Suscriptor digital

Trump acusó a Maduro y a los demócratas por la caravana de migrantes

Durante un acto de campaña en Texas, reconoció que no tenía pruebas, pero que "bien podría haberlas"
Rafael Mathus Ruiz
(0)
24 de octubre de 2018  

WASHINGTON.- El gobierno de Donald Trump acusó a Venezuela de financiar la caravana que avanza desde la frontera entre Guatemala y México hacia Estados Unidos, cuya procesión fue organizada por "grupos de izquierda", un nuevo dardo político dirigido a los 7000 migrantes, en la recta final de la campaña electoral para los comicios en los que se decidirá el control del Congreso.

Además de esa última acusación, Trump y su vicepresidente, Mike Pence, insistieron en sugerir que puede haber terroristas dentro de la caravana, una afirmación que, al igual que el vínculo con el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, o con los demócratas, en ningún momento fue respaldada por evidencia alguna por parte de la Casa Blanca. Trump, de hecho, admitió que no tenía pruebas para respaldar sus dichos, pero, un segundo después, dijo que "bien podría haberlas".

La politización de la procesión de más de 7000 migrantes, que en su gran mayoría aún se encuentran a casi 2000 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos, refleja una estrategia oficial de utilizar la inmigración para encender a la base de votantes de Trump, al vincular a los migrantes con el crimen y a los demócratas con la política de "fronteras abiertas", las "turbas", el socialismo y el rechazo al imperio de la ley.

"¿Saben cómo empezó la caravana? ¿Todos saben lo que esto significa? Creo que los demócratas tuvieron algo que ver con eso", dijo Trump, anteanoche, ante unos 19.000 fervientes seguidores suyos en un acto de campaña en Texas, muy cerca de la frontera con México. "Es un asalto a nuestro país. Eso es un asalto. Y en esa caravana tenés gente muy mala. Tenés gente muy mala. Y no podemos dejar que eso le pase a nuestro país. Y no va a pasar", agregó.

En Washington, ayer por la mañana, Pence concurrió a una charla organizada por el diario The Washington Post. Luego de ofrecer la respuesta más contundente de la Casa Blanca sobre el asesinato del columnista saudita disidente, Jamal Khashoggi, al que llamó un "acto barbárico", Pence se refirió a la caravana.

"Es inconcebible que no haya gente descendiente de Medio Oriente en una multitud de más de 7000 personas que avanzan hacia nuestra frontera", afirmó. Luego, apuntó por primera vez a Venezuela, al afirmar que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, le dijo que "fue organizada por grupos de izquierda en Honduras, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberanía y desafiar nuestra frontera".

Por la tarde, en un intercambio con los periodistas en el Salón Oval, Pence, rodeado de varios legisladores, repitió la misma frase. Cuando mencionó a Venezuela, Trump lo interrumpió: "¿Y los demócratas, quizá?", dijo, entre risas.

Trump dijo luego que la patrulla fronteriza "interceptó a muchas personas de Medio Oriente", incluidos miembros de Estado Islámico, y otras personas "buenas y malas" y "personas maravillosas" de Medio Oriente, América del Sur y más allá.

El presidente insistió en que podía haber terroristas, y cuando le preguntaron si había pruebas, respondió: "No hay pruebas de nada. No hay pruebas de nada. Pero bien podría haberlas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?