Votar con la cola

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
28 de octubre de 2018  

"Me siento remal. Votaroncon la cola. Eso es doloroso"

(De Rodríguez Saá, sobre el apoyo de sus diputados al presupuesto)

El gobernador de San Luis , Alberto Rodríguez Saá , está decepcionado. Grabó un videíto casero para "desheredar" a los diputados nacionales por su provincia que, contra su voluntad, dieron quorum para que se tratara el presupuesto que Macri envió al Congreso .

El video lo muestra desprolijo, con marcadas bolsas debajo de los ojos y la imagen no logra quedarse quieta. O sea, un producto de bastante mala factura teniendo en cuenta que regentea el "polo industrial cinematográfico del país" y que tiene un hermano seudoactor al que le gusta la festichola de los viernes, que es cuando "el cuerpo lo sabe".

En una nota que concedió a una radio, el Alberto fue más explícito: "Me siento remal por lo que hicieron los diputados nacionales por San Luis. Dieron el asiento. Votaron con la cola. Eso es doloroso. Ahora, San Luis no tiene diputados", dijo.

Para quien no esté tan habituado a la jerga parlamentaria, lo que Rodríguez Saá quiso decir no tiene nada que ver con ceder el lugar a nadie (dar el asiento). Sus diputados, o mejor dicho, los legisladores que representan al pueblo de San Luis se sentaron en sus bancas de modo de activar el sistema electrónico, que indica al presidente de la Cámara que en ese sillón hay alguien dispuesto a sesionar. "Votaron con la cola", dijo después. Imposible imaginar a los diputados mostrando sus partes en el recinto. Y, finalmente, sentenció un "es doloroso". Es probable que le haya asaltado el recuerdo de esas afecciones molestas que a veces impiden sentarse porque, cumplir con dar el quorum no daña, al contrario, habla muy bien de un legislador.

Decir como dijo que ahora San Luis no tiene diputados porque no le gustó su proceder no resiste ningún análisis. Eso no lo decide un gobernador, sino la representación proporcional de cada distrito.

En el fondo de la cuestión está la puja de poder entre los hermanos. El gobernador le estaría recriminando al senador -el del viernes- haberse reunido con el Gobierno para conseguir fondos para intendencias adolfistas a cambio del quorum.

Es la pelea entre dos señores feudales que han hecho de ese distrito un traje a su medida. Y a los que no les cuesta cambiar de género: defenestradores de los K, hoy guardan los trapitos en el mismo ropero.

La realidad debe seguirlos. No ellos a la realidad. Es como decía el Bambino Veira: "Me gusta tanto la noche que al día le pondría un toldo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?