Tras la violación y asesinato de una adolescente, Salvini busca conquistar Roma

Matteo Salvini, ministro del Interior y hombre fuerte del gobierno populista italiano, visitó el lugar del crimen de una joven, violada y asesinada por cinco africanos
Matteo Salvini, ministro del Interior y hombre fuerte del gobierno populista italiano, visitó el lugar del crimen de una joven, violada y asesinada por cinco africanos Fuente: AFP
Elisabetta Piqué
(0)
26 de octubre de 2018  • 12:40

ROMA.-La terrible historia de Desirée Mariottini, una chica de 16 años que murió hace una semana tras ser drogada y violada durante horas por un grupo de africanos en un edificio abandonado de esta capital, no sólo causó conmoción en Italia. También significó el comienzo de la campaña electoral de Matteo Salvini para conquistar Roma, una ciudad cada vez más marcada por el caos, la inseguridad y la degradación.

Por el horrible asesinato de Desirée ya fueron detenidas cuatro personas, el último, hoy. Se trata de africanos sin papeles: un nigeriano, dos senegaleses y un hombre oriundo de Gambia.

Desirée, una chica adicta, que vivía en Cisterna di Latina -ciudad de 37.000 almas de la periferia sur de Roma-, el jueves pasado, como en otras oportunidades, había ido a un edificio abandonado de la Via dei Lucani, en el histórico barrio de San Lorenzo, lugar famoso por ser un virtual mercado de drogas. Allí fue hallada al día siguiente muerta, después de haber sido violada durante varias horas por un grupo de hombres que, antes, le hizo consumir una "bomba" de estupefacientes que le habría provocado un paro cardíaco.

Salvini, el hombre fuerte del actual gobierno populista, ministro del Interior y viceprimer ministro, y líder de la Liga, enseguida prometió que el caso no iba a quedar impune. "No es soportable ver a una chica drogada, violada y asesinada en el corazón de Roma", clamó.

"Fue capturado en Foggia el cuarto gusano que habría violado y llevado a la muerte Desirée. Se trata -oh, casualidad- de un inmigrante clandestino. ¡Para él, como para los otros tres, cárcel dura y a casa!", exultó hoy, tras conocerse el arresto del cuarto hombre implicado.

Milanés de 45 años, Salvini convirtió a su partido, antes llamado Liga Norte y enfocado en la separación del Norte rico del Sur pobre y crítico de la "Roma ladrona", en una agrupación nacional que, según los sondeos, hoy es la más importante de Italia, con cerca del 32% de las preferencias.

En el marco de este caso que conmocionó a la opinión pública, como no podía ser de otra manera el miércoles pasado Salvini visitó el barrio de San Lorenzo, escenario de la tragedia. Tradicionalmente feudo de la izquierda, fue recibido por abucheos, silbidos y protestas. Pero también por aplausos de amas de casa, residentes y comerciantes que se sienten abandonados, que le reclamaron seguridad, mano dura. "¡Dale Metteo, puño duro! Sos el primer político que viene!", le gritaron.

Salvini, que dejó una rosa blanca y rezó en la puerta del edificio donde fue salvajemente abandonada Desirée -tras ser drogada y violada-, aprovechó la ocasión para dejar en claro que busca hacer pie en Roma. La capital está gobernada desde 2016 por Virginia Raggi, alcaldesa del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E), el partido con el cual Salvini ha formado un gobierno de coalición.

Virginia Raggi, la polémica alcaldesa de Roma e integrante del M5E, socio en el gobierno de coalición populista, desestimó las críticas de Salvini
Virginia Raggi, la polémica alcaldesa de Roma e integrante del M5E, socio en el gobierno de coalición populista, desestimó las críticas de Salvini Fuente: Archivo

Pese a esta alianza, Salvini atacó sin piedad a Raggi, considerada por todo el mundo la responsable de la debacle de Roma, una ciudad cada vez más sucia, desordenada, caótica e insegura. "En Roma me esperaba más del M5E... Como todos los romanos, me esperaba un cambio", disparó el líder de la Liga, resumiendo la sensación generalizada de los habitantes de la "ciudad eterna", cada vez más indignados por su decadencia.

Enfurecida, Raggi enseguida replicó que "la Liga probablemente no conoce Roma", ya que "no sólo San Lorenzo es un barrio difícil" y reclamó una acción del Estado más incisiva y más presencia policial. "Voy a acompañar yo al ministro a conocer Roma", agregó la alcaldesa, que palpita el intento de serrucharle el piso de Salvini y sus huestes..

Todo el mundo sabe, en efecto, que el 10 de noviembre Raggi podría llegar a ser condenada en un juicio por abuso de poder en la designación de un funcionario de la comuna. En ese caso, según el código de conducta del M5E, Raggi presentaría su renuncia, abriendo así las puertas a una campaña electoral para elegir nuevas autoridades.

"Si das vueltas por los barrios de la capital, te das cuenta de que la Liga suma consensos de parte de la izquierda y la derecha, porque la nuestra es una revolución del sentido común", aseguró Francesco Zicchieri, coordinador regional de la Liga y vicejefe del partido en Diputados. "La Liga está lista para ganar en la capital. Sentimos el entusiasmo de los ciudadanos, un gran amor hacia nosotros y hacia Matteo, que está haciendo un milagro", agregó, en diálogo con La Stampa.

Tanto es así que a mediados de noviembre la Liga no sólo abrirá su primera sede en la capital, sino que, en medio de la ola de indignación por el espantoso delito de Desirée, una chica de sólo 16 años, también podría abrirse una Casa Liga también en el barrio de San Lorenzo, otra apuesta de lo más osada de Salvini, decidido a conquistar también Roma.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?