Suscriptor digital

El enojo de Vidal con Macri

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Columna de Carlos Pagni

20:45
Video
(0)
25 de octubre de 2018  • 22:05

A continuación, los principales conceptos:

  • Hoy hubo declaraciones del senador Miguel Pichetto en el programa de Marcelo Longobardi ya anticipando que no van a haber demasiadas modificaciones en el presupuesto. Dijo algo que hay que prestarle atención: "A mí no me gusta el impuesto a los bienes personales. Voy a hablar con los gobernadores peronistas y voy a ver si eso se puede modificar". Esa es una cláusula importante del acuerdo con el Fondo y habrá que ver cómo logra avanzar en esa idea. No hay que dejarle de prestar atención porque puede tener éxito. No tendría que volver a la Cámara de Diputados porque es otra ley, va como parte del paquete del acuerdo con el Fondo pero no va dentro del presupuesto.
  • En relación con los disturbios de la jornada de ayer, me parece que si comparamos con lo que pasó ayer a la tarde y noche con lo de la ocasión del tratamiento de la actualización de la ley previsional, acá el kirchnerismo fracasó: dos tercios de la cámara de Diputados que no los acompañó, no se suspendió la sesión, aquí hubo una quiescencia para seguir adelante incluso con gente que puede ser afín al kirchnerismo, como Felipe Solá me parece que quedaron muy aislados y no consiguieron arrastrar al resto de la oposición en un tema que a muchos les debe costar votar que es un acuerdo con el Fondo.
  • Me parece que acá viene un triunfo de los demás, no solo del Gobierno. El Gobierno tiene un doble resultado positivo: obtiene el presupuesto e identifica a su oposición más "rabiosa" que está encarnada en el kirchnerismo, con actitudes que obtiene el repudio de la gente en general y los identifica ahora con un fracaso político. Yo creo que tendría que haber una reunión hoy del Instituto Patria revisando si esta estrategia es una estrategia electoralmente conveniente para Cristina y su grupo.
  • ¿La carrera de la oposición cuál es? Veamos la profundidad de la recesión que está pegando y va a pegar más fuerte. Hay todo un sector de la oposición que trabaja sobre una hipótesis de que el programa del Gobierno, que es llegar febrero con las variables principales de una economía normalizada, es decir, con una baja significativa de la inflación de la tasa de interés y el mercado cambiario sereno, que es entrar a la campaña electoral en serio, no se va a dar. El kirchnerismo juega todas sus fichas a que va a haber un gran fracaso. Hay un sector del sindicalismo, con Moyano en el centro, que juega a eso.
  • ¿La Iglesia juega a eso? La Iglesia está metida en una gran confusión. Ha habido una crisis dentro del episcopado, el obispo pidiéndole al Papa que los saque de este "papelón" a partir de la misa del sábado y de la reunión del miércoles de monseñor Lugones con Hugo Moyano, un día después de que le pidan la captura al hijo. Es realmente un fracaso político importante. ¿Por qué? Porque me parece que al frente del episcopado hoy hay gente que no entiende de política y la política es un arte complejo.
  • Hilemos: si hay un grupo de obispos que seguían votando a Poli cuando él no quería ser, para no votarlo a Ojea, cierra que haya obispos que mandan e-mails al Papa pidiendo que no quieren estar en el curso de acción en el que los metieron. Son los que dicen: "No queremos estar en este estado de moyanización". Tuvo que salir Monseñor Ojea, el presidente del episcopado, a hacer aclaraciones diciendo que el Papa no tenía nada que ver con esa misa. Es muy probable que Francisco no haya tenido nada que ver, pero ¿para qué enfatizarlo tanto con esa misa? Esto quiere decir que esa misa quema, sino no se harían tantas aclaraciones para ponerlo a salvo al Papa.
  • El Gobierno logró un presupuesto pactado con el peronismo acuerdista, no kirchnerista. Es un presupuesto diseñado en gran parte por el peronismo que pone la carga del costo presupuestario de los recortes sobre el estado nacional y los distritos gobernados por Cambiemos, sobre todo, en provincia de Buenos Aires y Capital Federal. No se trató la actualización del fondo del conurbano: esto es motivo de enojo de María Eugenia Vidal con Macri. En la intimidad Vidal se queja de que Macri le sacó plata de lo que le había dado el año pasado cuando se discutió la reforma jubilatoria.
  • El Gobierno explica que en realidad la salvaron de entregar toda la plata que hubiera tenido que entregar si a la provincia de Buenos Aires se la hubiera tratado como una provincia más. Creo que la gobernadora tiene derecho a estar enojada porque venía con una carrera fenomenal y ahora los números castigan a todo Cambiemos y cayó la imagen de la gestión. La gestión de María Eugenia Vidal es más negativa que positiva, con un 52% de imagen negativa. Además, la siento con más frustración porque no tuvo mucho que ver, porque el Gobierno no abre mucho el juego a la deliberación.
  • En la sesión de ayer hubo dos novedades: una previsible y la otra imprevisible. La imprevisible es que dos diputados de Rodríguez Saá de San Luis se levantaron a decir que querían discutir el impuesto de las ganancias para todo el poder judicial. Si yo fuera juez estaría fijándome qué pasa con esto porque anoche había número de sobra para sacar esta ley y ya hay proyectos.
  • La otra novedad tiene que ver que apareció un lobby desconocido: el poderosísimo lobby de las cooperativas y mutuales. Sobre todo, las grandes cooperativas. Había un proyecto de aplicarle el proyecto a las ganancias, sobre todo, a las grandes cooperativas que compiten contra el mercado de la banca. Lograron que eso no suceda sobre todo con mucha presión sobre los diputados de Córdoba y Santa Fe. Se aplica para las empresas que tienen un patrimonio neto superior de 100 millones se le triplica la alícuota que ya pagaban. El sector cooperativo grande sale herido en un ala ayer.
  • Lo demás es poca novedad: un Gobierno que tiene que aplicar retenciones que no quería, con un peronismo que lo impulsó a aplicarlas pensando que iba a levantar al campo en contra y el campo no se le levantó.
  • Me parece que acá el Gobierno sale con un éxito importante del presupuesto: sale con recursos más importantes que son los de la retenciones, tiene prácticamente garantizado que sale en el Senado y un ritual kirchnerista que le suma beneficios, más el error de la Iglesia. No tanto por mérito propio sino por errores ajenos, Macri puede tener una semana victoriosa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?