Suscriptor digital

Aumenta la oferta hotelera en el noroeste argentino

El incremento del turismo generó la llegada de las cadenas internacionales y la reconversión de los establecimientos locales
El incremento del turismo generó la llegada de las cadenas internacionales y la reconversión de los establecimientos locales
Leandro Murciego
(0)
29 de octubre de 2018  

El mercado hotelero argentino sigue dando señales de expansión y el interior del país, en especial el noroeste argentino, parece ser un lugar permeable para la llegada de nuevos emprendimientos. En los últimos tiempos varias propuestas hoteleras revitalizaron el ritmo del sector. Según Mónica Molloy, gerente del hotel Garden Plaza, el norte argentino y en particular Tucumán ha tenido un crecimiento sostenible en los últimos años. "Esto en gran parte se debe a la incorporación de las cadenas internacionales y a la recuperación y puesta en valor de hoteles tradicionales de la ciudad, como es el caso del hotel Garden Park que en 2013 cambio de propietarios y poco a poco se fue revitalizando. Ese destino logró posicionarse en el puesto número uno de la ciudad, según la plataforma especializada Tripadvisor, uno de los principales sitios de viajes en el mundo".

Otro caso similar fue la recuperación del edificio donde funcionaba, desde hacía 40 años el Ex Hotel del Sol, ubicado sobre la calle Laprida, una de las principales arterias de la ciudad y a pasos de Casa de Gobierno, da la Casa de la Independencia y de la Catedral, en pleno Casco Histórico de San Miguel de Tucumán. En la actualidad y luego de una gran reforma estética y de refuncionalización de los espacios el inmueble volvió a abrir sus puertas con el nombre de Garden Plaza.

El edificio fue reconstruido casi en su totalidad, por arquitectos y diseñadores tucumanos. El objetivo, fue crear un espacio moderno y de lujo que refleje en cada uno de sus rincones a las raíces propias de esa provincia. "El hotel, atravesó importantes cambios: si bien se conservó la fachada, se renovó el interior casi en su totalidad, con arquitectura moderna y un diseño único, que refleja en los cuadros de todos sus ambientes y habitaciones, el sector productivo, los frutos más característicos y los monumentos más emblemáticos de Tucumán", explica la decoradora Felicitas Griet. Junto a ella en la puesta en valor participaron la reconocida pintora Teresita Vidal y el artista plástico Federico Méndez Uriburu. "La familia Méndez Collado vino a nosotros con la intención de crear un hotel que reflejara las verdaderas raíces de nuestra provincia y nos sentimos orgullosos de haberlo logrado; hoy aquí se respira nuestra esencia en todos los rincones", cuenta Griet.

En este hotel las modificaciones tuvieron que ver tanto con la parte edilicia interior como la exterior, se cambiaron cañerías completas, pisos, paredes, instalaciones eléctricas, sistema de aire acondicionado y calefacción, cada una de las habitaciones fue demolida y hecha a nuevo, con todo lo que eso implica. Además, se cambió todo el lobby, se agregaron salones y espacios de reuniones. Una de las mayores modificaciones fue la que se realizó en el primer piso, donde se instaló el bar y Patio Los Naranjos, un lugar con un diseño único que desde su inauguración se va convirtiendo en uno de los lugares más visitados de la ciudad. "La idea fue aggiornar el proyecto, convirtiéndolo en un espacio versátil, funcional y de lujo", explicó Griet.

El valor estimado de la reforma rondó los $3.250.000, pero aún el grupo Garden Hoteles dueño del inmueble aspira a mucho más. "El año próximo arrancará una segunda etapa de construcción que incluirá un spa, pileta y gimnasio en el rooftop del edificio", comentaron los voceros del hotel.

Pero para Molloy aún, el mercado hotelero tucumano, tiene mucho para mejorar. "Uno de los puntos donde hay que trabajar es la incorporación de más conexiones aéreas, tanto nacionales como internacionales. Además, los distintos actores del sector tenemos el desafío de ampliar nuestra oferta de servicios. Actualmente este es un destino corporativo consolidado, ya que la mayoría de las empresas nacionales cuentan con sedes en esta región y utilizan, en muchos casos, a esta ciudad como punto de encuentro para reuniones de trabajo. Eso se pone de manifiesto en la alta ocupación que se observa en los distintos complejos hoteleros de lunes a viernes. Hoy en la ciudad el promedio de una habitación doble oscina los $1800 + IVA", explica la especialista.

En la zona Quebrada de Humahuaca, el mercado de hoteles es vasto y con buenos servicios. Caracterizándose por ser complejos pequeños, de pocas plazas. "Los hoteles en su mayoría son propuestas boutique, con servicios limitados por la zona geográfica donde se encuentran. Lo cual también es considerado un atractivo para quien elige este tipo de viaje", dice Emilia Palacios, gerente comercial de Colores de Purmamarca Hotel Boutique, un proyecto con 20 habitaciones y que se encuentra en Purmamarca.

Colores, fue un proyecto de condominios, pero que con el paso de la construcción fue tomando un rumbo comercial distinto. "Evidentemente no fue un error, ya que hoy se encuentra entre los más visitados por los viajeros tanto locales como internacionales", dice Palacios. En esa zona la poca oferta y la elevada demanda hace que los precios de las habitaciones en hoteles 4 estrellas sean más elevados que en otros rincones del país. "Un cuarto en un proyecto de estas características se ofrece a $2800 + IVA", concluye la gerente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?