Creadora de crónicas sonoras

Invitada al festival de periodismo narrativo Basado en hechos reales, Camila Segura, la editora de Radio Ambulante enaltece al podcast
Invitada al festival de periodismo narrativo Basado en hechos reales, Camila Segura, la editora de Radio Ambulante enaltece al podcast
Candelaria Domínguez
(0)
28 de octubre de 2018  

Se aprieta el botón de play y se escuchan los llantos angustiantes de una niña pidiendo ver a su papá; se aprieta play y se oye la historia de los habitantes del Delta del Tigre, que cuentan cómo las construcciones a mansalva ponen en riesgo el paisaje natural y el ecosistema propio de la zona. Historias y situaciones que ocurren a miles de kilómetros entre sí se presentan con la tensión y el estilo característicos del periodismo narrativo, combinados con la emocionalidad del sonido, hasta configurar un nuevo tipo de narración. Radio Ambulante, creada en 2012, utiliza recursos de la crónica para narrar situaciones originales, historias desgarradoras y retratos que emocionan, con técnicas de radio, que por supuesto incluyen música. Lo hace mediante podcasts, que son archivos de audio que se puede descargar desde la web o a través de aplicaciones, conformando una especie de "radio a la carta" donde el oyente, de forma participativa, elige qué escuchar (en la Argentina hay más de 300 podcasts de distintas temáticas, desde género hasta animé, ocultismo, viajes, cine, literatura, videojuegos, entre otros).

Camila Segura es la editora principal de Radio Ambulante. Periodista colombiana, quien frente a una crisis de carrera, luego de haber terminado un doctorado en Literatura en Columbia University, necesitaba encontrar algo distinto. La idea de Carolina Guerrero y Daniel Alarcón, periodistas y productores, atrajo a Camila a Radio Ambulante y desde entonces edita y produce los trabajos de distintos periodistas alrededor del mundo que cuentan historias de realidades desconocidas de Latinoamérica. La mayor audiencia de Radio Ambulante es en los Estados Unidos, donde la población latina escucha historias de sus tierras a través del podcast y, también, alguien de Guatemala puede escuchar historias sobre el norte argentino o un mexicano puede conocer Coihueco, un pequeño pueblo en el centro de Chile donde la inmigración haitiana llegó de forma silenciosa, pero sorpresiva. La conexión que se establece entre los oyentes es notable y forma lazos a través de las comunidades de redes que supieron crear, no como espacios de foro, sino como lugares de encuentro y debate.

Radio Ambulante es también una escuela. Enseñar lo aprendido, las técnicas y el arte de transformar crónicas narrativas en piezas sonoras interesantes, es parte del trabajo que realizan para personas interesadas en armar su propio podcast. Esta semana, del jueves al sábado, Camila estará dando un taller sobre el tema en el festival de periodismo narrativo Basado en hechos reales, que se realizará en el Centro Cultural Kirchner. Este encuentro, dedicado a los géneros que cuentan historias reales, se propone "fomentar y celebrar" las distintas narrativas de no ficción, mediante talleres, paneles y actividades gratis.

¿Cómo plasman la estructura de una crónica periodística y la riqueza del texto en el audio?

Es un trabajo arduo. Es muy artesanal lo que hacemos. Las historias demoran en producción de 3 meses a un año; trabajamos en Google Docs y con el audio. La idea es transcribir todas las entrevistas y verificamos que lo que está en papel pueda sonar bien y trabajamos cortando audio y viendo si funciona o no. Lo que caracteriza una buena historia para Radio Ambulante es que tenga un giro sorpresivo, algo inesperado, un final, una resolución. Una historia de Radio Ambulante no funciona sin personajes. Las personas ideales son elocuentes, carismáticos, y la idea es que al principio de la historia se enganche el oyente, que en los primeros minutos dejemos una pregunta que queramos responder.

¿Cómo surgió el proyecto?

