El futbolista que le hace frente a Jair Bolsonaro: Paulo André, el que se negó a usar una remera a favor del candidato

Paulo André con el buzo: el futbolista se negó a mostrar la camiseta a favor de Bolsonaro, pese a la presión de los dirigentes de Atlético Paranaense
Paulo André con el buzo: el futbolista se negó a mostrar la camiseta a favor de Bolsonaro, pese a la presión de los dirigentes de Atlético Paranaense
(0)
26 de octubre de 2018  • 08:20

Esta semana se conoció la multa que el Tribunal Superior de Justicia Deportiva le aplicó a Atlético Paranaense, el equipo en el que juega, por ejemplo, Luis González, ex River. Se dispuso que el equipo pagara 70 mil reales, algo así como 19 mil dólares, por haber salido a la cancha con remeras a favor de Jair Bolsonaro, el candidato ultraderechista que el domingo buscará ser presidente de Brasil.

Los futbolistas de Atlético Paranaense habían salido a la cancha con remeras amarillas y una frase que utilizó Bolsonaro en su campaña. "Vamos todos juntos por amor a Brasil". Sin embargo, en la foto, hay uno que no la tiene puesta. Al menos decidió que su imagen no se la vincule con el candidato a presidente. Paulo André, un experimentado jugador, quien siempre luchó por los derechos de los deportistas en su país, es uno de los tantos que se oponen abiertamente a Bolsonaro.

Con 35 años, Paulo André es un referente del equipo. No sólo es una de las voces autorizadas en el vestuario, sino que también colabora con la formación y entrenamiento de los juveniles en el club. Con pasado en varios equipos de su país, lo mejor lo alcanzó con Corinthians: Copa Libertadores y Mundial de Clubes en 2012.

Paulo André (el primero a la izquierda) con el buzo: el futbolista se negó a mostrar la camiseta a favor de Bolsonaro, pese a la presión de los dirigentes de Atlético Paranaense
Paulo André (el primero a la izquierda) con el buzo: el futbolista se negó a mostrar la camiseta a favor de Bolsonaro, pese a la presión de los dirigentes de Atlético Paranaense

El jugador siempre se mostró abiertamente en contra de Bolsonaro. "Soy una persona extremadamente democrática. Cuando alguien tiene una argumentación mejor, soy el primero en concordar. Ahora, principios yo no negocio", afirmó, cuando le preguntaron por la posibilidad de que Bolsonaro triunfe en las elecciones.

Saltó al centro de la escena cuando su equipo entró en la cancha con la camiseta a favor del candidato, pero él decidió no exhibirla. Contó que cuando entraron al vestuario estaban allí. "Cada uno es libre de hacer lo que quiera", reflexionó. Decidió ponerse el buzo de su equipo para no mostrar la leyenda en la remera amarilla. Atlético Paranaense es un equipo apoyado por el Grupo Havan, una de las empresas que respaldan a Bolsonaro.

El futbolista siempre trabajó para allanarle el camino a los más jóvenes. En 2011 creó el Instituto Paulo André, una organización sin fines de lucro originada con el objetivo de ofrecer proyectos socioeducativos en las áreas de deporte y cultura con sede en Campinas, su ciudad natal. "La idea es intentar trabajar la alfabetización y la cuestión familiar dentro de las prácticas deportivas. Pero, al mismo tiempo, trasladar valores de ciudadanía y moral para que puedan desarrollarse y en el futuro hacer sus elecciones, así como lo hice en mi vida", relató.

"Bom Senso", el movimiento que reunió a cientos de futbolistas brasileños antes del Mundial 2014: exigían mejores condiciones
"Bom Senso", el movimiento que reunió a cientos de futbolistas brasileños antes del Mundial 2014: exigían mejores condiciones

Fue, además, uno de los líderes del "Bom Senso", un grupo que formaron los jugadores para modernizar el fútbol en su país. Tuvo su boom antes del Mundial 2014. "Lamentablemente, lo que tendremos después de la Copa serán estadios mejores y más modernos para los equipos de fútbol. Y el fomento del deporte como forma de educación y incentivo para sacar a los niños de la calle poco va a cambiar porque no tenemos ningún proyecto... Será sólo el legado deportivo y el grado de felicidad de los brasileños en aquel mes de competencia, después de eso poca cosa del gasto exorbitante que se está haciendo quedará para la población", criticaba, antes de que comience la Copa del Mundo en su país, hace cuatro años.

Paulo André no se considera un "intelectual" en el mundo del fútbol, pese a ser uno de los pocos futbolistas en actividad en haber escrito un libro. "El juego de mi vida. Historias y reflexiones de un atleta", son reflexiones acerca de lo que rodea al mundo del fútbol. "Creo que el jugador necesita ser asesorado, Es imposible que las cosas cambien si el jugador no busca conocer sus derechos. Pero creo que realmente está evolucionando, hoy hay mucho más conocimiento de lo que tenía en los años 1960, 1970. El problema es que la mayoría de los jugadores vienen de una clase baja y no tienen una buena condición educativa. Y hay esa dificultad cuando llegan a ganar dinero y no tienen base familiar", señaló en una entrevista.

Paulo André es más que un futbolista: se divide el tiempo entre el juego y la ayuda social
Paulo André es más que un futbolista: se divide el tiempo entre el juego y la ayuda social

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?