La historia de Marcos Ortiz, un joven ajedrecista ciego que brilla en un torneo convencional

Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular.
Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular. Crédito: NA
(0)
26 de octubre de 2018  • 19:32

Marcos Ortiz es un joven ajedrecista puntano de 16 años que se afianzó como una de las figuras de los Juegos Nacionales Evita 2018. Entre tantos jóvenes talentosos, Ortiz se destaca por una particularidad: pese a su condición de no vidente, se consolidó como uno de los mejores en la disciplina convencional de ajedrez en la que compite pese a que el torneo ofrece siete disciplinas adaptadas.

No es fácil para Ortiz, quien desde hace cinco años juega con un tablero adaptado, el cual le permite distinguir las piezas y los casilleros a través del tacto. El desafío es mayúsculo frente a rivales videntes porque el adolescente de San Luis debe diseñar un esquema mental para recordar su disposición. En un evento que se disputa con reloj, el tiempo acorta su margen para recordar dónde están sus piezas antes de cada movimiento e identificar cómo moverlas.

"Tengo que tener el tablero más en la mente y recordar las posiciones lo mejor posible para no perderme. Me gusta pensar estrategias. Pienso que los Juegos Nacionales Evita son muy buenos porque puedo viajar y conocer a chicos de todo el país, y además puedo mostrar lo que hago", reconoció en el sitio especializado Paradeportes.

Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular: es ciego y compite con rivales que no lo son.
Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular: es ciego y compite con rivales que no lo son. Crédito: NA

Ortiz es fruto de un programa que San Luis lanzó en 2005 en las escuelas, siempre con un claro foco en lo social. De todas maneras, su desembarco en los Evita se debió a su capacidad deportiva: tras superar un filtro inicial de 611 aspirantes, finalizó en cuarta posición en una final presencial que contó con 80 competidores. Ortiz integra el equipo de la Escuela de Talentos de la Universidad de La Punta (ULP) y es alumno de dos leyendas del ajedrez argentino como son el gran maestro (GM) Pablo Ricardi, pentacampeón argentino, y la maestro internacional femenina (WIM) Ayelén Martínez, bicampeona nacional. Ambos lo describen como el "jugador emblema" del ajedrez social de la Universidad de La Punta.

"En el medio de la búsqueda de chicos ciegos, dimos con Marcos. Varios se acercaron al programa, pero ninguno con la misma pasión que él. Eso lo trajo hasta acá", cuenta Ari Roger Rivero, referente del programa "Ajedrez Universidad La Punta", que impulsó la carrera del joven.

Los Evita no serán su único desafío en este 2018. Entre el 3 y el 8 de noviembre se realizará el Campeonato Panamericano de Ajedrez para Ciegos, certamen en el que participarán 50 jugadores de diez países.

Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular.
Marcos Ortiz, protagonista de una historia particular. Crédito: NA

"Tomo estos Evita como un entrenamiento intenso para llegar lo mejor posible al Panamericano. Voy a ponerle todas las pilas para ver si puedo estar entre los diez mejores. Voy a buscar llegar lo más lejos posible", confesó ilusionado.

Los Evita, creados en 1948, se celebran anualmente y fomentan, además del desarrollo del deporte joven, la inclusión. El caso de Ortiz es uno de los tantos ejemplos. Leandro Plotinsky, coordinador de la disciplina en los Juegos, se enorgulleció del talentoso puntano: "Contar con Marcos en los Evita es un placer. Nos permite demostrar que todo el que quiere jugar ajedrez puede hacerlo, sirve como ejemplo y motivación para los demás chicos y, sobre todo, nos enseña a todos que no hay límites".

Fuente: NA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?