Suscriptor digital

Gallardo no pierde la confianza para dar el batacazo en Brasil: "Que la gente crea porque tiene con qué creer en el equipo"

Marcelo Gallardo pide calma pensando en el partido desquite ante Gremio por las semifinales de la Copa Libertadores
Marcelo Gallardo pide calma pensando en el partido desquite ante Gremio por las semifinales de la Copa Libertadores Fuente: Reuters
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
24 de octubre de 2018  • 07:23

Creer. Ese será el verbo clave dentro del plantel de River en los días que se vienen. La palabra se repetirá una y otra vez para apostar por un escenario totalmente diferente el próximo martes en Brasil. Asimilar rápido la derrota por 1-0 con Gremio en el duelo de ida de las semifinales de la Copa Libertadores en el Monumental será un factor vital para los dirigidos por Marcelo Gallardo , quien anoche buscó bajar un mensaje de tranquilidad de cara a otro duro desafío.

No es la primera vez que el técnico decide apelar al convencimiento a la hora de sentarse frente al micrófono en una situación adversa. "Nos queda la posibilidad de ganar en Brasil y, mientras exista esa chance, este equipo nunca va a darse por muerto", dijo el DT en mayo de 2015 cuando perdió 1-0 con Cruzeiro en la ida de los cuartos de final de la Libertadores (finalmente se clasificó al ganar 3-0 en Belo Horizonte). "Hay que apelar a la rebeldía, tocar las fibras más íntimas, porque no va a ser la primera vez de levantarse en una serie. Vamos a estar en uno de los desafíos más importantes, por lo menos para mí como entrenador, de creer que como equipo podemos darlo vuelta", disparó en septiembre de 2017 tras perder 3-0 con Jorge Wilstermann, también en la ida de los cuartos de final (luego ganó 8-0 de local).

Y, como si recordara exactamente aquellos momentos, ayer Gallardo volvió a hablar de la creencia de poder batallar para conseguir un resultado positivo. "Ahora tenemos una oportunidad ante una situación adversa. El desafío va a ser mayor y lo tomaremos como tal: ir a ganar a Brasil y tratar de traer la clasificación. En eso nos vamos a enfocar. Y la gente que crea porque tienen con qué creer en este equipo para dar un batacazo. Creemos que somos fuertes y podemos ganar de visitante, lo hemos demostrado. Iremos con esa ilusión y esa mentalidad, no nos queda otra que ganar allá. Lo vamos a intentar", destacó el entrenador millonario.

"Vamos a tener un deseo y una ilusión: ir a ganar a Brasil. Y con eso nos vamos a sostener y vamos a preparar el partido. Nada de especular: no sabemos ni podemos hacerlo. El partido que imaginábamos hoy no pudimos hacerlo ante un rival muy duro y de mucho oficio, que cambió su manera de jugar para cortar nuestro circuito de juego y hacerse fuerte en el juego aéreo. E hicieron ambas cosas y ahí estuvo la diferencia. Ellos suelen jugar mucho más que hoy, pero tuvieron oficio y nosotros no estuvimos como solemos estar. Era para 0-0 o una mínima diferencia, que se dio en el gol de cabeza, que nosotros también podríamos haberlo hecho. En un detalle se llevaron un premio demasiado grande", agregó el Muñeco.

Será un desafío más que especial para River, porque las tierras brasileñas siempre han sido difíciles a lo largo de la historia: de sus 39 partidos jugados allí, ganó siete, empató siete y perdió 25. Además, marcó solo 34 goles y le convirtieron 64. Por Copa Libertadores, son 13 las presentaciones, con tres éxitos, un empate y nueve caídas. ¿El dato alentador? La última vez que se impuso fue 3-0 sobre Cruzeiro, cuando logró revertir la serie de cuartos de final de 2015. Pese a eso, Gallardo evitó hacer comparaciones sobre ambos momentos.

