River necesita que a Brasil viaje el Pratto brasileño

Andrés Eliceche
Andrés Eliceche LA NACION
Lucas Pratto, preocupadp por encontrar su nivel
Lucas Pratto, preocupadp por encontrar su nivel Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
(0)
24 de octubre de 2018  • 23:59

Cuando llegó a River en enero ya estaba en deuda. ¿Cómo justificar que un club argentino pague 14 millones de dólares por un jugador de 29 años? ¿Cómo hacer para quitarlo de la mente? ¿Cómo convencer a los demás que un número no es más que eso, aunque suene a disparate?

Esas excentricidades que el mercado genera cada tanto corre por un carril bien diferente a lo que ocurre en la gestión diaria de un plantel: ningún compañero le anda recordando ese dato a Lucas Pratto mientras hacen abdominales en Ezeiza o practican jugadas con centros al segundo palo. Pero está ahí, a la vista de todos. Y se reflota en ocasiones como la actual, cuando River necesita jugar su mejor partido del año y hacer eso que no pudo en sus últimos dos partidos de visitante en la Copa: goles.

En los diez meses que lleva desde que Rodolfo D'Onofrio le hizo el gusto a Marcelo Gallardo, Pratto no consiguió nunca ganarse el lugar de imprescindible. Como sí lo hizo Franco Armani, por ejemplo, otro refuerzo que desembarcó en el mismo momento que él. Los números son un indicador: entre Superliga, Copa Libertadores y Copa Argentina jugó 31 partidos y marcó 7 goles. Insuficientes para un centrodelantero, claro, aunque su aporte a la causa pueda extenderse a otros aspectos del juego. Que puede aguantar la pelota de espalda al arco rival, que sabe pivotear desde el centro del ataque para los volantes que llegan por los costados, que es el primer defensor cuando River pierde la pelota, que. Ninguno de esos elementos puede valer más que lo que se precisa del que juega de 9, aunque éste lleve el aséptico número 27. Goles, qué otra cosa.

En la Copa, hasta el martes Pratto había sido titular en los 11 partidos previos. Su momento más flojo coincide con el de mayor necesidad de River: lograr la clasificación en Brasil

A esta altura, los focos se posan más sobre él ya que el contexto es delicado. El martes, contra Gremio, fue suplente por primera vez en esta Copa, y su ingreso no pudo ayudar a enderezar el rumbo torcido de la noche de River. Brasil, allí donde sus buenos rendimientos lo llevaron a la selección en la breve época de Bauza, puede ser una estimulante oportunidad para que Pratto salga de la zona de dudas en la que los hinchas de River lo tienen instalado. Atlético Mineiro y San Pablo disfrutaron al mejor Pratto en los años que estuvo en el fútbol brasileño, justo antes de que River fuera a buscarlo montado a esos millones que establecieron la compra más cara de la historia de su actual club.

River no será el mismo cuando vuelva de Porto Alegre. A la vuelta lo esperará la final de la Libertadores o la amargura de haberse quedado en la puerta, como en 2017. Y Pratto, para lo bueno o para lo malo, necesariamente tendrá cosas que decir en ese asunto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?