Suscriptor digital

De los lectores: cartas & mails

(0)
24 de octubre de 2018  

Otra misa

Entre otras varias, se me ocurren dos opciones que tendría la Iglesia para intentar unificar a la castigada ciudadanía argentina: 1) Convocar a todos a una misa en la Basílica de Luján para orar por el fin de la corrupción en la Argentina. 2) Convocar a una misa para que en nuestro país se pueda terminar con la tan destructiva "grieta". En cualquiera de estas dos opciones se encontrarán las personas que en realidad están interesadas en el bien de la Argentina y no en simples intereses sectoriales o personales.

Mauricio Maurette

DNI 13.380.744

Lejos de la política

En la tapa de LA NACION del domingo pasado se destaca la celebración de la misa a cargo del arzobispo Radrizzani con el lema "Por la paz social, el pan y el trabajo".

Las primeras filas fueron ocupadas por personas del sindicalismo y la política que se encuentran fuertemente cuestionados por la sociedad e investigadas por la Justicia. Como creyente, me desagrada la vinculación de la Iglesia con la política, cuando excede el marco de la ayuda social y guía espiritual. Creo, como muchos, que ciertas personas que participaron de esa celebración han sido activos promotores para que nuestro país tenga menos paz social, sea más pobre y genere menos trabajo. Tampoco imagino que nuestra Virgen de Luján se haya sentido muy honrada con el uso de su basílica por estos personajes. Quiero a mi Iglesia cada vez más cerca, más inclusiva y aún más comprometida con la ayuda permanente a los más desprotegidos, pero cada vez más lejos de la política enchastrada de mi país.

Eduardo Quinterno

DNI 22.824.430

No confundirse

¿Cuándo entenderemos los argentinos que no somos el ombligo del mundo? Creer en que lo que dijo Pablo Moyano y pensar que el papa Francisco es el impulsor de actos políticos o religiosos en la Argentina es desconocer la misión mundial que tiene como pastor e incluso menospreciarla. Es interpretar a un líder religioso con el lenguaje de la política barata a la que suelen estar acostumbrados muchos dirigentes de esta nación; es desconocer la estructura de la Iglesia y su funcionamiento; es ningunear a los obispos argentinos y su autonomía en las decisiones en cada diócesis particular. Cuando todo se enreda adrede y con objetivos espurios que intentan mejorar la imagen de corruptos o debilitar a la Iglesia por conveniencias políticas huele a una dirigencia que no se conecta con su pueblo y sus creencias, y, entonces, necesitan mostrarse abrazados a quienes sí lo logran. Me duele tanto la Argentina que miente para sembrar odio como me duele la Argentina que lo cree. Ojalá solo escuchemos las palabras y los gestos de Francisco y no lo que dicen que él dijo o piensa. Ojalá lo escuchemos y lo miremos como líder religioso y no como un especulador político. Él nos recibe a todos y más aún a quienes trabajan o representan a los excluidos de las sociedades, porque como Papa busca abrazarnos a todos y no por estar de acuerdo con nosotros. No nos recibe por "perfectos", sino por ser "pecadores". Por eso algunos buscamos, desde nuestra fe, su aliento y guía para seguir trabajando en el camino de eliminar los volquetes existenciales a los que nos lleva el odio, la desunión y la mentira.

Como política y cristiana quisiera que nadie intente ensuciar a la Iglesia para conseguir objetivos, que nos diéramos cuenta de qué hay detrás. Quisiera que los dirigentes sean valientes y hablen desde la verdad, que el pueblo argentino no se confunda y sobre todo que entendamos que construir la paz es el único camino que debemos perseguir todos para tomar decisiones con claridad y objetividad. Que se nos revuelvan las entrañas ante la mentira. ¡Reconstruyamos nuestra Nación en la verdad!

Victoria Morales Gorleri

Directora nacional de Responsabilidad Social para el Desarrollo Sostenible

Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación

Éxodo jujeño

El 23 de agosto, durante una visita circunstancial a Jujuy, tuve oportunidad de presenciar el festejo local del Éxodo Jujeño, ocurrido en esa fecha, en 1812, hito fundamental en la independencia de nuestro país. Hubo marcha de carrozas, fogatas alegóricas para conmemorar el incendio de casas y chozas durante el éxodo, que dejó desprovistos al Ejercito Realista de víveres, abrigos y refugios. Dicha estrategia, comandada por el general Manuel Belgrano, logró a posteriori que con un número menor de soldados derrotara al ejército colonialista en las batallas de Tucumán y Salta, consolidando nuestra independencia. Lo más notorio del caso es que casi ningún medio nacional se hizo eco de este acontecimiento. Triste también es reconocer que en las escuelas no se hace mención alguna a esta gesta. Por tal motivo, el general Belgrano es venerado como prócer-héroe indiscutido de aquella decisión patriótica acompañada por el pueblo jujeño.

Enrique Pakman

DNI 5.090.221

Saltimbanqui

Felipe Solá anuncia su separación del Frente Renovador. No me sorprende porque este señor ha deambulado por diferentes espacios políticos tratando de no perder predicamento. Mi padre decía sobre estos personajes, de los que hay en demasía: ¡son unos saltimbanquis!

Adriana de la Canal

DNI6.522.747

Ley de alquileres

El lector Arzeno trae a la memoria las consecuencias de las normas sobre alquileres fijadas por Perón en su primera época. Recordemos también lo sucedido durante el gobierno de Isabel Martínez de Perón (los contratos no vencían, se prorrogaban automáticamente) y cuando se supo que Menem sucedería a Alfonsín: en ambos casos desapareció la oferta de locaciones. Es más, en el último caso fue suficiente la noticia para generar la reacción de los locadores.

¿Los legisladores recuerdan lo sucedido? ¿O van a aplaudir como cuando desconocieron la deuda externa? ¿Qué hará el Gobierno si, sancionada la reforma, vuelve a suceder lo mismo?

En este tema no puede actuarse como con el gas. Para cada inquilino se requiere un propietario que quiera continuar alquilando.

Felipe Obschatko

holajaver@yahoo.com.ar

En la Red

facebook

Radrizzani dijo que el Papa no tuvo ninguna injerencia en la misa sindical

"Usted sabía que habría una lectura política del hecho y que el móvil era presionar a la Justicia" -Nani Peisino

"Apoyo total a la Iglesia, al arzobispo Radrizzani y al obispo Ojeda. Absolutamente clara y comprensible su explicación" -Carlos Santander

"No aclare que oscurece" -Sonia Echegaray

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?