Copa Libertadores: cuándo juegan el pase a la final Boca y River y qué necesitan para llegar

Nández y Ponzio, dos luchadores en el medio para Boca y River
Nández y Ponzio, dos luchadores en el medio para Boca y River Crédito: Fabián Marelli
(0)
25 de octubre de 2018  • 07:52

Boca y River jugarán la próxima semana, en Brasil, el pase a la final de la Copa Libertadores. El xeneize ante Palmeiras, con la comodidad de haber ganado 2-0 el partido de ida, y el millonario frente a Gremio con la obligación de conseguir un triunfo. Sino, el destino le deparará la eliminación.

La primera final de la Libertadores será el 7 de noviembre y la revancha se disputará el 28. Si alguno de los dos equipos argentinos se cruza con un brasileño en la instancia decisiva, definirán afuera de la Argentina. Si se da el caso de un Superclásico en la final de la Copa, el Monumental será el escenario de la revancha.

River: a ganar o morir

El próximo martes 30 de octubre, el equipo de Marcelo Gallardo va por la final de la Copa Libertadores ante Gremio. El partido se jugará 21.45 en Porto Alegre. Este sábado, sin embargo, jugará con suplentes ante Aldosivi (en el Monumental) por la Superliga.

Para llegar a la final, a River sólo le sirve ganar. Si pierde o empata, quedará al margen del certamen continental. Si gana 1-0 llevará la serie a penales. En caso de triunfar por cualquier otro resultado, pasará. Incluso, si es por un gol de diferencia. En esa hipotética situación, el equipo de Núñez quedará en ventaja por haber marcado más goles de visitante.

Eso si: la misión no será para nada fácil. De local, Gremio se hace muy fuerte. En la Copa nunca perdió en su casa (lo mismo le había sucedido a River hasta el martes pasado). Y varias veces terminó con el arco invicto.

Boca: con una ventaja que lo ilusiona

La ráfaga goleadora de Darío Benedetto dejó al xeneize en una situación inmejorable de cara a la final. El triunfo por 2-0 de anoche en la Bombonera le da a Boca una gran ventaja pensando en la revancha del próximo miércoles: el 1 de noviembre, a las 21.45, en San Pablo.

Boca jugará con suplentes el sábado, ante Gimnasia y Esgrima La Plata, por la Superliga. Luego viajará a Brasil para buscar el pase a la final de la Copa. Un empate o una victoria, por cualquier resultado, dejarán a los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto en la definición del certamen.

Inclusive puede pasar perdiendo. Si cae por una diferencia de dos goles (que no sea 2-0) o menos accederá a la final. Si el resultado es efectivamente 2-0 para Palmeiras, definirán por penales. Los brasileños, para dar vuelta la serie, deberán ganar por más de dos tantos de diferencia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?