Suscriptor digital

Encuesta: por estrés o desmotivación, la mitad de los trabajadores se iría del país

Los niveles de satisfacción y felicidad con el empleo cayeron varios puntos desde el año pasado
Los niveles de satisfacción y felicidad con el empleo cayeron varios puntos desde el año pasado Fuente: Archivo
(0)
25 de octubre de 2018  • 12:08

Los tiempos de crisis suelen pasar factura en diferentes aspectos de la vida y uno de los ámbitos más afectados es el laboral: según una reciente encuesta realizada por la Universidad Siglo 21 a más de 1000 trabajadores argentinos, la mayoría de ellos se iría del país si tuviera la posibilidad de hacerlo. Además, los niveles de satisfacción y felicidad relacionados con el empleo cayeron varios puntos respecto al año pasado.

Para confeccionar el "Índice de Bienestar Emocional y Estrés en Trabajadores Argentinos", el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la universidad consultó a 1050 personas de ambos sexos de entre 18 y 65 años residentes en siete grandes ciudades del país: Buenos Aires , Comodoro Rivadavia , Córdoba , Corrientes , Mendoza , Rosario y San Miguel de Tucumán . Las preguntas se vincularon con diferentes cuestiones relacionadas con su empleo, como el salario, la dedicación, el agotamiento, su satisfacción con su lugar de trabajo y su vida en general. Y algunas cifras no fueron muy alentadoras.

Por primera vez desde 2016, año desde que se confecciona el índice, la cantidad de trabajadores que prefieren irse de la Argentina (50,4%) es mayor a la que prefiere quedarse (49,6%); en 2017 esos números eran sensiblemente diferentes, con aproximadamente seis de cada diez encuestados que preferían apostar por el país.

El 50,4% de los trabajadores argentinos se iría del país, si pudiera hacerlo
El 50,4% de los trabajadores argentinos se iría del país, si pudiera hacerlo Fuente: Archivo - Crédito: Reuters

El salario no explica todo

Un dato llamativo, sin embargo, es que no hay una correlación entre el nivel de salario y el deseo de probar suerte en el extranjero, es decir que según la encuesta no importa si un trabajador gana poco o mucho a la hora de evaluar si quedarse o irse.

"Tiene que ver con las expectativas", explica Carlos Luis Spontón, magíster en Psicología del Trabajo y coordinador del Observatorio. Como en el futuro inmediato los trabajadores no esperan que su salario se incremente "buscan otras motivaciones en su empleo", dice Spontón. "El salario impacta, pero no es el principal motivador", señala.

Por eso, las diferencias entre quienes quieren quedarse y quienes prefieren irse del país aparecen en otros índices, como los niveles de satisfacción con su vida, la dedicación y orgullo por su trabajo, la satisfacción con los recursos laborales y la valoración que reciben por parte de la organización. Quienes desearían irse reportaron menores niveles en todos esos indicadores y son, en promedio, más jóvenes que los que prefieren quedarse.

En 2017 el 42,4% de los trabajadores estaba satisfecho "en general" con su vida; ese número bajó ahora al 34,3%
En 2017 el 42,4% de los trabajadores estaba satisfecho "en general" con su vida; ese número bajó ahora al 34,3% Fuente: Archivo

Pero aquí también las cifras muestran un deterioro. Mientras que 2017 el 42,4% de los trabajadores había manifestado estar "en general" satisfechos con su vida, este año ese número bajó al 34,3%. Además, descendió de 28,5% a 23,3% el porcentaje de quienes acordaron en que su vida es como quisieran que fuera "en la mayoría de los aspectos".

Nerviosismo y preocupación

"Hay una tendencia mundial para evaluar los indicadores que no son solo económicos: no es restarle importancia al salario sino entender que el tema es más complejo. La relación con el jefe, con el inmediato superior, por ejemplo, es uno de los factores de estrés más grandes. Y el orgullo que alguien siente con su trabajo impacta en los niveles de estrés, en su satisfacción y en sus niveles de salud", señala Spontón. En este sentido, la encuesta arroja "cifras significativas de nerviosismo y preocupación".

Según los investigadores, el informe arrojó "cifras significativas de nerviosismo y preocupación"
Según los investigadores, el informe arrojó "cifras significativas de nerviosismo y preocupación"

Uno de cada cuatro trabajadores manifestó síntomas como dolor o tensión muscular (25,4%) y ansiedad (24,7%). Además, el 38,9% de los encuestados aseguró que "siempre o casi siempre" le cuesta relajarse después de una jornada de trabajo, el 30% dijo que cada vez le cuesta más ir a trabajar y el 32,5% indicó que al volver a casa está tan cansado que no puede dedicarse a otras cosas.

Los encuestadores registraron diferencias de varios puntos en los índices según los lugares revelados. Así, por ejemplo, en Mendoza, Tucumán y la Ciudad de Buenos Aires aparecen los niveles de estrés más altos, mientras que en Corrientes, Rosario y en Mendoza se verifican los mayores niveles de motivación laboral. En el podio de la satisfacción con la vida, en cambio, aparecen -otra vez- Corrientes, Córdoba y Rosario, en ese orden.

Un dato final, que habla de la idiosincrasia de los trabajadores argentinos: a pesar de todas las cifras que dan cuenta de un deterioro en la percepción sobre el empleo, el 90% de los trabajadores asegura ser "persistente" en su trabajo. Además, el 89,7% dice que sigue trabajando a pesar aunque haya problemas laborales, el 88,4% se percibe como "fuerte y enérgico" y el 83,4% se manifiesta "orgulloso del trabajo que hace". Son valores que, en promedio, crecieron un 2% respecto al año pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?