodista profundizó en aspectos poco conocidos de su vida en el programa Hablemos de otra cosa, que emite LN+ Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
El conductor del programa radial más escuchado de la mañana revela sus secretos ante el micrófono y sus choques con el kirchnerismo
Pablo Sirvén
(0)
24 de octubre de 2018  

Puede vestir remera, jean y zapatillas, pero su voz al micrófono siempre sonará como de alguien de saco y corbata. Es Marcelo Longobardi , el hombre que se despierta en su casa de Nordelta todos los días a las 4 de la mañana y que ya veinte minutos después está trabajando febrilmente en la preparación de su programa, el más escuchado de la mañana desde hace 16 años, primero en Radio 10 y después en Radio Mitre.

Metódico, atildado en sus maneras, Longobardi compone con gusto el papel de antihéroe que le asignaron sus compañeros en contraste con Jorge Lanata , esa suerte de rock star del periodismo con quien hace divertidos pases desde hace cinco años. Amante de la ópera, en su escritorio atesora en un disco rígido más de 3000 títulos líricos que repasa con placer y tiempo, especialmente los viernes a la noche, recostado en un gran butacón.

A pesar de la vida al revés -siempre se va a dormir cuando en algunas casas aún no se ha servido la cena-, se ha dado tiempo para el amor: tiene seis hijos de tres parejas diferentes. Con los tres mayores ya adultos -Gastón, Franco e Ignacio- armó hace unos años una sólida cofradía para jugar al golf en las más bellas canchas del mundo. Josefina, Clarita y Delfina son sus hijas más chicas.

"No hay padres en el mundo que tengan tres hijos varones que jueguen al golf en muy alto nivel que tengan interés en jugar con su padre", apunta Longobardi. Los equipos nunca se cambian: Franco y Gastón juegan contra Ignacio y el periodista de Radio Mitre.

- ¿Y tu relación con las chicas?

-Tengo una relación muy buena con todos mis hijos, pero necesito que crezcan un poquito. Al principio me costó. Ahora he logrado integrarme más con ellas. Tuve mucha culpa cuando nacieron mis hijas mujeres porque sentí que estaba defraudando a mis hijos varones. Un delirio. Terminé en el psicólogo. Ellos nunca lo vieron así y contribuyeron mucho para que esa tontería pasara rápido. Logré juntarlos a todos con éxito.

Longobardi no es muy dado a dar entrevistas no solo porque su programa radial le lleva mucho tiempo más allá de las cuatro horas que está en el aire y porque además conduce su propio ciclo de entrevistas en CNN en español, sino porque prefiere tener un perfil bajo cuando no trabaja. Con Hablemos de otra cosa, el programa que emite LN+, no solo hizo una excepción sino que además tuvo la deferencia particular de abrir las puertas de su casa, donde se grabó la entrevista. Durante la emisión también pudieron verse y escucharse testimonios de sus compañeros de la radio María Isabel Sánchez, Willy Kohan y el doctor Alberto Cormillot. Sumó sus opiniones otro conductor de Mitre y secretario de Redacción de LA NACION, Jorge Fernández Díaz.

El tono de la conversación y el contenido de la misma lograron cautivar a la audiencia de tal manera que sobre la medianoche del lunes, LN+ lideraba la audiencia de los canales de noticias.

"No se me ocurre no estar a las 6 de la mañana al aire; tengo terror de llegar tarde", dice
"No se me ocurre no estar a las 6 de la mañana al aire; tengo terror de llegar tarde", dice Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

-Hablemos del capítulo "sueño".

-Es todo un capítulo que requiere mucha disciplina. Me despierto a las 4 y no hago fiaca. Salto como un resorte de la cama. No se me ocurre que no esté a las 6 de la mañana al aire. Tengo terror de llegar tarde. Una vez en veinte años me quedé dormido y otra vez que se inundó todo y no podía pasar, salí por teléfono.

Sobre el kirchnerismo

Obviamente el tema político fue dominante durante la charla y su traumática relación con el kirchnerismo tuvo una revelación sorprendente durante el programa. Longobardi se definió como "el primer crítico de [Néstor] Kirchner".

