Turismo Carretera: la novela de la sanción a Gastón Mazzacane suma desconcierto y no encuentra la luz

Gastón Mazzacane, en el ojo de la tormenta por un episodio antirreglamentario
Gastón Mazzacane, en el ojo de la tormenta por un episodio antirreglamentario Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa Mazzacane
Alberto Cantore
(0)
27 de octubre de 2018  • 17:42

OLAVARRÍA.- El contraste de palabras revela la confusión, aumenta el desconcierto en el Turismo Carretera. Cada actor que entra a escena agita aguas que ya están revueltas. "No medimos la centralina de [Gastón] Mazzacane en la carrera pasada en Toay", disparó el ingeniero Alejandro Iuliano, responsable del Departamento Técnico de la ACTC. Una frase que choca con las declaraciones de Jorge Esquivel, presidente de la Comisión Asesora y Fiscalizadora (CAF), que en la semana tildó de "hecho gravísimo" lo que sucedió con las mediciones de RPM del Chevrolet del expiloto de Fórmula 1, según la información que recibieron del Race Control, que resultó el detonante de la dura sanción: exclusión y una fecha de suspensión para el platense. En el autódromo Hermanos Emiliozzi, LA NACION, confirmó que al Chevrolet N°5 del Dole Coiro Racing se le realizó un control de rutina -se midió la trocha, el peso, la altura y la caja de velocidades-, por ser parte del selecto grupo de 12 autos de la Copa de Oro.

"No opino sobre la medida que tomó la CAF, acepto las reglas", señaló Hugo Mazzacane, presidente de la ACTC y padre de Gastón, con el que no habla desde hace cinco días y quien no pidió ante el ente fiscalizador los argumentos que pudieron prevalecer para una medida que asoma exagerada: el mismo fin de semana a Marcos Muchiut, del TC Pista, se le detectó el mismo problema -en la Técnica, no mediante el Race Control-, y el castigo fue la quita del tiempo de la clasificación.

La CAF es la que sigue sin ofrecer su versión, ya que Oscar Rivero, integrante del órgano, se limitó a manifestar "el martes llamen [a la ACTC] que les paso con Esquivel". El silencio y la no sanción del motorista Fabio Martínez y del equipo agita la sospecha de que la imagen del auto de Mazzacane que apareció en las redes sociales, superando las 8890 RPM, fue tomada como referencia para el castigo. "Reaccionó en caliente, con enojo y es comprensible porque no le ofrecen argumentos. Si [Mazzacane] se ponía firme, no lo sancionaban, no tenían como ni porqué. Fijate que al Chino no lo castigan y tampoco al Dole, porque no pudieron comprobarles nada. Le jugó en contra la portación de apellido", enfatizó un piloto sobre el Rayo, que firmó con ese seudónimo la carta pública que apareció el martes pasado y en la que manifestó "sabotaje, malas intenciones [.]".

Así como en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) el "Todo Pasa" fue una marca registrada de los años en que Julio Grondona fue su presidente, la ACTC busca con una postura de bajo perfil que el paso del tiempo resulte la fórmula para apaciguar un clima enrarecido. Posiblemente, porque como se manifestó Gastón Mazzacane, las razones hay que buscarlas en otra parte, no son técnicas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?