Suscriptor digital

El "inusual" terremoto en México que cortó por completo una placa tectónica

La zona donde ocurrió el terremoto de Tehuantepec es proclive a los sismos.
La zona donde ocurrió el terremoto de Tehuantepec es proclive a los sismos. Fuente: LA NACION
El fuerte terremoto registrado en septiembre de 2017 en la costa oeste de México no solo causó decenas de muertes si no que ocurrió de una manera que los sismólogos nunca habían registrado. El fenómeno genera nuevas preguntas sobre los sismos que ocurren en esta zona y las posibles consecuencias que podrían tener para la población, como la generación de tsunamis, por ejemplo.
(0)
27 de octubre de 2018  • 13:49

Ocurrió en la madrugada del 8 de septiembre de 2017. Ese día, un terremoto de magnitud 8,2, el más fuerte en un siglo, sacudió la costa oeste de México.

El epicentro estuvo en aguas del golfo de Tehuantepec, a 137 kilómetros al suroeste de Tonalá, en Chiapas.

La zona donde ocurrió el terremoto de Tehuantepec es proclive a los sismos.

Al menos 61 personas murieron en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, según las autoridades.

La zona es propensa a los temblores y este, además de ser trágico, le genera nuevas preguntas a los sismólogos.

Mexicanos recuerdan terremoto de 2017 - Fuente: AFP

01:57
Video

Un borrador que se estira

Usualmente los terremotos ocurren cuando dos placas tectónicas chocan entre sí, lo cual libera una gran cantidad de energía y en consecuencia el temblor.

Pero también pueden darse cuando una misma placa se dobla, que fue lo que ocurrió en Tehuantepec.

Cuando las placas tectónicas se superponen, la que queda por debajo comienza a hundirse.

Cuando esto ocurre, la parte superior de la placa se estira y la parte de abajo se compacta.

Es como si uno tomara un borrador de goma y lo doblara. En la parte de arriba veremos que se estira e incluso se forman pequeñas grietas.

De igual manera pasa con las placas. Mientras se hunde, es común que ocurran sismos en la parte de arriba, que es la zona que se está estirando.

Fuente: LA NACION

Pero una investigación publicada recientemente revela que lo de Tehuantepec fue distinto.

"Es contrario a lo que pensábamos que era posible", le dice a BBC Mundo el geofísico Diego Melgar, profesor de sismología en la Universidad de Oregón (EE.UU.) y autor principal del estudio.

"Lo que fue diferente en este sismo fue que la falla no solo fue en esa parte superior, si no que continuó y cortó por completo el 'borrador', desde arriba hasta abajo".

El resultado fue una grieta de unos 80 kilómetros de profundidad, como un vaso de vidrio que se cuartea.

El sismo de Tehuantepec genera nuevas preguntas para los científicos.
El sismo de Tehuantepec genera nuevas preguntas para los científicos. Fuente: LA NACION

Según Melgar, desde que en sismología se utilizan equipos modernos, no se habían registrado fenómenos como éste.

¿Y por qué ocurrió de esta manera?

"Esa es la pregunta de los US$20.000", dice Melgar. "La verdad aún no sabemos por qué ocurrió este sismo y por qué ocurrió ahí".

"Esta es una zona de temblores, es algo más que los sismólogos deberemos tener en cuenta cuando le expliquemos a la población que tipo de sismos son posibles aquí".

Para Melgar, una de las preguntas que genera este enigmático temblor es qué tanto aumenta el riesgo de un tsunami.

Aunque el cree que sí puede aumentar el riesgo, dice que necesitan seguir trabajando para entender qué tanto lo eleva.

"Es un fenómeno peculiar, pero no es algo para preocuparse muchísimo", dice. "Todavía falta mucho que entender y estamos trabajando para entenderlo mejor".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?