La destrucción en el Congreso, una forma de sumar votos para Macri

Joaquín Morales Solá

Columna de Joaquín Morales Solá

17:26
Video
(0)
24 de octubre de 2018  • 21:35

A continuación, los principales conceptos:

  • El debate dentro del recinto es previsible, lo natural y lo conveniente en un sistema democrático. Lo que pasó hoy fuera del Congreso, que de alguna manera se trasladó al interior y que terminó con este forcejeo que entre Daniel Filmus y Nicolas Massot, creo que son cosas que hay que separar porque unas pertenecen al sistema democrático y otras no.
  • No puede ser que la oposición expresada por la izquierda y por el kirchnerismo haya tomado como norma que cada vez que se trata una ley importante para el Gobierno haya disturbios afuera de una magnitud enorme. No llegaron hoy a tener la magnitud de diciembre de 2017, pero estuvieron cerca, porque los procedimientos eran los mismos: tirar a la policía piedras, palos, provocar a la policía para que reaccione y después decir dentro del recinto que no están las condiciones para sesionar.
  • Yo creo que ante la posibilidad de perder, la izquierda y el kirchneirsmo lo que hacen es tratar de hacer una derrota simbólica del Gobierno para que levanten la sesión y la posterguen por lo menos una semana. Esto no pasó hoy, pero me parece que este método es antidemocrático y creo que a estos grupos les cuesta entender las normas de la democracia.
  • El presupuesto es uno de ajuste más que nada por los ingresos que por los egresos. Están siendo mucho más ajustados los productores rurales que van a tener que pagar retenciones mucho más altas de las que preveían, los exportadores que van a tener que pagar impuestos mucho más altos de los que preveían que lo que es el gasto social. El gasto social no solo que no se ha tocado sino que se ha aumentado, por eso yo me pregunto: qué hacían ahí las organizaciones sociales, por quién estaban reclamando si a ellos no se les corta ninguno de los planes que están teniendo.
  • Con este Gobierno, a diferencia del anterior, son más violentos: creo que hay una disidencia ideológica muy profunda con Mauricio Macri y creo que hay una aversión a la persona del Presidente por parte de esta izquierda y del kirchnerismo. El kirchnerismo tiene otras razones además de la ideológica. Cree que la presencia de Macri en la presidencia condena a Cristina Kirchner a prisión. Es un error para cualquiera que conoce la Justicia ya que la Justicia se está manejando absolutamente sin importarle quién es el presidente ni el gobierno.
  • El objetivo no es ya ganar la votación en el Congreso, porque saben que van a perder, sino postergar la sesión porque sería un triunfo político que diga: "Hemos logrado que Macri tenga que aguantar una semana más y que le levantemos una sesión".
  • En los Congresos del resto del mundo, si uno ve, las discusiones son muy fuertes pero nunca llegan al insulto personal y mucho menos a estar cerca de agarrarse a trompadas. Estamos hablando de dos personas que son razonables pero cuando en la política no se conversa se convierte en violencia. Creo que ellos no están dispuestos a conversar con el Gobierno, ni con el peronismo no kirchnerista que gran parte de ese peronismo es el que está aprobando el presupuesto hoy. Esta es la explicación que gente que siempre ha sido razonable termine en la violencia.
  • En esta sesión debuta un bloque nuevo, el que se separó del Frente Renovador y encabeza Facundo Moyano y Felipe Solá que ya anticipó que va a votar en contra. La historia de Felipe Solá los últimos diez años cambia permanentemente de ubicación. Ahora se va de Massa para arrimarse a Cristina Kirchner. Él que durante 10 años y en dos elecciones clave fue quien derrotó a Cristina y hoy se acerca, creo que con la intención de que Cristina en algún momento no sea candidata y que aparezca él como la figura de unidad del kirchnerismo y lo que es hoy el peronismo no kirchnerista, convertirse en el candidato único del peronismo. Sinceramente creo que este proyecto es imposible hoy.
  • En relación con el presupuesto, éste contiene los acuerdos básicos con el Fondo Monetario. Seamos razonables, el Fondo Monetario es el médico que llamás de urgencia a tu casa. No es el problema, el problema existía de antes. Lo que pasó con el gobierno de Macri es eso. De hecho Macri se resistió dos años o más a recurrir al Fondo cuando ya alguno de sus ministros, como Luis Caputo, ya el año pasado le aconsejaban recurrir al fondo. Se resistió hasta que tuvo que llamar al médico.
  • Este presupuesto contiene fundamentalmente el déficit cero para el año que viene. ¿Cómo se consigue esto? Con un ajuste del presupuesto del gobierno federal, con un ajuste que hace mucho la provincia de Buenos Aires, la provincia más afectada. Eso es una parte del ajuste y la otra es que se le cobra más impuestos a los que están en mejores condiciones, en algunos casos no es así porque se les aumenta la presión impositiva a los trabajadores en blanco pero sí también se la aumenta a los sectores que se beneficiaron con la devaluación como la exportación.
  • Hay que aceptar también que hay sectores de la sociedad argentina muy vastos que la están pasando mal. Lo que la dirigencia política tiene que buscar es solucionar esta situación pero no con hechos de violencia de esta magnitud. Lo único que hace esto es darle más votos a Macri ya que la actitud de represión que toma el gobierno de Macri es lo que la sociedad pide a gritos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?