Cartas bomba: detienen a un sospechoso con antecedentes penales y afiliado al Partido Republicano

Se trata de Cesar Sayoc, un individuo de 56 años con residencia en Florida, tras una investigación a nivel nacional que puso fin a una semana de terror y de agitación política a 15 días de las cruciales elecciones legislativas
Se trata de Cesar Sayoc, un individuo de 56 años con residencia en Florida, tras una investigación a nivel nacional que puso fin a una semana de terror y de agitación política a 15 días de las cruciales elecciones legislativas Crédito: DPA
(0)
26 de octubre de 2018  • 11:44

NUEVA YORK.- En medio de la conmoción por el envío de cartas bomba caseras a diversos críticos del presidente Donald Trump, las autoridades federales detuvieron a un sospechoso conectado con el caso, en un operativo que puso fin a una semana de terror donde fueron detectados 14 paquetes.

Fuentes oficiales identificaron al individuo como Cesar Alteri Sayoc, de 56 años, nacido en Nueva York, pero residente de Aventura, Florida. Fue arrestado en un negocio de autopartes en la cercana ciudad de Plantation.

Cartas bomba: detienen a un sospechoso y los investigadores apuntan a Florida
Cartas bomba: detienen a un sospechoso y los investigadores apuntan a Florida

La policía informó que la evidencia de ADN en los paquetes o los dispositivos mismos llevó rápidamente a los investigadores a identificar a Sayoc, quien de confirmarse su responsabilidad podría ser sentenciado a 58 años de prisión.

De acuerdo con documentos judiciales y otros documentos públicos, Sayoc tiene un largo historial delictivo en Florida, donde ha sido convicto de hurto, posesión de propiedades robadas e infracciones de tránsito y en el 2002 de una amenaza de "lanzar, colocar, proyectar o descargar u dispositivo explosivo".

El último paso antes del operativo contra Sayoc fue la revisión a una instalación postal que dejó entrever que al menos algunos de los paquetes fueron enviados desde un correo en Florida .

El FBI había informado que detectó en ese mismo estado un paquete dirigido al senador demócrata Cory Booker, mientras que se investiga también un envío hallado en Nueva York al exdirector de inteligencia James Clapper.

Las autoridades también estaban investigando un paquete sospechoso en Sacramento, California, dirigido a la senadora demócrata Kamala Harris, lo cual elevó la cuenta a 14, mientras el FBI advirtió que podría haber otros paquetes aún por detectar.

En los canales norteamericanos se mostró a agentes federales y policías examinando una furgoneta blanca en un estacionamiento en Plantation, que tenía varias calcomanías en las ventanillas, incluidas de Trump y de banderas norteamericanas.

Tras la detención, en un acto en la Casa Blanca el presidente dijo que no se puede permitir la violencia política en Estados Unidos y que está "comprometido" a detenerla. "Debemos mostrar al mundo que estamos unidos en paz, amor y armonía como conciudadanos estadounidenses".

Además, elogió el "increíble trabajo" del FBI luego del arresto del sospechoso. "Estos actos terroristas son despreciables y no tienen lugar en nuestro país", dijo Trump. "Ordené a las autoridades no escatimar ningún recurso o gasto para encontrar a los responsables y llevarlos rápidamente ante la Justicia".

La furgoneta del sospechoso fue incautada por el FBI
La furgoneta del sospechoso fue incautada por el FBI Fuente: AFP

Los investigadores habían centrado su atención en la instalación postal de Opa-locka, una ciudad en Florida, por donde se estima que pasaron varios de los envíos, entre ellos casi con seguridad el que fue dirigido al exvicepresidente Joe Biden.

El senador demócrata Corey Booker
El senador demócrata Corey Booker Fuente: Reuters

Los blancos incluyeron al expresidente Barack Obama , la exsecretaria de Estado Hillary Clinton , la cadena informatica de televisión CNN y la legisladora Maxine Waters. El común denominador entre todos ellos es obvio: palabras críticas hacia Donald Trump y críticas frecuentes y más duras en respuesta.

Los detalles dejaban entrever un patrón: que los artículos fueron empaquetados en sobres manila, dirigidos a destacados críticos de Trump y con timbres postales estadounidenses. Técnicos del laboratorio forense del FBI en Quantico, Virgina, examinaron los artefactos explosivos.

Los paquetes incitaron las tensiones y temores mientras los votantes se preparan para votar el 6 de noviembre con el fin de determinar qué partido controlará el Congreso, una campaña que los dos partidos han descrito con términos casi apocalípticos. Políticos demócratas y republicanos se refirieron a las bombas para lamentar un ambiente político tóxico y repartir culpas.

Trump había afirmado más temprano que estaba siendo culpado por los correos bomba dirigidos a algunos de sus críticos más destacados.

En un tuit escribió: "Es curioso ver como la mal calificada CNN, y otros, pueden criticarme a voluntad, incluso culparme por la actual oleada de Bombas y comparan de forma ridícula esto con el 11 de Septiembre y el bombardeo en Oklahoma City, pero cuando yo los critico se vuelven locos y gritan '¡Eso no es presidencial!'".

En otro mensaje publicado en Twitter, Trump dijo que gran parte de la ira en la sociedad está provocada por la "prensa tradicional".

Entre los blancos de Sayoc también estuvieron el exdirector de la CIA John Brennan y el actor y productor Robert De Niro, que recibieron cartas bomba que no llegaron a explotar.

Agencias AP y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?