La misión de detectar a los delincuentes financieros

Norberto Montero
Norberto Montero PARA LA NACION
El lavado de dinero se convirtió en un problema grave en las instituciones
(0)
28 de octubre de 2018  

El delito financiero se convirtió en un problema importante para las organizaciones de servicios de este rubro. El foco de compliance y sus costos asociados son sustanciales y las sanciones por fallas se vuelven cada vez más significativas. A simple vista, los delincuentes, particularmente los implicados en la industria del lavado de dinero, se comportan y aparentan ser como todos los demás, lo que los hace muy difíciles de identificar. Los bancos y otras instituciones financieras saben que algunos clientes, corporativos o particulares, suponen un mayor riesgo que otros. La definición de niveles de riesgos altos y bajos debe ser clara, al igual que los umbrales con los que la empresa se siente cómoda. No es un proceso fácil, pero es importante y requiere estructuras de gestión sólidas. En un mundo donde el lavado de dinero alcanza cifras multimillonarias al año, el análisis de datos puede detectar delincuentes financieros y ayudar a generar confianza en la sociedad.

El proceso conocido como "know your customer" (KYC) recopila información y genera el perfil de riesgo de los clientes. Su objetivo es evitar que las empresas sean utilizadas para actividades de lavado de dinero. La metodología permite entender mejor a los clientes y sus transacciones financieras, aunque puede llegar a ser un mecanismo obtuso cargado de derivaciones involuntarias. Incluso puede generar largos procesos de verificación que afectan el servicio, costos de conformidad y clientes inocentes que quedan atrapados en la red. Es esencial que las firmas puedan identificar de manera apropiada y eficiente cuáles son sus clientes de alto riesgo, controlarlos de cerca y someterlos a un proceso de due diligence. Hay una gran cantidad de datos disponibles para incorporar a los modelos de calificación de riesgo de los clientes, pero lo clave es el análisis inteligente de la combinación adecuada de datos de buena calidad.

Al evaluar riesgos, los modelos más efectivos consideran cada aspecto del cliente, desde una visión de 360 grados. Si se trata de una compañía se indaga cómo es su estructura, su entorno de proveedores y otros factores que contribuyen a una calificación de alto riesgo, siempre dentro de un contexto, no de manera aislada.

Configurar modelos exitosos de evaluación de riesgos es intentar completar un rompecabezas complejo sin una imagen que nos guíe, o incluso sin saber si se tienen todas las piezas. Es posible que falten datos o que no sean de buena calidad, pero debemos tomar una decisión para ver cómo completar esos vacíos, ya que tienen fuertes repercusiones en las operaciones de una firma. Su creación es subjetiva, intervienen las emociones y el sesgo implícito y por eso deben regularse cuidadosamente. Los clientes de alto riesgo implican costos adicionales, pero no poder detectarlos conlleva riesgos significativos.

El autor es socio de PwC Argentina, a cargo de servicios de consultoría

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?