El conductor dijo haber criticado al expresidente "desde el día uno", y que eso despertó fuertes presiones políticas hacia el empresario Daniel Hadad, quien por entonces era dueño de Radio 10 y C5N.

-¿Qué tipo de presiones?

-Recibía presiones brutales: le balearon un restaurante mientras comía con su mujer, la AFIP lo volvió recontra loco, le hicieron cosas muy jodidas. Kirchner y Cristina lo llamaban todo el tiempo para amenazarlo y decirle que me echara.

En algunas ocasiones, esos llamados derivaron en reuniones, como la que sucedió el mediodía del 5 de febrero de 2010, el último encuentro que tuvieron, según recuerda Longobardi. "Casi me pega", aseveró.

-¿Casi te pega?

-[Kirchner] nos recibió solo en el hall del quincho de Olivos, donde están las oficinas de la Presidencia. Vino por el pasillo a los insultos. No podría reproducir las cosas que escuché. Cuando llegó al lado nuestro se me tiró encima como para darme una trompada. Daniel [Hadad] se interpuso para evitar una agresión física.

El periodista describió este episodio como "inédito": "Era un expresidente fuera de sí y sacado de quicio tratando de darme una trompada con el argumento de que yo promovía la fuga de capitales", contó.

La reunión terminó, entonces, con Kirchner insultándolo en el pasillo. "Todo un divague", concluyó.

A los dos días, recordó, el exmandatario tuvo que ser operado de urgencia de la carótida. Ocho meses más tarde moriría.

Longobardi dijo que entre Hadad y él se estableció una suerte de "acuerdo tácito" según el cual el periodista "planteaba su punto de vista en la radio" y Hadad "respetaba su independencia". "Fue tremendo -agregó-, porque Daniel no era Clarín, que tenía la espalda suficiente para aguantar un gobierno entero arriba todo el santo día", dijo. De hecho, contó que, por compararlo con otros dueños de medios más poderosos, Kirchner solía calificarlo como "el Seco". "Daniel era una pyme. El Seco era mucho más apretable, pero se la bancó muy bien". Hadad terminó vendiéndole C5N y todas sus radios a Cristóbal López. "No lo hablé con él, pero creo que en alguna partecita vende para no echarme", opinó. "No tenía tantos recursos para bancar semejante nivel de presión sobre él, su esposa, familia, hijos y sobre su patrimonio", apuntó Longobardi.

Sobre Macri

Durante la emisión, el periodista también se refirió a cómo ve la marcha del actual gobierno."Esperaba mucho más de lo que [Macri] dio hasta ahora y creo que él también sabe que está para más que esto".

-¿Qué falló?

-Faltó en primer lugar un sentido del orden político y en segundo lo que falla es el sistema que regula el comportamiento político de Macri. Yo aprendí en estos años que Macri es un tipo ininfluenciable, que es mucho más duro de lo que la gente supone. Casi poco menos que inmodificable en su rumbo. Muchísimo más arriesgado, jugado y duro de lo que la gente se imagina. Aunque él sepa que comete errores, es un tipo que difícilmente vaya a cambiar nada porque los periodistas le marquemos errores, para bien o para mal. No hay arreglo posible a ninguna cuestión económica con un 45% de inflación. No hay forma.

No faltó, claro, en el transcurso de una hora de charla una alusión a la reciente y leve polémica que mantuvo a la distancia, junto a Lanata, con la mediática Sol Pérez. "Francamente -reconoció-, yo no tengo idea de lo que pasa en la televisión. No es una pose. Estamos en galaxias distintas. Hice una broma de mal gusto, me equivoqué y pedí disculpas. Tenía razón, pobre chica, y obviamente no me las aceptó".

Muy buen desempeño de LN+

La entrevista que Pablo Sirvén mantuvo con Marcelo Longobardi en LN+ tuvo un muy buen desempeño de rating cerca de la medianoche del lunes. Hablemos de otra cosa tuvo picos de 1,9 (vale aclarar que un punto de rating equivale a 100.000 espectadores) y su emisión promedió 1,3. En esa franja, sólo TN estuvo por encima de LN+. C5N se mantuvo en la segunda posición hasta la medianoche; luego, cedió el puesto a manos de LN+.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?