Fue en 2011. Carolina Guerrero y Daniel Alarcón son una pareja que sentía la necesidad de hacer algo como esto, que no existía en español. Los podcasts en inglés y ese tipo de formato de nota de crónica narrativa de largo aliento son muy populares en los Estados Unidos desde hace 8 años, pero en español no había nada parecido. Entonces, decidieron lanzarse a la idea de formar Radio Ambulante, pero sin saber absolutamente nada de radio. Se creó un equipo internacional y en 2012 lanzamos el proyecto con una campaña de microdonaciones de Kickstarter, y juntamos más de 46.000 dólares, de más de 600 donantes. Eso nos permitió lanzar la primera temporada y hace un año y medio firmamos un acuerdo de distribución con la radio pública nacional de los Estados Unidos, la NPR, y ahora ya vamos por la octava temporada con más de 100 historias de 20 países.

¿Cuáles fueron las historias que más te impactaron?

Del podcast tengo muchísimas que son mis favoritas, más de 100, a mí me gustan más las historias personales. "Somos fabricantes" es una de mis historias favoritas, que hicimos hace mucho tiempo, en las primeras temporadas, y trata de dos hermanos argentinos que crecieron en La Pampa, en un lugar muy aislado, y se dieron a la tarea de construir un avión y es toda la historia de cómo lograron construirlo y volarlo, lo cual fue toda una hazaña.

¿Cómo se financia Radio Ambulante?

Tenemos donaciones de oyentes; en Latinoamérica no es tan común. En los Estados Unidos sí, la gente dona más a proyectos que le interesan. El contrato de distribución de NPR nos ayuda bastante con los equipos, y becas de fundaciones también nos ayudan. Es un trabajo duro, todo el tiempo estar aplicando el dinero para sostenernos.

Ustedes plantean una relación bastante estrecha entre los oyentes.

Sí, eso es genial. Últimamente con más recursos, nuestro editor de audiencias, Jorge Caraballo, creó unidad con los seguidores en redes; y en Facebook creamos un club de podcast de Radio Ambulante, que tiene muchos miembros y es una comunidad muy generosa y muy respetuosa. Yo tenía miedo de que ese club se fuera a convertir en algo agresivo, como en los foros o comentarios de diarios donde la gente es grosera y poco argumentativa, pero ha sido una comunidad superbonita que nos apoya y se pone a discutir los episodios. Ahora vamos a crear Clubes de Escucha, donde se junten oyentes a escuchar los programas y debatirlos.

Uno de los últimos podcasts que hicieron es "Tolerancia cero", que cuenta la dura situación en la frontera de México con EE.UU. tras el decreto de Tolerancia Cero a los inmigrante. ¿Cómo es informar en la era Trump?

Esa fue una de las últimas historias que hicimos de la temporada, no la teníamos presupuestada y empezó a pasar todo esto de los niños y la separación de familias, y nos sentimos con la obligación de hacer algo a último minuto con eso. Entonces conseguimos a Ginger Thompson, que sacó a colación ese audio tan terrible de la separación de la niña y su mamá, y montamos ese episodio en muy poco tiempo, en una semana, que es un récord. Lo de Trump es todo un reto, muchas historias que hacemos no son de actualidad, tratamos de hacer más historias que cubran lo terrible que está pasando con los latinos bajo el gobierno de Trump. Ahí hay muchas posibilidades de hacer resistencia desde el periodismo. Es interesante el perfil de oyentes que tenemos.

  • RADIO AMBULANTE
  • En equipo. Está conformada por periodistas de Costa Rica, Puerto Rico, México, Argentina y Colombia.
  • El festival. En los talleres, paneles y actividades de Basado en hechos reales participarán más de 60 invitados. También habrá una muestra de fotos organizada por Nano Festival y un concurso de crónica breve.
  • No soy tu chiste. "La última historia que yo produje y salió al aire se titula 'No soy tu chiste' y se basa en un personaje, 'el soldado Micolta', blanco, que se pintaba la cara y el cuerpo de negro, y hacía una imitación del acento afrocolombiano, y de los prejuicios típicos, de que son bobos y perezosos. Un colecivo afro salió a protestar para que este hombre no saliera más al aire y se creó un debate en el país sobre el racismo. Esa historia me demoró un año".
  • Basado en hechos reales La segunda edición del festival tendrá lugar del jueves al sábado próximos en el CCK (Sarmiento 151). Todas las actividades son gratis, con entrada libre hasta agotar la capacidad de la sala.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?