Volkswagen espera menos ventas locales y producción estable en el país para 2019

Fuente: Archivo
El año próximo habría un mercado total de 700.000 unidades; la empresa ratificó una inversión de US$800 millones
Sofía Terrile
(0)
26 de octubre de 2018  

SAN PABLO.- "Este año hubiéramos recuperado la rentabilidad en América del Sur si no fuera por la Argentina". La frase lapidaria -pronunciada con timidez por Pablo Di Si, CEO regional de Volkswagen- se oyó en una conferencia de prensa organizada en esta ciudad por la automotriz para presentar su nuevo modelo, el utilitario (SUV) T-Cross. Como a otras terminales, la crisis tomó por sorpresa a la compañía de origen alemán, aunque Brasil se recuperó a tiempo para amortiguar la caída.

Di Si y Jürgen Stackmann, máximo responsable de ventas y marketing de la compañía a nivel global, analizaron el mercado argentino sin dejar de deslizar algo de desilusión: en abril se proyectaba trabajar los sábados y alcanzar un mercado total de un millón de unidades vendidas para fines de 2018. Unos meses después, esa cifra prevista se reducía en al menos un 23%.

Serán entonces 770.000 las unidades que podrían venderse este año. El número seguirá bajando a 700.000 en 2019, proyectó Di Si. "Las altas tasas y la falta de liquidez harán estragos", admitió. La producción, sin embargo, crecerá: afirmó que, al finalizar este año, las plantas habrán trabajado un 15% más que el año pasado por el avance de las exportaciones a Brasil.

"El escenario es demasiado cambiante en la Argentina. Hace tres años, mis pronósticos hubieran sido muy diferentes para el país. Pero nos tenemos que adaptar rápido para lograr una rentabilidad sustentable", dijo Stackmann. Esa rentabilidad no se recupera desde 2015, al inicio de la crisis brasileña.

El domingo habrá más definiciones para la región: las elecciones consagrarán el próximo presidente de Brasil y Di Si, a cargo del continente, se mostró calmo: "No creo que haya peligro para el Mercosur, y menos en el mercado automotor, donde la Argentina y Brasil están demasiado enlazados".

Sobre la relación entre ambos países, aclaró que el "flex" dejó de incumplirse hace dos meses, ya que la menor cantidad de importaciones y el crecimiento de las exportaciones dejaron el terreno más equilibrado para ambas naciones. A su juicio, es cada vez más probable que el acuerdo se revea para terminar con la situación deficitaria de la Argentina.

El mercado brasileño, además, seguirá sonriente: el CEO regional apuntó que es probable que este año, a nivel sector, crezca un 14% y el año que viene, otro 10%. Con ese "tirón", las plantas argentinas en Córdoba y Pacheco podrán pasar los trimestres en los que la demanda argentina estará más retraída. Hace pocos días, reveló Di Si, ordenó aumentar la producción local en 1000 unidades, de acuerdo con el presupuesto disponible.

En Pacheco, adelantó, la compañía dará vacaciones a sus empleados para poder comenzar con las obras para producir una nueva SUV a partir de 2020, que demandará una inversión de US$800 millones que sigue en pie a pesar de los vaivenes, confirmó el ejecutivo.

La T-Cross, cuya versión "sudamericana" se presentó ayer en San Pablo, es la segunda de una serie de cinco SUV que la compañía fabricará hacia 2020. Demandó una inversión de 2000 millones de reales y se producirá en Curitiba, donde hacia el año que viene la empresa espera estar trabajando en dos turnos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?