Shakira homenajeó a Gustavo Cerati en Vélez

Shakira volvió a actuar en Buenos Aires después de siete años. El sábado se presenta en Rosario
Shakira volvió a actuar en Buenos Aires después de siete años. El sábado se presenta en Rosario Crédito: Gentileza Fenix Entertainment Group
Valentina Ruderman
(0)
26 de octubre de 2018  • 12:35

El show de Shakira de anoche en Vélez fue un mar de hits radiales salpicado con algunas gotas de temas cantados desde las entrañas. Para los primeros hubo confeti y fuegos artificiales; para los segundos, gestos emotivos, como cuando al final de "Amarillo" de El Dorado (2017) dio vuelta la guitarra para mostrar la cara de Gustavo Cerati, la figura del rock latino con la que tuvo una relación muy cercana (trabajaron juntos para algunos discos de la artista colombiana y compartieron escenario en varias ocasiones).

Durante la hora y media que duró su set, Shakira no paró de bailar, hacer bailar, y demostrar que no necesita más que sus caderas y su particular registro de falsete para mantener la atención de 40 mil personas sin bailarines ni demasiada escenografía. Si bien arrancó con una versión electro de "Estoy aquí" (de Pies Descalzos), el resto de los clásicos los interpretó sin modificaciones con respecto a las versiones originales y hasta se sentó para cantar acústica "Antología" de su debut. "Es una de las primeras canciones que escribí a los 16 años", dijo.

El contraste entre los hits quizás fue demasiado extremo cuando pasó de "Me enamoré" ("Un mojito, dos mojitos, mira qué ojitos bonitos, me quedo otro ratito") a "Inevitable", que tiene la mejor línea de su discografía: "Siempre supe que es mejor, cuando hay que hablar de dos, empezar por uno mismo".

Con las pantallas, resolvió los temas que hizo a dúo. Aparecieron Alejandro Sanz para "La tortura", Carlos Vives para "La bicicleta" y Rihanna en "Can't Remember to Forget You", momento en el que aprovechó para sentarse un ratito en la batería y dejar que la estrella de Barbados hiciera lo suyo.

El público que fue buscando reggaetón y vallenato quedó satisfecho, con los hits que más suenan en boliches y fiestas (encabezados por "Chantaje" su feat con Maluma), mientras que el nostálgico se quedó con ganas de más, sobre todo por un gesto casi imperceptible: cuando ella salió del escenario por última vez, la banda se quedó manteniendo la nota con la que empieza "Ojos así".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?