Rogelio Frigerio: "Es importante para el país recibir al G-20 con el presupuesto aprobado"

Considera valioso mostrar que la oposición apoya la gobernabilidad; frente a 2019, abre la puerta para sumar dirigentes de otros partidos
Considera valioso mostrar que la oposición apoya la gobernabilidad; frente a 2019, abre la puerta para sumar dirigentes de otros partidos Crédito: Hernán Zenteno
Santiago Dapelo
(0)
28 de octubre de 2018  

¿Frigerio-Pichetto?" La primera pregunta de la entrevista lo sorprende. Es jueves y todo es tranquilidad en la Casa Rosada. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio , se ríe con ganas, mira el celular un segundo y arremete. "¿Para qué?", interroga. Y remata: " Pichetto creo que quiere ser candidato a presidente".

Atrás quedaron los nervios y la preocupación de una larga jornada, en la que el oficialismo consiguió la media sanción del presupuesto. Frigerio, uno de los máximos responsables del éxito en la Cámara de Diputados, apenas durmió dos horas, está cansado pero satisfecho. En una entrevista con LA NACION, el ministro asegura que "la aprobación del presupuesto va a ser leída de buena manera por los mercados" y, en la antesala del año electoral, deja la puerta abierta para sumar dirigentes de otros partidos políticos.

-¿Qué evaluación hace de lo que ocurrió dentro y fuera del Congreso con el debate sobre el presupuesto?

-Se pudo tratar la ley más importante que se vota todos los años, la ley de leyes. Además de ser un presupuesto especial, que plantea un equilibrio entre lo que ingresa y el gasto primario del Estado, el equilibrio fiscal, fue también la demostración del apoyo de una parte importante de la oposición a la gobernabilidad del país. La aprobación del presupuesto va a ser leída de buena manera por los mercados, por los que toman decisiones en la economía y eso, en definitiva, va a redundar en beneficios para la gente.

-Pero ¿no cree que los hechos de violencia generan una imagen negativa sobre el país y pueden provocar el efecto contrario?

-No, esos conflictos eran esperados. No es la primera vez que hay un grupo de violentos que intentan por la fuerza lo que no pueden conseguir con los votos dentro del recinto. Y tampoco es la primera vez que dentro del Congreso hay un grupo de legisladores que prefieren no sesionar a debatir de cara a la sociedad.

-¿El objetivo del kirchnerismo y la izquierda era evitar la sesión?

-Había bloques que sabían que perdían la votación y preferían suspender la sesión.

-Fue muy poco lo que el Gobierno cumplió del presupuesto 2018. ¿Por qué este presupuesto es creíble?

-Evidentemente el año pasado, cuando se elaboró el presupuesto, no se contempló esta crisis que afectó tanto nuestra economía. Tampoco se contempló que el campo iba a atravesar la peor sequía de los últimos 50 años. Pero no hay por qué pensar que estos imponderables se tienen que repetir el año que viene. Es un presupuesto con variables conservadoras.

-¿El tratamiento en el Senado será menos complicado que en Diputados?

-Hemos incluido en esta media sanción muchas propuestas que han provenido de representantes del Senado, por lo cual creemos que la discusión y el debate en el Senado van a terminar con este proyecto ratificado en una ley.

-¿El objetivo es aprobarlo el 14 de noviembre?

-Entendemos que es importante para el país recibir al G-20 , que se realizará a fines de noviembre, con el presupuesto aprobado.

-Usted planteó hace días que era importante recuperar la confianza de la clase media. Sin embargo, el presupuesto que impulsa el Gobierno aumenta impuestos. ¿No los aleja de ese sector?

-Los impuestos que se están discutiendo en leyes complementarias al presupuesto afectan a los sectores con mayor capacidad contributiva. Y la suspensión de la reducción de algunos impuestos no afectará en gran proporción a la clase media, sino todo lo contrario. El presupuesto, junto con el acuerdo con el FMI, reducirá la vulnerabilidad de la Argentina y, como consecuencia, nos ayudará a recuperar la confianza perdida.

-¿Se frenará la obra pública en 2019?

-No, el presupuesto la ordena. Nosotros, desde que asumimos, empezamos a construir un país federal en serio, no desde la retórica. Devolvimos a las provincias lo que les corresponde por derecho. Cuando asumimos, las provincias participaban en un cuarto de la torta de los recursos federales y hoy están en poco más de dos tercios. Ese crecimiento que tuvieron las provincias ahora va a estar acompañado por la discusión sobre las responsabilidades.

-La inflación, el dólar, el desempleo, la pobreza, todas las mediciones terminarán peor que el año pasado. ¿Cómo explica el Gobierno que este modelo económico no fracasó?

-Lo que tenemos que decir es que en casi tres años no pudimos resolver los problemas que vienen desde hace varias décadas. La madre de todos los problemas económicos es el déficit fiscal y recién ahora, a partir de este presupuesto, le estamos dando una solución.

-Ya falta un año para la elección. ¿Nuevamente habrá una polarización con el kirchnerismo?

-Ojalá que no. Ojalá que el peronismo pueda construir una alternativa republicana. Que haya cosas como el equilibrio fiscal, como la inserción de la Argentina en el mundo o la política energética que no se discutan más.

-¿Le incomoda que Carrió o algunos peronistas lo posicionen como un posible candidato del PJ?

-Trato de hacer el trabajo que me pide el Presidente sin pretensiones personales. Trabajo para el Presidente.

-¿Macri, Vidal y Rodríguez Larreta deben ir por la reelección?

-Sería lo más natural. Va a ocurrir si podemos retomar la agenda de desarrollo lo más rápido posible y si mostramos que somos eficientes a la hora de resolver los problemas.

-Cerca de Vidal lo acusaron de desfinanciar a la provincia. ¿Qué responde?

-Nosotros hemos trabajado muy bien con la provincia. Hemos logrados hitos muy importantes como, por ejemplo, la recuperación del Fondo del Conurbano. Vidal será recordada, entre otras cosas, por eso, y nosotros trabajamos junto a ella para tener ese tipo de logros.

-¿El reclamo de $19.000 millones que hizo Vidal por la actualización del Fondo del Conurbano es justo?

-Es evidente que quedó desactualizado, como también otros recursos que iban a otras provincias. La posibilidad de corregir la distorsión es válida, hay que discutirlo.

-Una de las particularidades de las últimas semanas fue la sucesión de errores propios, como el conflicto que desató Carrió o la marcha atrás de Iguacel con el gas, entre otros. ¿Cómo se explica?

-Gobernar este país es muy difícil. Gobernarlo en minoría es aún más difícil. Nosotros arrancamos este gobierno con un tercio de los diputados y un quinto de los senadores y con solo cinco gobernadores sobre 24. Es un gobierno con poca base de sustentación política y la tenemos que trabajar.

-¿Está sugiriendo que hay que sumar actores de otros partidos políticos?

-Estamos obligados a buscar consensos con otros partidos políticos porque no nos alcanza para gobernar con lo que tenemos. Nos sentamos permanentemente con la oposición y esa es siempre una tarea que hay que profundizar.

-Entonces, ¿Cambiemos le abre la puerta al PJ?

-En la conformación de Cambiemos el PJ es parte. Muchos dirigentes de Cambiemos relevantes vienen del peronismo, como de otros partidos políticos. Lo importante es lo que piensan que hay que hacer con el país y no de dónde vienen.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?