"Yo vivo el hoy. Es un partido en el que no esperábamos tener el resultado que se dio. No queda otra que ir a ganar a Brasil. Ya lo hemos hecho. ¿Alguien pensaba que Gremio podía ganar en nuestra cancha hoy? Muy poca gente, posiblemente ellos sí, hasta lo dijeron sus jugadores: sabían a lo que venían, a intentar desactivar nuestro juego colectivo y tratar de aprovechar la pelota parada. Lo hicieron y lograron llevarse un triunfo. Yo estoy convencido de que podemos ir y ganar en Brasil, más allá del rival", destacó el DT de River.

¿Qué le faltó a su equipo para poder ganar en el Monumental? "Intentamos hacer lo nuestro: desactivar la defensa con juego por abajo, pero no había espacios, se cerraron bien. Y por arriba son muy fuertes, no podíamos ganar la segunda pelota. No creo que nos haya faltado un plan B. Teníamos una clara idea de jugar pero también los rivales juegan y te respetan, como lo hizo Gremio. Pero nos faltó creatividad, no estuvimos finos ni precisos para desnivelar. Nosotros sabíamos que tenían mucha fortaleza en la pelota quieta, son bravos en esa faceta. Lo habíamos visto y entrenado... pero en el área, uno contra uno, se suele perder y ganar. Las prevenciones las tomamos", analizó Gallardo.

En el medio de lo que será la preparación para batallar en Porto Alegre, el Millonario deberá recibir el sábado a Aldosivi por la décima fecha de la Superliga. Por eso, el DT reconoció que, como el martes que viene el equipo deberá hacer "un esfuerzo supremo", guardará a los jugadores que sean necesarios "para estar con todas las energías posibles para ir a ganar".

Por último, cerró: "En el vestuario había bronca por el detalle que fue la diferencia de ese gol. Pero en ningún momento se vio un vestuario porque el rival fue superior, porque te ganó con una actuación brillante. no. Son dos equipos de jerarquía. Y cuando te enfrentás en estas situaciones, a veces cae para tu lado y a veces para el otro: hoy cayó del lado de ellos. Gremio, sin pararse de igual a igual, jugó su partido y lo hizo inteligentemente. Nosotros no fuimos creativos para romper esa defensa, con una pared, con una gambeta. ellos fueron muy serios, sobrios. Veremos si lo podemos hacer en Brasil la semana que viene, ellos saben que les podemos generar un problema".

Ponzio también apeló a la fe: "La confianza está plena, no es vender humo"

Leonardo Ponzio es uno de los tres soldados que quedan de aquel histórico 3-0 ante Cruzeiro en Belo Horizonte en 2015. Él, Jonatan Maidana y Rodigo Mora fueron titulares, mientras que Camilo Mayada y Gonzalo "Pity" Martínez ingresaron desde el banco de suplentes. Por eso, el capitán millonario es una voz autorizada para, tal como hizo Gallardo, bajar un mensaje de esperanza.

"Gremio fue un rival fuerte, duro, que nos dejó jugar poco. Y estas instancias se definen en el detalle, como es la pelota parada. Nosotros tuvimos dos situaciones pero terminó del lado de ellos la diferencia. Ahora terminó el partido. Es borrón y cuenta nueva. Vamos a tener un par de días y la confianza está plena, no es vender humo del micrófono hacia afuera. Es lo que nosotros venimos haciendo. Tenemos que poner la cabeza primero en el fin de semana para ganar y meterse arriba de nuevo en la Superliga. Y después viene el partido del semestre", destacó Ponzio en conferencia de prensa.

"Hay que tener memoria, no hay que salirse de lo que venimos haciendo y hay que dar la cara. Ellos tienen respeto por nosotros, lo escuché de varios jugadores. Nosotros iremos a buscar lo que ellos se llevaron pero quizás jugando más. Nos vamos a agarrar de lo que venimos haciendo en el semestre y con Marcelo de entrenador: ir a proponer y buscar. El gol que todos queremos de visitante nos va a poner en partido. Y después es ver cómo juegan los demás con un gol en contra. Buscaremos eso y sin volvernos loco, sin salirnos de lo nuestro, como hoy: otro gol iba a ser más duro. Hay que tener cabeza y estar convencidos", cerró Leo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?