Felipe Solá: "Las diferencias con Cristina están en el pasado más que en el futuro"

Lanzó un nuevo interbloque en Diputados y quiere ser el candidato a presidente del peronismo en las elecciones del año próximo
Gabriel Sued
(0)
28 de octubre de 2018  

Flamante jefe del interbloque Red por Argentina en la Cámara de Diputados , Felipe Solá confirmó esta semana su ruptura con Sergio Massa para ubicarse en el centro de un nuevo sector del peronismo, el que sin reivindicarse como kirchnerista avanza hacia la conformación de un frente con la expresidenta. "Las diferencias con Cristina están en el pasado más que en el futuro", dice, en una charla telefónica con LA NACION, en la que explica los zigzags de su trayectoria política, cuestiona al Gobierno y al jefe del Frente Renovador: "El camino del medio es funcional a Macri ".

-¿El nuevo espacio que formó es un puente hacia el kirchnerismo?

-No, es un puente hacia toda la sociedad. El puente con el kirchnerismo se hace por medio de la integración en el PJ. Yo soy peronista y no me hace falta ser kirchnerista para acordar con el kirchnerismo.

-Pero la línea divisoria parece ser el kirchnerismo...

-En el PJ ya no hay línea divisoria. Yo esperé a que aceptaran la incorporación de Héctor Daer para confirmar la mía, para que haya unidad y estemos todos abajo del paraguas.

-¿Cuál es la estrategia para 2019 ? ¿Formar un frente que defina candidaturas en una PASO?

- Sí, un frente que postule un modelo básico de desarrollo, y que supedite todo lo demás a concretar ese modelo.

-¿Cuáles deberían ser las primeras medidas del próximo gobierno?

-Hay que ir a un acuerdo de precios, salarios e inversión. Y renegociar los términos del acuerdo con el FMI. Es imposible ejecutar ese acuerdo sin destruir el futuro de millones de argentinos. La Argentina no está quebrada. Es una excusa de Cambiemos para no solucionar ningún problema. El recorte en ciencia, técnica y educación define la identidad del Gobierno. Cambiemos va a contramano del desarrollo.

-¿Rescata algo del Gobierno?

-No puedo rescatar nada porque no hay autocrítica. El Gobierno tiene doble estándar. Cuando le va bien es mérito del mejor equipo de los últimos 50 años. Cuando le va mal es culpa de los últimos 70 años. Si los últimos 70 años fueron malos, ¿qué son estos cuatro años de Macri? Cambiemos tiene dirigentes responsables, como Emilio Monzó, pero en términos generales es un gobierno muy irresponsable.

-¿Descarta compartir una fórmula con Cristina?

-Prefiero no hablar de fórmulas. Mi objetivo es entrar en la carrera presidencial.

-¿El gobierno kirchnerista fue un gobierno corrupto?

-No tengo dudas de que hay corrupción en todos los gobiernos. El gobierno que pasó está ahora bajo una fuerte presión mediática, en etapa de investigación. Hay un uso político de esa etapa muy fuerte. Muchas declaraciones de empresarios, más allá de que no se sabe bien si declararon libremente o no, son ciertas. Eso significa que ellos son coimeros y que coimearon a funcionarios.

-En 2009, hizo una alianza con Macri para ganarle al kirchnerismo. Hoy, se acerca al kirchnerismo para ganarle a Macri. ¿Puede explicarlo?

-Lo he explicado muchas veces porque han pasado nueve años. Tener que seguir explicándolo es un poco injusto. La verdad es que sí fue un error mío vinculado a que estaba en total desacuerdo con lo que había ocurrido con el enfrentamiento con el campo. Yo quería que ese gobierno cambiara el rumbo y para eso estaban las elecciones legislativas.

-¿Qué cosas lo acercaron en su momento a Massa y cuáles lo diferencian?

-El camino opositor ha sido complejo, porque las alternativas tenían que combinar el hecho de que yo fuera peronista y al mismo tiempo plantear opciones más moderadas. Eso me acercó a Massa. Pasamos tres elecciones y se vio que no había un camino del medio. El camino del medio es partir el peronismo. Es funcional a Macri.

-¿Es preferible un tercer mandato de Cristina que un segundo gobierno de Macri?

-Esa pregunta da por supuesto que esos son los candidatos y no es así. No quiero anticipar definiciones.

-¿Qué lo diferencia de Cristina?

-Yo no soy kirchnerista. Fui opositor siete años. Moderado y a veces equivocado, pero opositor. Ella se movió de una manera tal para que perdiéramos frente a Cambiemos. Pero eso ya pasó. Vamos cambiando las posiciones de acuerdo con cómo cambia la Argentina. Las diferencias con Cristina están en el pasado más que en el futuro.

-¿A quién votó en el ballottage de 2015?

-A Scioli.

-¿Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto tienen que estar en el frente opositor?

-Sí, tienen que estar. Algunos de ellos parecieran no querer, pero yo quiero que estén.

-La Cámpora propone una reforma de la Constitución. ¿Está de acuerdo?

-No, no es prioritario. La prioridad es un acuerdo general hecho desde el gobierno con todos los partidos políticos, empresarios y trabajadores, para el crecimiento. Es la única manera de terminar con la inflación y empezar a crecer.

-El diputado Larroque lo definió como un "moderado". ¿Le sienta bien esa definición?

-Moderado sí, tibio no.

-Compartió el acto en Luján con Hugo Moyano. ¿Tiene que ser parte de la construcción de un nuevo proyecto de país?

-No excluyo a nadie por estar bajo proceso. El acto molestó por su dimensión. Dijeron que había gente de la Iglesia que estaba enojada, pero esa gente nunca apareció.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?