Suscriptor digital

En el mercado de capitales dan por perdido este año, pero son optimistas para 2019

Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV)
Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV)
Sofía Diamante
(0)
24 de octubre de 2018  • 18:44

Luego de un 2017 con rendimientos muy buenos para el mercado de capitales -al igual que la economía, que tuvo una expansión de 2,9% del PBI- este año el sector se desplomó. Ni siquiera el mercado financiero pudo sacar provecho del ascenso de la Argentina a la categoría de "emergente", que clasifica la sociedad MSCI, ni de la aprobación en el Congreso de la Ley de Financiamiento Productivo, con reformas importantes para el sector.

Las tasas altas de interés, producto de la nueva política de agregados monetarios, tampoco son auspiciosos para invertir en el mercado, pero en la industria son optimistas que el año que viene el sistema financiero podría volver a recuperar su senda de crecimiento.

"Sin duda que el entorno de altas tasas afectó fuerte el mercado. Par darse una idea, en abril se emitían US$1500 millones por mes y ahora se emiten US$300 millones. Esto es el efecto del cierre de los mercados externos y de la suba de la tasa de interés", señaló Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que participó del seminario de la Cámara de Agentes de Bolsas que se desarrolló hoy a la mañana.

"El mercado para empresas grandes ha estado cerrado desde mayo por la volatilidad, pero estamos viendo que se puede empezar a abrir, porque hay un mercado exterior importante también", agregó, y señaló que si bien "el mercado de capitales es muy importante para el país, necesita una condición previa, que es la estabilidad macro y la reducción de la inflación".

"El año pasado fue buenísimo y creo que el año que viene puede ser muy bueno para el mercado de capitales. Mientras tanto, nosotros tenemos que prepararnos para estar listos para aprovechar la oportunidad. Estamos transformando el marco regulatorio, con inversión en tecnología y con mejoras en la cadena de agentes", analizó Ayerra.

Luis Álvarez, director de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA), señaló que la situación actual restringe el acceso al mercado. "El Estado está absorbiendo una cantidad de fondos y pagando tasas muy altas. Eso le pone una cuota de distorsión muy grande al mercado. En este momento, es muy difícil pensar en una inversión de riesgo bursátil cuando hay tasas del 70%. Son políticas que pueden durar pocos meses, no son estrategias que puedan ser sostenibles en el tiempo", explicó.

Sin embargo, proyectó que el mercado financiero podría tener expectativas favorables a partir del primer trimestre del año que viene. "La generación de estas expectativas se dan a partir de hechos concretos que tienen que ver con la reducción de la inflación, con la corrección del déficit y con la inversión. Mientras no tengas esos parámetros o drivers, en la Bolsa va a ser difícil.

La Bolsa se suele adelantar, por lo tanto, hay que ser vigilante en cuanto a que antes se empiecen a ver los indicios", dijo, y agregó: "El volumen puede ser un indicio si empieza a crecer, pero si hay un marco complejo como el actual es difícil que la inversión venga todavía".

Alejandro Porzio, titular de la Cámara de Agentes de Bolsa y anfitrión del evento que se desarrolló en la Bolsa de Comercio, coincidió en que la coyuntura no es la mejor. "Obviamente el mercado está atrapado con tasas altas que es lo peor que le puede estar pasando. Es imprescindible y necesario que la tasa baje. Nos quedan dos meses difíciles. Somos muy optimistas a futuro, pensando en la cosecha que viene y en el ingreso futuro de dólares que trae. Ya estamos viendo que los números en la balanza comercial empezaron a darse vuelta. Hay que esperar, es un proceso doloroso, pero pensamos que a futuro la economía irá mejorando", se explayó.

Y agregó: "Tenemos que tratar de tener un mercado más profundo, donde la Argentina se pueda financiar dentro de su propio mercado y no tenga una dependencia de los capitales del exterior, que cuando se van lo hacen en masa, generan una gran devaluación y mueven todas las variables. El país tiene que aprender de Brasil, que financia el 100% de su deuda en el mercado local. Hacia ahí tenemos que apuntar".

Finalmente, Porzio concluyó: "Con tasas tan altas es muy difícil conseguir capital que venga a invertir en la Argentina. Cuando la tasa de interés es sumamente positiva con respecto a la inflación, no es tentador para alguien hacer una inversión productiva, si por colocar el dinero en interés en el banco tiene un rendimiento tan alto".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?