La importancia de la movilidad y la logística en el crecimiento del AMBA

La principal economía regional argentina presenta un escenario complejo para el sector por la multiplicidad de jurisdicciones que alberga
(0)
25 de octubre de 2018  

La competitividad del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es clave para lograr una inserción activa de la Argentina en el mundo actual, urbano y globalizado, signado por la competencia económica. Para eso, la eficacia y la eficiencia de la movilidad y la logística son variables críticas.

De ellas depende el almacenamiento, el fraccionamiento y la distribución de materias primas, insumos y productos terminados. Pero estas actividades no se dan en abstracto, sino en escenarios concretos. Hoy, la política y la economía global se conducen desde megaciudades: cada ciudad compite para diferenciarse y ofrecer condiciones que le permitan atraer inversiones e incrementar su potencial.

Más allá de dónde se produce, son los grandes centros comerciales y financieros de los países las puertas de entrada y salida de los flujos del exterior y de circulación hacia el interior.

Siendo la tercera megaciudad de América Latina, tras México y San Pablo, el AMBA es la principal economía regional argentina. En los 2500 kilómetros cuadrados de su mancha urbana, que alberga alrededor de 35% de la población del país, se genera cerca de la mitad del producto bruto interno. Desde el punto de vista de la movilidad y la logística, contiene la cabecera de la red vial nacional, la de todas las líneas férreas, los dos principales aeropuertos del país y un sistema de puertos que va desde Zárate hasta La Plata.

A la complejidad de sus características geográficas, se suma la institucional. En el AMBA conviven el gobierno nacional, el de la provincia de Buenos Aires, el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 40 municipios y una serie de organismos autárquicos y empresas públicas.

Siendo la movilidad de cargas fundamental para lograr la competitividad del AMBA, aún no ha tenido el tratamiento que merece. Por la diversidad de los flujos de bienes y la pluralidad de actores, como por la dispersión institucional, presenta un escenario complejo y difícil.

El problema es la multiplicidad de jurisdicciones, que deriva en la necesidad de unificar normativas y tasas, e incluso, de replantear los criterios de abastecimiento. En lo cotidiano, también aparecen otras problemáticas como la velocidad de circulación, la dificultad en cuanto a maniobrabilidad, la falta de reserva de espacios de estacionamiento y de pernocte, la incapacidad para operar cargas por parte de las empresas receptoras, problemas para el manejo de cargas indivisibles, falta de respeto de los pocos espacios y horarios reservados para carga y descarga. También la falta de regulaciones homogéneas y fiscalización.

Lo que sucede con este tema en el AMBA repercute con fuerza en la economía nacional. Por eso, se requiere un diagnóstico y un tratamiento adecuados. Correspondería problematizar las restricciones que condicionan el sistema de movilidad de cargas y de logística en el AMBA, como su sobrecarga, los inconvenientes para la transferencia modal, la escasez de superficies disponibles para obras de infraestructura y de espacios donde albergar las actividades de transferencia y operacional.

Desde el punto de vista operativo, la experiencia internacional nos muestra la eficacia de instrumentos como la construcción de un modelo de simulación que contemple todas las variables comprometidas y permita prever qué puede suceder en el conjunto. Pero el problema fundamental no es la falta de un instrumento de ese tipo, sino la de un andamiaje institucional que permita formular y operar con éxito las transformaciones.

Así, es necesario contar con un espacio institucional efectivo del que participen todos los actores con intereses y saberes en juego, ya sean del sector privado, del público, de las ONG o de la academia, donde se identifiquen los problemas y se conciban soluciones para que el AMBA pueda cumplir su rol como metrópolis impulsora del desarrollo nacional en el competitivo mundo contemporáneo.

Por Rubén León Guillén

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?